La industria del secuestro: EPP, ACA-EP y delincuentes comunes nuevamente fueron protagonistas

Cuatro secuestros, un autosecuestro, los reiterados chantajes del grupo criminal Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP) y el segundo exterminio de la resurgida Agrupación Campesina Armada (ACA) marcaron presencia este 2021. La industria del secuestro definitivamente se instaló en nuestro país hace dos décadas, pese a que el ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, intentó en varias ocasiones minimizar el terror que causan los plagios, principalmente en los departamentos de Concepción, San Pedro y Alto Paraná.

Cinco secuestros y el segundo exterminio de la Agrupación Campesina Armada marcaron los hechos policiales este año.
Cinco secuestros y el segundo exterminio de la Agrupación Campesina Armada marcaron los hechos policiales este año.Leda Sostoa, ABC Color

Secuestro de Jorge Ríos (28 de junio-03 de julio)

El primer plagio del año fue el del altoparanaense Jorge Ríos, quien fue secuestrado el 28 de junio por hombres armados que llegaron a la estancia “Dos Hermanos”, ubicada en el distrito de Sargento José Félix López (ex Puentesiño), departamento de Concepción. Los miembros de la Agrupación Campesina Armada- Ejército del Pueblo (ACA-EP) fueron los plagiadores y exigieron US$ 200.000 por la liberación. Tuvieron un primer contacto con la familia; sin embargo, luego se llamaron a silencio y el 3 de julio el cuerpo del joven fue encontrado en el asentamiento Alto Caracol, Mato Grosso do Sul, Brasil, en cercanías del río Apa.

Lea más: Hallan muerto a Jorge Ríos, secuestrado por criminales de la ACA

Autosecuestro de Juan Carlos Olmedo Fernández (26 de julio-28 de julio)

La tarde del 26 de julio se supo del secuestro de un peón de estancia y los plagiadores exigieron G. 200 millones por el rescate. Se trató de Juan Carlos Olmedo (46), peón de la estancia Pindoty de Tacuatí, departamento de San Pedro, quien -según los datos- fue raptado en un camino vecinal adyacente al establecimiento. No se dejó ningún panfleto, pero el pedido de dinero se hizo mediante una llamada telefónica a sus familiares.

Un día después, el hombre fue liberado sin pagarse el rescate. Sin embargo, con el correr de las horas se reveló que el secuestro en realidad fue un autosecuestro y la supuesta víctima fue detenida, al igual que sus cómplices.

Lea más: Policía confirma autosecuestro del peón Juan Carlos Olmedo

En este caso fueron detenidos: Nelson Darío Arce Duarte, Alfredo Arce Duarte, Luis Adilson García Gill, Richard Javier Gayozo Duarte y Juan Carlos Olmedo. El fiscal Arnaldo Agüero los imputó por la supuesta comisión de los hechos punibles de asociación criminal, extorsión, extorsión agravada, privación de libertad y simulación de hecho punible.

Secuestro de Sandra Maceda (14 de agosto-17 de agosto)

En la colonia General Díaz del distrito de Mbaracayú, en Alto Paraná, se produjo el plagio de Sandra Cristina Maceda Rubert, esposa de un productor brasileño, la tarde del 14 de agosto, cuando salió a hacer su caminata rutinaria. Los plagiadores solicitaron como rescate US$ 250.000. Tras un trabajo de inteligencia se realizó el operativo de rescate en la Colonia Guaraní, a unos 30 kilómetros de la residencia de la mujer. Los policías rodearon la zona de rescate y la localidad de Puerto Indio con el objetivo de capturar a los autores del plagio.

Lea más: Rescatan sana y salva a brasileña secuestrada en Mbaracayú

Los captores eran “paseros” que operaban por el lago de Itaipú para transportar cargas en la frontera entre Paraguay y Brasil, pero, debido el control de autoridades brasileñas, cambiaron de “actividad” y habrían perpetrado el secuestro. Por este caso fue detenido Alan Shuster Pffeifer, quien afronta cargos por secuestro, privación de libertad, extorsión, extorsión agravada, coacción grave y asociación criminal. También fueron imputados por la misma causa: Germán Barreto Ocampos, Marcos González Flores, Pablo González Flores, Hernán Barreto González, Blanca González, Joel Andrés Gaona y el adolescente R.B.G. (17).

Secuestro y asesinato de Helmut Ediger Friesen y sus empleados (22 de noviembre)

El secuestro de las cuatro personas ocurrió a las 11:00 del 22 de noviembre pasado en el establecimiento ganadero “Ediger”, del colono Helmut Ediger Friesen, ubicado en la compañía Bola Cua, distrito de San Estanislao, departamento de San Pedro.

El colono junto con Eder Cordeiro Machado, hijo del capataz; su padre Odair Dos Santos y Rolando Díaz González fueron secuestrados cuando estaban realizando una inspección de ganado a 500 metros de la finca. Los plagiadores solicitaron G. 2.000 millones, monto que fue pagado por los familiares. Sin embargo, de igual manera, tres secuestrados fueron asesinados a sangre fría ese mismo día. Afortunadamente, Eder Cordeiro Machado (18) pudo liberarse de sus captores y solicitó ayuda y luego guió a los investigadores hasta donde estaban los cuerpos.

Lea más: El relato cronológico del secuestro y asesinato del colono y sus peones

Cuatro días después, el 26 de noviembre fue detenido Alfredo Benítez, en San Estanislao, y en la zona conocida como compañía Santa Teresa los investigadores hallaron enterrada una suerte de conservadora en donde se encontró G. 1.000 millones, la mitad de lo pagado: G. 2.000 millones por el rescate. Mientras que está siendo buscado Cleomar Neves, quien trabajó para el colono casi 9 años y que conocía todas sus actividades. Los investigadores indicaron que el brutal asesinado, pese al pago por el rescate se debió a que el colono reconoció a sus secuestradores y para evitar se descubiertos optaron por aniquilar a las tres personas.

Lea también: Asesinato de menonita: los rescates pagados que fueron recuperados

Secuestro de Peter Reimer (06 de diciembre-14 de diciembre)

Para no quedarse atrás, el grupo criminal EPP secuestró al colono menonita Pedro Reimer, de profesión electricista, de la colonia Río Verde. El hombre fue llevado de la estancia Guyra Campana, ubicada entre Tacuatí y Santa Rosa del Aguaray, departamento de San Pedro, el 6 de diciembre. En un panfleto, los del EPP exigieron la entrega de víveres por un valor de US$ 500.000 a unas 20 comunidades diseminadas en varias zona del país.

Lea más: Liberan al menonita Peter Reimer, tras 8 días de secuestro

David Reimer, padre de la víctima, realizó varias gestiones, se endeudó para poder cumplir con las exigencias del grupo criminal y de esa manera el 14 de diciembre el electricista fue liberado.

Segundo exterminio de la Agrupación Campesina Armada

El Comando de Operaciones de Defensa Interna (CODI) anunció la noche del 19 de noviembre que en un enfrentamiento fueron abatidos tres miembros de la ACA-EP y que en una segunda balacera murió un cuarto hombre de la banda criminal. Sin embargo, luego se evidenció que los militares quisieron quedarse con el crédito del exterminio de los criminales, quienes fueron asesinados presuntamente por narcotraficantes en la zona del Parque Nacional Paso Bravo, en Sargento José Félix López (ex Puentesiño).

Los abatidos fueron: Laubrindo Balbuena, Víctor Mariz Domínguez, Fredy Florenciano Campusano y Emiliano Romero Valiente. Luego, durante un operativo de la Policía Nacional fue abatido el 16 de diciembre Elizandro Balbuena Mariz y fueron reducidos mientras dormían los hermanos Sergio y Francisco Mariz Domínguez y Merardo Florenciano. Con la caída de Elizandro se cerró el círculo de la refundada ACA-EP y de esa manera se dio el segundo exterminio de la agrupación.

Lea más: Confirman que abatido en tiroteo en Puentesiño era último miembro de ACA-EP

Lea más: En tres meses, ACA-EP recorrió 284 kilómetros, cometió ocho golpes y mató a tres civiles

Los golpes de ACA-EP en 2021

Asesinato del policía Ramón Ávalos Pereira (42) en un ataque a la comisaría 15ª, en Puentesiño (1 de marzo); ataque al retiro Campo Natural de la estancia San Jorge, en Arroyito (28 de marzo); asesinato del discapacitado Celso Torales Acosta (52), en Paso Mbutu (2 de abril); ataque al casco central de la estancia Reunidas, en Horqueta (18 de abril).

También se tuvo un ataque en el retiro Campana de la estancia Diamante, en Paso Barreto (22 de abril); ataque a la subcomisaría 20ª de Frontera Curuzú Ñu, en Loreto (25 de abril); asesinato del peón brasileño Jonás Fernando Alves (38) en la estancia San Jorge, en Puentesiño (12 de junio); ataque a un retiro de la estancia Machuca Cue, en Paso Barreto (18 de junio); secuestro y asesinato de Jorge Manuel Ríos Barreto (24) en la estancia Dos Hermanos, en Puentesiño (28 de junio).

Así también, el ataque a peones de la estancia Nathalie, en Puentesiño (13 de julio); asesinato de los policías Dionisio Ávalos Pereira (44) y Odelio Insaurralde Rodríguez (37) y del guardia de seguridad Leónido Medina Ovelar (35), en San Alfredo (3 de agosto); ataque al casco central de la estancia Retiro Cordone, en San Alfredo (6 de agosto) y, por último, ataque al casco central de la estancia Tres Ollas, en Itacuá (17 de setiembre).

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.