La ANDE, solo en 2021, no facturó más de 5 millones de MWh

La Administración Nacional de Electricidad (ANDE) no facturó el año pasado 5.037.340 MWh, según se desprende del cotejo de datos que figuran en la compilación estadística que acaba de publicar. Esta cantidad equivale a la producción cinco años de una central como Acaray.

En 2021, la tasa de pérdida de energía eléctrica de la ANDE mostró un aumento del 11,5%, por consiguiente además de la ampliación y extensión el sistema eléctrico del país se impone el eficiente combate a sus actuales niveles de pérdida.
En 2021, la tasa de pérdida de energía eléctrica de la ANDE mostró un aumento del 11,5%, por consiguiente además de la ampliación y extensión el sistema eléctrico del país se impone el eficiente combate a sus actuales niveles de pérdida.

De acuerdo con los registros de la empresa eléctrica estatal, en 2021, la cantidad de MWh (1 MWh=1000 KWh) que facturó llega a 13.545.982, sin embargo el total que inyectó en ese ejercicio a Sistema Interconectado Nacional (SIN) trepa a es 18.583.322 MWh.

En otras palabras, entre la cantidad que recibió el SIN y la que pudo facturar el año pasado la ANDE hay una diferencia de 5.037.340 MWh, una cantidad equivalente a la producción de cinco años de la central nacional del río Acaray, claro en sus años de funcionamiento regular.

Si exploramos otra arista del problema y optamos por multiplicar la cantidad que la estatal no facturó en 2021 por la tarifa media general de la ANDE en ese ejercicio, o sea por G, 377.900 el MWh, nos acercaríamos mucho al valor, en dinero, de la cantidad que dejó de facturar la empresa eléctrica en ese ejercicio, una suma que inclusive araña los US$ 280 millones, si en la operación se utiliza el tipo de cambio que regía ayer en el mercado minorista de Asunción.

Cualquier contribuyente del fisco y con mayor razón el cliente de la ANDE, al observar la enorme brecha entre la cantidad de MWh que recibe el SIN y la que factura la estatal tiene derecho a una paciente y didáctica explicación de la empresa eléctrica, con mayor razón en una coyuntura en la que arrecian las versiones otro ajuste tarifario.

La ANDE pierde electricidad en su sistema

En principio, la primera explicación se relaciona con las pérdidas de energía eléctrica que sufre el sistema de la estatal, principalmente en su red de distribución y, en menor grado en sus líneas de transmisión.

Si comparamos con el servicio que presta la otra empresa estatal (Essap), cuya agua procesada, por ende costosa, según observamos con frecuencia se pierde a través de las multiples perforaciones, hendidruas, roturas, etc. de su sistema. La ANDE desperdicia 26,2 MWh por cada 100 MWh que inyecta a su sistema uy por las cuales paga y, por ende, descarga sobre su costo.

De acuerdo con las explicaciones oficiales hay razones técnicas (longitud excesiva de las líneas, el calor, etc.), no técnicas, como los robos de energía, no solo porque el un modesto habitante del algún asentamiento se colgó de sus redes, sino también, y principalmente, de ciertos establecimientos conocidos hoy como minerías de criptomonedas, que consumen subrepticiamente centenares de veces más.

Si cotejamos la tasa de pérdida del 2021 con la del 2020, veremos que la misma se incrementó en un 11,5%, en tanto que si la comparamos que la 2013, por ejemplo, 26,2% Vs. 26,9%, concluiremos que el combate a este oneroso inconveniente es estéril, sin resultados atendibles.

De la tasa de pérdida apuntada en 2021, recordemos, el 21,5% se detectó en las redes de distribución, en tanto que el restante 4,7% se produce en las líneas de transmisión.

Ajuste tarifario no es la única salida

En 2021, la ANDE pudo facturar solo el 72,9% (13.545.982 MWh) del total que inyectó al Sistema Interconectado Nacional (SIN) (18.583.322 MWh).

En otras palabras, entre una y otra cantidad se apunta una pérdida de 5.037.340 MWh, que estimado en valores actuales, (tarifa media de electricidad en 2021 y la paridad cambiaria de ayer en el mercado minorista local) en una suma cercana a los US$ 280 millones, cuyo combate eficiente permitirá a la estatal mantener sus ventajas en la región en materia tarifaria. Luego, el ajuste tarifario no es la única salida.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.