Consejo de la EBY nunca aprobó construcción de estadio para 30.000 espectadores

ENCARNACIÓN. Un informe proporcionado por la Entidad Binacional Yacyretá (EBY) da cuenta que el proyecto de elevar a 30.000 la capacidad de espectadores nunca fue aprobado por el Consejo de Administración del ente. La obra no fue recepcionada por la Liga Encarnacena de Fútbol (LEF), destinataria del estadio, porque se incumplió con el compromiso de elevar a 30.000 aforos.

En el estadio deportivo actualmente no existe actividad alguna, desde que la EBY resolvió entregar la obra como concluida la liga encarnacena de fútbol.
En el estadio deportivo actualmente no existe actividad alguna, desde que la EBY resolvió entregar la obra como concluida la Liga Encarnacena de Fútbol.Juan Augusto Roa, ABC Color

La construcción del estadio de la LEF es una obra de reposición funcional ejecutada por la EBY en reemplazo del estadio “Villa Alegre”, afectado por el recrecimiento del embalse del río Paraná como consecuencia de la construcción de la usina eléctrica.

En el año 2006 el Consejo de Administración de la EBY -el Consejo está integrado por representantes paraguayos y argentinos- aprobó la relocalización del estadio, con un presupuesto de USD 3.000.000, y una infraestructura con capacidad para 15.000 espectadores.

En el año 2009, en fecha 29 de diciembre, bajo la dirección de Carlos Cardozo, durante el gobierno de Fernando Lugo, la EBY suscribe un preacuerdo con la Liga Encarnacena, para el desarrollo de un proyecto ejecutivo para 30.000 personas, pero este preacuerdo no fue aprobado por el Consejo, según el informe de la entidad.

Ampliar el estadio de fútbol de Encarnación no es prioridad en este momento, dice Nicanor

En el 2015, Yacyretá solicitó a la Liga Encarnacena autorización para llamar a licitación para la primera etapa de la construcción del estadio con capacidad para 8.000 personas.

En junio de ese mismo año se adjudicaron los trabajos a la empresa Baumann y Asociados por G. 27.969.888.587, pero por imposibilidad de la empresa en ejecutar la obra es rescindido el contrato, en agosto de 2017.

Mediante un nuevo llamado a licitación es adjudicada con la obra la empresa Tecnoedil S.A. Constructora, por un monto de G. 27.525.216.581, y ese mismo año inician los trabajos, durante la presidencia de Horacio Cartes.

En agosto de 2019, por resolución 892 de la EBY, se aprobó una adenda al contrato de Tecnoedil, por la cual se amplió en 8.000 personas la capacidad del estadio, con lo que la capacidad llega a los 16.000 espectadores.

A la obra del coliseo deportivo se sumó la construcción de dos accesos viales al estadio. Una de ellas empalma con la ruta PY06 “Dr. Juan León Mallorquín”, con una inversión de G. 23.986.086.439, y otra vía, con un puente sobre el arroyo Kuri’e incluido, que conecta el barrio Chaipé, lugar de emplazamiento del estadio, con el barrio San Francisco, en el vecino distrito de Cambyretá, con una inversión de G. 34.462.179.437, con un monto de inversión de unos G. 60.000.000.

LEF rechazó estadio construido por EBY

Reclamo de la LEF

El argumento de LEF para no aceptar la recepción de la obra obedece a que, según el presidente del organismo, Jorge González, existe un compromiso para elevar la capacidad a los 30.000 espectadores. Son unas 14.000 butacas faltantes, sostuvo, durante una presentación realizada ante la Junta Departamental de Itapúa (JDI), el lunes pasado.

Este compromiso fue plasmado en un contrato, número 674/11, suscrito el 29 de agosto de 2011, por el cual se acuerda el desarrollo de un proyecto ejecutivo para 30.000 personas. Este acuerdo, sin embargo, no llegó a tener aprobación del Consejo de la EBY.

Si bien la EBY cumplió con la construcción de la segunda fase, que establecía una capacidad para 16.000 espectadores, faltan el equipamiento de dos vestuarios, sala de transmisión, el sistema de cámaras de seguridad, toda la zona preferencial y las 14.000 butacas faltantes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05