Messer fue fundador de la casa de cambios de Cartes

Más que hermanos del alma, Darío Messer y Horacio Cartes son socios comerciales desde hace años. Messer fue el fundador de Cambios Amambay SRL, que más tarde se convertiría en Banco Amambay SA, una de las principales empresas del Grupo Cartes. La compañía se constituyó antes de que Horacio Cartes se diera por detenido en Tacumbú y antes incluso de abrir cuentas secretas en el HSBC de Suiza, mismo banco usado por Messer.

Darío Messer fue uno de los fundadores de Cambios Amambay SRL en 1989, empresa que apenas tres años después se terminaría convirtiendo en Banco Amambay SA. El nombre del hoy prófugo de la justicia aparece en la escritura de constitución de la firma junto a otros dos socios: César Ignacio Monti Pérez y Mariano Roque Alonso, quien llegó también a figurar como directivo de la empresa.

La creación de Cambios Amambay fue el 17 de febrero de 1989, apenas 14 días después de la caída del dictador Alfredo Stroessner y fue registrada por el escribano Lorenzo Benítez López. El anuncio de la constitución de la firma fue publicado en la Gaceta Oficial en marzo de ese mismo año. Cambios Amambay nació con un capital social de G. 800 millones y un capital integrado de G. 480 millones. Ese año, cuando Cartes fue preso, la justicia le embargó bienes, casualmente, por el mismo monto del capital social de Cambios Amambay SRL. 

Investigado desde entonces

PUBLICIDAD

Messer se hizo de espacio en Paraguay gracias a la influencia de su amigo, Horacio Manuel Cartes Jara. Prófugo en Paraguay por culpa del escándalo de la evasión de divisas, Cartes fue acogido por Mordko Messer (padre de Darío) y su esposa en Río de Janeiro. Allí trabajaron juntos en operaciones de cambios de divisas hasta que Cartes desembarcó en la ciudad fronteriza de Ponta Porã. Allí vivió mucho tiempo con su familia en un modesto chalet sobre la avenida Vargas; desde esa dirección cruzaba cada día a la oficina en Pedro Juan Caballero donde recibían remesas de Messer desde Brasil. El dinero era cambiado a dólares y luego retornaba a Brasil o iba ya directo a Estados Unidos.

Según investigadores del caso LavaJato en Brasil, ya en ese entonces Darío formaba parte de un esquema familiar dedicado al lavado de dinero. Su padre, Mordko Messer, es considerado como el doleiro más antiguo del Brasil, ya vigente en aquellos días. A Darío, lo identificaban con el escándalo Banestado (de los 90); también fue acusado de ayudar al Partido de los Trabajadores a lavar dinero con el Mensalão (2005) y en el 2009 con el Operativo Sexta Feira se ordenó la captura de Darío y Rosane Messer (su esposa). Ella quedó detenida y el litigó desde la clandestinidad.

Cambios veloces y continuados

En julio de 1990, Cambios Amambay pasó de ser Sociedad de Responsabilidad Limitada (SRL) a una Sociedad Anónima (SA). El movimiento permitió mantener en secreto la identidad de los propietarios.

Un año y medio después, en febrero de 1992, la casa de cambios pasó a convertirse en Banco Amambay SA. De acuerdo a informes comerciales, el accionista mayoritario para ese entonces era Ramón Telmo Cartes, padre del expresidente de la República. Entre los directivos aparecían Guiomar De Gásperi Chávez, Carlos Eduardo Moscarda Mendoza y Eduardo César Campos Marín. En 2005, la parte mayoritaria de las acciones pasó a manos de Sarah Cartes, hermana del expresidente de la República. Esta última llegó a tener más del 91% de las acciones del Banco Amambay.

