US$ 1 millón de Itaipú para los publicistas de Mario Abdo

Dos agencias publicitarias ligadas a la campaña proselitista del presidente Mario Abdo Benítez fueron beneficiadas con sendos contratos con la Itaipú Binacional. Sin pasar por licitación alguna, las dos empresas se repartieron poco más de un millón de dólares. Los pagos fueron ordenados por el director paraguayo de la entidad, José Alberto Alderete, padrino político y jefe de campaña del Mandatario.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/PPSFI2WGWVF6ZL24QJZ22SDDTE.jpg

Cerca de US$ 1.100.000 (unos G. 6.600 millones) de Itaipú fueron repartidos sin licitación alguna a las agencias Mass Publicidad y Oniria TBWA, de acuerdo a documentos de la binacional a los que tuvo acceso ABC Color. Las dos firmas fueron las encargadas de la campaña proselitista que llevó a la Presidencia de la República al colorado Mario Abdo Benítez, y los pagos fueron ordenados por el director paraguayo de la entidad, José Alberto Alderete, quien fuera jefe de campaña del Mandatario.

La primera en resultar beneficiada con los millonarios fondos fue Oniria.

De acuerdo con los documentos, el 20 de diciembre último Itaipú autorizó el pago de G. 2.352 millones (unos US$ 393.000) a la agencia que tiene como presidente a Camilo José Guanes Mersán. 

PUBLICIDAD

El pago fue por “asesoría especializada en desarrollo creativo de piezas de comunicación y diseños de materiales visuales y afines”. No hubo licitación alguna para esta contratación. 

Oniria fue la encargada del marketing digital de la campaña proselitista de Mario Abdo Benítez. Llamativamente, esa misma empresa es la que recibe un contrato para producir material audiovisual de una entidad que cuenta con un amplio departamento de comunicación como es Itaipú.

US$ 700.000 para firma de asesor de Abdo

Pero el mayor contrato apareció hace algunas semanas, según revelan los documentos de la binacional. 

En enero último, el director paraguayo de la hidroeléctrica, José Alberto Alderete, ordenó la contratación directa de la firma Mass Publicidad SRL para el “diseño de estrategia de comunicación para la Itaipú”.

Mass Publicidad tiene como accionistas a Pascual Rubiani Yanho, José Gabriel Rubiani Yanho, Santiago Jesús de Filippis Céspedes, Carlos Alejandro González Bruno y a la firma Equipos Contables SA. 

Pascual Rubiani fue asesor de Comunicación de Mario Abdo y encargado de la publicidad de su campaña proselitista. 

Rubiani fue uno de los principales asesores de comunicación de Abdo, junto a la venezolana Verioska Velasco.

El contrato entre Mass Publicidad e Itaipú fue por US$ 696.000 (unos G. 4.000 millones) y tiene una duración de dos años. Al tratarse de una contratación directa, no existió licitación. La justificación para evadir este proceso es la supuesta incapacidad de competición.

Llamativamente, esa incapacidad de competición surge debido a que Itaipú buscaba usar únicamente una herramienta llamada “M-S-Brand”, propiedad exclusiva de la empresa del publicista del presidente de la República, Rubiani. 

“Pedido” de la asesoría de comunicación

El pedido de contratación directa de Mass Publicidad fue generado por la Asesoría de Comunicación del lado paraguayo de Itaipú. 

Curiosamente, esa dependencia solicita contratar servicios para desarrollar una estrategia de comunicación, algo para lo que ya existe la asesoría de comunicación. 

Para darle visos de legalidad, Alderete solicitó su parecer a la asesoría jurídica. Esta dependencia basó la mayor parte de su dictamen en diccionarios jurídicos y citó apenas una vez el reglamento de la institución. 

De la ley de Contrataciones Públicas nada dicen.

Sin relación con campaña, dice Rubiani 

Pascual Rubiani, accionista de Mass Publicidad, aseguró que nada tuvo que ver el haber trabajado en la campaña de Abdo para que la empresa sea elegida.

Aseguró que fue la propia Itaipú la que buscó a la firma por su larga trayectoria en el ámbito de la comunicación y que la de Abdo no fue la primera campaña en la que trabajó.

Insistió en que al tratarse de dinero público, actuaron con transparencia. Además, puntualizó que el monto del contrato es grande porque se trata de un vínculo de dos años y que representa una cifra muy por debajo de lo que gana la compañía con sus clientes del sector privado.

Hubo una selección, afirma

Camilo Guanes, presidente de Oniria, reconoció primeramente que la firma recibió una contratación directa de Itaipú, aunque luego señaló que existió una “selección”.

Aseguró que no tuvo nada que ver con la contratación el hecho de haber trabajado en la campaña proselitista de Mario Abdo. “Nuestras credenciales van más allá de ese trabajo”, puntualizó y aseveró que el monto que cobrarán de la institución es menor al que reciben de sus mayores clientes.

juan.lezcano@abc.com.py

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD