Prohibición de plásticos de un solo uso a partir de 2021 avanza en la UE

La Eurocámara aprobó ayer la prohibición de uso en la Unión Europea (UE) de la mayoría de plásticos de un solo uso, como los bastoncillos para los oídos o las pajitas para beber, a partir de 2021, en un intento de reducir su impacto en el ambiente.

ESTRASBURGO, Francia (AFP). Por 560 votos a favor, 35 en contra y 28 abstenciones, los eurodiputados reunidos en Estrasburgo (Francia) aprobaron prohibir estos productos, que incluyen cubiertos y platos, si existen alternativas.

Para otros tipos de artículos el objetivo es reducir su consumo a nivel nacional, ser más exigente en su diseño y su etiquetado o crear nuevas obligaciones para los productores en materia de gestión y de limpieza de los deshechos.

“El plástico envenena nuestros mares, mata a sus habitantes y nos amenaza, a nosotros, al final de la cadena. Era urgente actuar”, aseguró el ponente del acuerdo, el eurodiputado liberal belga Frédérique Ries.

La UE también se ataca a los plásticos llamados oxodegradables (considerados abusivamente como biodegradables aunque en realidad solo se fragmentan en partículas minúsculas), así como los recipientes de poliestireno expandido, que suelen usarse para la comida para llevar.

La legislación, que las instituciones europeas negociaron a fines de diciembre y ahora debe confirmar el Consejo de la UE, también crea el objetivo de reciclar el 90% de las botellas de plástico para 2029.

Su fabricación deberá contar además con un 25% de material reciclado para 2025 y un 30%, para 2030.

El texto también refuerza el principio de que quien contamina paga, en particular para la industria del tabaco, que tendrá que cubrir los costes de recogida y reciclado de los filtros de cigarrillos a partir de 2023.

Los productos cubiertos por esta legislación representan, según la Comisión, más del 70% de la basura marina, cuyos residuos se hallan en muchas especies como tortugas, ballenas y aves, pero también en peces y moluscos destinados al consumo humano.

Cuando presentó en mayo de 2018 su propuesta, Bruselas advirtió contra el riesgo de ver más plásticos que peces en el océano para 2050, si no se hacía nada para luchar contra la contaminación.

El pasado 15 de marzo, la comunidad internacional se comprometió a una “reducción significativa” del plástico de uso único en la próxima década.

Los 170 países reunidos en Nairobi para la IV Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente se comprometieron a “una reducción significativa de los productos plásticos de uso único hacia 2030”, como bolsas, vasos y cubiertos, afirma el acuerdo final de la reunión.

Cada año se vierten en los océanos ocho millones de toneladas de plástico.

La Asamblea de la ONU para el Medio Ambiente no tiene prerrogativas para forzar a los Estados a respetar sus compromisos, pero son una guía para los países.

Proteger los océanos

NACIONES UNIDAS (EFE). Los países de todo el mundo buscan cerrar a mediados de 2020 un texto jurídicamente vinculante que regule las aguas internacionales, que suponen más de dos tercios de los océanos.

Se trata de lograr un gran acuerdo que permita proteger la vida en alta mar en un momento en el que las amenazas son mayores que nunca por la contaminación, el calentamiento global y las nuevas tecnologías que abren la puerta a la minería en el fondo de los océanos y a una pesca más intensiva.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.