Dinero en “su” banco 

Aprovechando el crecimiento del poder económico y político de su “hermano del alma”, Darío Messer decidió desembarcar en Paraguay en 2011. Pero no fue sino hasta 2013, en coincidencia con la llegada de Horacio Cartes a la presidencia de la República, que comenzó a realizar los mayores movimientos de dinero, formar parte de comitivas oficiales y quedar invisible para el sistema financiero formal. Según la declaración jurada de Messer ante el Banco Nacional de Fomento (BNF), la mayor parte del dinero que declaró en Paraguay estaba en cuentas del Banco Amambay, banco que él mismo ayudó a fundar en febrero de 1989.

El brasileño Darío Messer aparece como uno de los tres fundadores de Cambios Amambay SRL, que apenas se convirtió en SA ya apareció el padre de Horacio Cartes como principal accionista.

Desde el 2005 aparece Sarah Cartes como principal accionista. Llegó a tener el control hasta del 91,09% del paquete accionario. La empresa figura dentro del Grupo Cartes según documentos.

Mariano R. Alonso y César Ignacio Monti Pérez son los otros accionistas que figuraban con Messer en febrero de 1989. En marzo HC abrió cuentas en un Banco suizo y en abril se dio por detenido.

Otro negocio vinculado a los socios y “hermanos del alma”

Eduardo Campos Marín, actual presidente del Banco BASA (Banco Amambay, ex Cambios Amambay SA y ex-SRL) aseguró a ABC Color en julio de este año que Darío Messer nunca tuvo relación accionaria con la firma. Los documentos demuestran que Messer no solo tuvo relación con Amambay sino que fue uno de los fundadores. 

Inversiones Tournon es otra de las sociedades en común entre Cartes y Messer. Darío tiene acciones en “Inversiones Tournon SA Panamá” según la declaración jurada que él presentó ante el Banco Nacional de Fomento (BNF) en noviembre de 2016. La sucursal Paraguay tiene como apoderado a Eduardo Campos Marín, Pdte del banco Amambay. En Paraguay, Inversiones Tournon fue constituida en 1996 ante el mismo escribano que constituyó casi todas las empresas del grupo Cartes y que también constituyó la empresa Chai SA, donde tienen acciones Darío Messer y el primo del expresidente de la República, Juan Pablo Jiménez Viveros, hoy preso y procesado por lavado de dinero.

Con un capital social de G. 51.625.000, aparece como apoderado Eduardo Campos Marín, quien en 1999 también figuraba como apoderado de Banco Amambay, creado diez años antes por Darío Messer. Inversiones Tournon SA también fue abierta como offshore en Uruguay en 1991 y en Panamá en 2009. Como directivo está Óscar Algorta, abogado uruguayo vinculado a Darío Messer y denunciado por el equipo Lava Jato de Río de Janeiro.

Tournon también figura como dueña de la estancia Nueva Esperanza –ubicada en la colonia Cerro Kuatia, de Capitán Bado– cuando en marzo del 2000 capotó allí un avión con matrícula brasileña que transportaba 20 kilos de cocaína.

Publicaciones de la época indicaban que el inmueble pertenecía a Horacio Cartes. Los investigadores dijeron que la droga era parte de un cargamento más grande y que habría sido enviado al poderoso narco brasileño Luiz Fernando Da Costa, “Fernandinho Beira Mar”.

Fahd Yamil

La sucursal Paraguay de Inversiones Tournon es igualmente propietaria de unos 21 inmuebles que estaban a nombre de Farid Yamil Georges, hermano del otrora capo narco Fahd Yamil Georges. El 6 de marzo de 2012, el propio Horacio Cartes admitía a ABC Color que Fahd Yamil había prestado dinero de su “humilde casa de cambios” Humaitá Cambios, en Pedro Juan Caballero. En esa oportunidad Cartes había dicho que Yamil prestaba dinero para producir soja, pero terminó entregándoselo a su hermano para una campaña política en Brasil. Como parte de pago por las deudas que contrajo con su empresa, el capo narco le entregó tres propiedades. “Quedó con cuenta impaga y lo que hizo fue entregar esas propiedades”, señaló Cartes a ABC Color.

juan.lezcano@abc.com.py

mabel@abc.com.py

mariana.ladaga@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD