El cannabis medicinal: ¿legal o ilegal?

La organización Mamá Cultiva estuvo en el “ojo de la tormenta” en las últimas semanas debido a que repartió 1.000 plantines de cannabis. En Paraguay aún es irregular el uso medicinal de esta hierba, debido a que no se cumple lo que establece la Ley 6007.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/M5GLU6HVQNDQBBVXEKW4IJ77FE.jpg

El uso medicinal del cannabis cada día gana adeptos en el Paraguay y en el mundo, principalmente por las experiencias de muchas madres que utilizan el aceite de cannabis para tratar alguna dolencia crónica de sus niños.

Cynthia Farina, titular de la Organización Mamá Cultiva, aclaró que el aceite de cannabis no se vende dentro de la organización. Lo que hacen los integrantes es capacitar a las madres cuyos hijos necesitan, a fin de que ellas puedan prepararlo. “Debido a la situación actual en nuestro país, en estos momentos cada familia es quien cultiva para obtener la medicina de su hijo”, puntualizó.

Farina explicó que como organización trabajan con protocolos latinoamericanos para cosechar la planta. Lo que buscan es el  autocultivo.

PUBLICIDAD

El uso del cannabis medicinal saltó al tapete estas últimas semanas porque Mamá Cultiva organizó el pasado 12 de mayo un festival para las madres en la Plaza Italia. Allí se repartieron 1.000 plantines de cannabis con el fin de solicitar al Gobierno el cumplimiento de la Ley Nº 6.007, que establece el estudio del uso medicinal del cannabis.

“El 27 de diciembre de 2017 se promulgó la Ley 6.007, en donde el Estado se compromete a garantizar el acceso gratuito al aceite de cáñamo y demás derivados de la planta de cannabis a toda persona que se incorpore al programa. Queremos que se haga el Registro Nacional Obligatorio de Usuarios de Productos Derivados del Cannabis para que muchas personas puedan acceder a un tratamiento”, dijo Farina.

Actualmente, el aceite de cannabis es vendido en el mercado nacional por ciertas farmacias habilitadas por el Ministerio de Salud, a un costo aproximado de G. 1.800.000 por cada 240 ml.

La titular de “Mamá Cultiva” indicó que cada frasco de aceite cuesta unos G. 2 millones, solo dura 15 días y muchas familias no tienen ese dinero, por lo que asisten a las capacitaciones de la organización para, de esa manera, procesar su propio medicamento.

Consultada sobre las miles de versiones que surgieron luego del festival y que incluso se pidió que se procese a los organizadores del evento, Farina manifestó que la organización se pone a disposición de las autoridades para todo lo que se requiera en la investigación.

Aclaró que siempre informan al Ministerio Público las actividades que realizarán y sobre todo siempre están dentro de lo que se establece en las leyes. “No somos narcos, no somos criminales; lo único que buscamos es alivio para nuestro ser querido. Buscamos en la medicina convencional y no tuvimos muchos resultados”, refirió la mujer.

Cynthia Farina manifestó que ella extrae el aceite de marihuana para darle a su hija que padece epilepsia. “Desde que comenzó tratamiento hace dos años, ya no ha habido necesidad de que vaya a un hospital”, dijo la mujer.

Explicó que desde la organización se ayuda a familias en las que alguien sufre de epilepsia, cáncer, autismo, parkinson, artritis, lupus y enfermedades similares para mejorar la calidad de vida. No se distribuye los plantines al azar o a todos los que quieran, sino que se capacita a los familiares cuyos miembros tengan alguna dolencia.

Farina manifestó que están viendo para que se presente la modificación de la Ley Nº 1340, en que se plantearía la eliminación de la marihuana de la lista de sustancias peligrosas. En específico, el artículo 34 de la ley dice que “el que sembrare, cultivare, cosechare o recolectare plantas que sirvan para la fabricación de estupefacientes o drogas peligrosas” será condenado con 10 a 20 años de prisión.

“Se criminaliza mucho el uso del cannabis. Nosotros exigimos el derecho a la salud, no queremos que nos criminalicen más, porque nos ponen al nivel de los narcotraficantes”, lamentó.

En la Cámara de Senadores duerme desde marzo pasado el proyecto de ley que busca la legalización del cultivo, comercialización, uso medicinal y recreativo del cannabis, que fue presentado por el senador Paraguayo Cubas.  

En su argumentación el legislador sostiene que la erradicación de la marihuana es imposible y que debe ser regulada, para controlar la droga desde una política de salud pública.

Plantea dejar de criminalizar el consumo de la marihuana y propone un catastro de los consumidores y autoproductores. Además, indica que con eso se pondrá fin a la red de narcotraficantes instalados en el Paraguay.

A nivel mundial varios países tienen legalizado el consumo recreativo de la marihuana y la tendencia de la legalización para el uso medicinal va en aumento.   

En nuestro país urge la creación del Registro Nacional Obligatorio de Usuarios para que de esa manera se deje de ver como “criminales” a las madres que solo buscan un bienestar para sus hijos enfermos y también para que se persiga a los verdaderos narcotraficantes que se forran con la producción y distribución de la marihuana.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD