Índice de pobreza multidimensional: descripción y análisis

A lo largo de los casi últimos 25 años, la pobreza extrema a nivel mundial había disminuido. Sin embargo, este proceso se vio interrumpido con la llegada de la pandemia en 2020, a lo que se sumaron demás factores como los conflictos y el cambio climático, provocando una desaceleración en la reducción de la pobreza, de acuerdo con el Banco Mundial.

https://cloudfront-us-east-1.images.arcpublishing.com/abccolor/OQSMQWKYYRFYBDF2FTPO33DRRQ.jpg
GENTILEZA

A más de dos años de la crisis sanitaria, los indicadores de pobreza muestran una disminución en su trayectoria. En ese sentido y conforme con estimaciones del organismo, para el 2022 entre 75 y 95 millones de personas más podrían vivir en pobreza extrema con respecto a las proyecciones previas al covid-19. Esto, como consecuencia de los efectos persistentes de la pandemia, la guerra en Ucrania y el aumento de la inflación.

Para la Comisión Económica para América Latina y el Caribe, la pobreza en la región aumentaría de 29,8% en 2018 a 33,7% en 2022 y la pobreza extrema pasaría de 10,4% en 2018 a 14,9% este año.

Es de recordar que la pobreza se clasifica en varios tipos. Bajo determinados criterios de medición, se la cataloga como pobreza extrema, relativa y absoluta. También figuran la pobreza infantil, rural, material, estructural, urbana y social.

Organismos internacionales como las Naciones Unidades, el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional se basan en una serie de indicadores de medición. A decir, el Índice de Desarrollo Humano (IDH), Índice de Pobreza Humana (IPH), Índice de Gini y brecha de pobreza.

Si se considera desde la perspectiva de medición más utilizada, el Índice o Coeficiente de Gini, el sistema otorga únicamente la mirada desde el lado monetario. Por tanto, medir la pobreza como una única medida de ingreso es una forma imperfecta de comprender las privaciones de la población más pobre, debido a que no existen mercados que cubran las necesidades básicas y/o de bienes públicos.

El Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) es uno de los indicadores que identifican estas múltiples carencias a nivel de los hogares y las personas. De esta manera, complementar la información monetaria con la no monetaria proporciona una imagen global de la pobreza, ya que revelan quiénes son pobres y su condición.

Además, las medidas multidimensionales se pueden desglosar para revelar el nivel de pobreza en diferentes zonas de un país y entre diferentes subgrupos de personas.

Desde una mirada técnica, el Índice de Pobreza Multidimensional (IPM) -una metodología desarrollada por la Iniciativa de Pobreza y Desarrollo Humano de Oxford (OPHI por sus siglas en inglés)- es una medición de la pobreza que muestra la diversidad de necesidades que enfrentan las personas pobres en áreas como educación, salud, vivienda, entre otros.

El IPM refleja tanto la incidencia de la pobreza multidimensional (la proporción de personas en una población que son pobres multidimensionales), y su intensidad (el número promedio de carencias que cada persona pobre experimenta al mismo tiempo). (Multidimensional Poverty Peer Network -MPPN 2021).

En esta edición, describimos y analizamos los últimos datos sobre la pobreza multidimensional en Paraguay presentados por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.