Diciembre en el siglo XV

Hoy, primer día de diciembre, viajamos al siglo XV para ver una célebre representación del último mes del año realizada por el taller de los hermanos Limbourg.

Diciembre en el siglo XV.
Diciembre en el siglo XV.Archivo, ABC Color

Encargado por Jean, duque de Berry, hacia 1410, y realizado por el taller de los hermanos Limbourg, Las muy ricas horas del Duque de Berry (Les Très Riches Heures du Duc de Berry) es un libro de horas del siglo XV con plegarias para cada una de las horas canónicas del día que se conserva en el Museo Condé de Chantilly, en Francia. La mitad de sus 206 folios están totalmente ilustrados y contiene 131 miniaturas, 300 letras capitales doradas y 1800 cenefas doradas. En su calendario hay representaciones de los meses del año con las labores, generalmente agrícolas, que en cada uno de ellos se realizaban. Hoy, domingo, primer día del último mes del año, saludamos el comienzo de diciembre con la ilustración correspondiente, una escena de montería. Es la parte final de la cacería, que culmina con la entrega de las partes menos nobles de la pieza a los perros. Por eso vemos a los sabuesos en el centro desmembrando al jabalí, mientras, a la derecha, uno de los cazadores toca en un cuerno de caza el «halalí», que proclama que la bestia ha sido abatida. La escena sucede en medio de un bosque; aunque es invierno, los árboles tienen todavía hojas, y en el horizonte se levanta el castillo de Vincennes, que fue terminado por Carlos V, con sus torres y su torreón central, y que, levantado por Luis VII, fue al comienzo un refugio de cazadores. En la parte superior, la carta astral del mes de diciembre nos muestra los signos zodiacales (sagitario y capricornio), las estrellas y el Sol.

crononauta700@gmail.com

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD