El tema de la semana

La Justicia anuló la semana pasada la sanción impuesta al Banco Nacional de Fomento (BNF) por el Banco Central del Paraguay (BCP) tras haber sido detectado en sumario numerosas y graves irregularidades relacionadas a multimillonarias transacciones de Darío Messer, “hermano del alma” de Horacio Cartes.

El Tribunal de Cuentas, segunda sala, hizo lugar a la acción promovida por el BNF contra una disposición del BCP de aplicar una multa de G. 10.665 millones a esa entidad bancaria porque hallaron fallas en el control antilavado en el caso de las cuentas de Messer. Con este recurso, la entidad se salva de la sanción y se deja sin castigo a los responsables. Los magistrados que rubricaron la resolución son: María Celeste Jara Talavera, Arsenio Coronel Benítez y Edward Vittone Rojas (en disidencia).

El BCP había realizado una auditoría y sumario en el BNF entre los años 2020 y 2021 por supuestas anomalías detectadas en transferencias del exterior en cuentas de Darío Messer y sus empresas Chai S.A. y Matrix, entre los años 2011 y 2016.

El ente regulador concluyó en junio de 2021 que el BNF incurrió en faltas administrativas en contravención de la Ley Nº 1015/97 y de la Res. Nº 349/13 de la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad). Exceso en límite de remesas, falta de debida diligencia en conocimiento al cliente, beneficiario final y origen de los fondos fueron algunas de las irregularidades descubiertas.

Las operaciones de Messer datan de la época en que Cartes era Presidente de la República, siendo presidente del BNF Carlos Pereira, hoy ministro del MUVH, y a cargo de la secretaría antilavado estuvo Óscar Boidanich.

Inmediatamente después de conocerse la medida, el BCP recurrió a la Corte Suprema de Justicia contra el Acuerdo y Sentencia N° 143 del Tribunal de Cuentas, que favoreció al BNF sobre la sanción aplicada en el caso de las cuentas de Darío Messer.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.