Lluvia favorece al agro y esperan buena cosecha en el Este

CIUDAD DEL ESTE. Las lluvias registradas en los últimos días favorecen al agro y a los cultivos, que prácticamente ya están desarrollados para una buena cosecha, según el ingeniero Rubén Sanabria, de la Coordinadora Agrícola del Paraguay. En algunos lugares se reportaron fuertes vientos y la caída de granizos, que dañaron las plantaciones.

Un agricultor en medio de una plantación de maíz.
Un agricultor en medio de una plantación de maíz.gentileza

“Ya no necesitamos precipitaciones, porque con esta lluvia los cultivos prácticamente ya están listos. Si vuelve la lluvia en 15, 20, o 30 días, es mejor para poder cosechar bien seco, en unos 40, 45 días”, explicó el ingeniero Rubén Sanabria, representante de la Coordinadora Agrícola del Paraguay (CAP).

Entre ayer y hoy se registró un significativo volumen de precipitaciones en Alto Paraná. En Hernandarias se tuvo el lunes 13,8 milímetros; hoy fue de 33 milímetros. Mientras que en Minga Porã se acumularon en los dos días 33,2 milímetros, según el informe de la Dirección de Meteorología e Hidrología.

Las frecuentes lluvias llegan en un momento en que los cultivos se encuentran en etapa final de desarrollo. Se trata del maíz, la soja zafriña y el sorgo, que son los principales rubros en producción en esta época en Alto Paraná.

Según los datos, en las tierras rojas del décimo departamento están plantadas unas 100.000 hectáreas de soja zafriña, unas 150.000 hectáreas de maíz y cerca de 80.000 hectáreas de sorgo.

El ingeniero Sanabria recalcó que la lluvia no perjudica a los cultivos, sí lo hacen los vientos fuertes y granizos que en ciertas ocasiones acompañan a las precipitaciones.

Embates climatológicos

El lunes se registraron vientos huracanados y caída de granizos que afectaron parcelas de plantaciones de soja y maíz en el distrito de Los Cedrales. “No cuantificamos la cantidad que se perdió en ese lugar, no tenemos todavía evaluado porque prácticamente no paró la lluvia”, comentó el referente de la CAP.

En otro momento, el especialista agrícola alertó que las precipitaciones provocan mucha humedad, que a su vez propicia la proliferación de enfermedades, y plagas que se reproducen con mayor rapidez, como la roya en el caso de la soja. “El productor tiene que estar atento para las pulverizaciones contra las enfermedades y plagas”, añadió.

A finales de mayo e inicio de junio se cosecharán los cultivos, y se espera un alto rendimiento de la producción, en la esperanza de compensar las pérdidas en la anterior campaña sojera a raíz de la sequía.

Enlance copiado

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.