Esto sucedió

Hechos que fueron noticia décadas atrás...

Retrato del Cnel. Luis Irrazábal, héroe de Nanawa.
Retrato del Cnel. Luis Irrazábal, héroe de Nanawa.ABC Color Archiv

Primera Batalla de Nanawa

Del 20 al 24 de enero de 1933 se libró la primera batalla de Nanawa. “El Comando Supremo del Ejército boliviano, regido por el autócrata General Hans Kundt, recién posesionado al mando, y luego del desastroso contraataque del 27 de diciembre de 1932 emprendido por la División Peñaranda en los campos de Saavedra contra nuestra primera gloriosa División de Infantería, dispuso: Delenda est Nanawa”, recordó en un escrito Jorge R. García Delgado el 21 de enero de 1968, en ABC Color. Pero Nanawa se convirtió en el bastión de nuestra defensa rechazando la poderosa avalancha boliviana. La gloria corresponde especialmente al entonces Tte. Cnel. Luis Irrazábal, por ser el primer jefe paraguayo vencedor del General Kundt.

Veranos en Asunción

Aquellos veranos de Asunción, en el caluroso enero de 1968, los capitalinos los vivían a pleno. No pocos preferían quedarse a disfrutar de las aguas en la Bahía o en el balneario por excelencia de entonces, en las playas de Itá Enramada. Eran otros tiempos y otras costumbres. ABC encuestó a un centenar de personas para saber sus preferencias para vacacionar. Los varones de entre 18 y 30 años preferían veranear sin la familia. En cambio, las señoritas de igual edad prefieren ir acompañadas, o sea en grupo, pues admiten que si no, “una se aburre copiosamente”, decía la crónica.

Cupos para la caña paraguaya

En enero de 1968, el Ministerio de Industria y Comercio resolvió aprobar la Carta de cupo de producción de la caña para el ejercicio 1968 de tres quincenas por un lote de 5.065.785 litros de 43º GL a 15º C, así como las condiciones generales y precios. De acuerdo a las necesidades del mercado, la APAL podrá anticipar los plazos de entrega en cuyo caso se guardará el orden de prioridad de la producción. Las condiciones mínimas requeridas para la recepción son las siguientes: la caña debe ser límpida, incolora o ligeramente amarillenta; de olor y sabor característicos. Diluida con agua, no debe enturbiarse. El residuo por evaporación deberá ser despreciable, según la noticia publicada.

pgomez@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.