¿Cuáles son las razas de perros más propensas a infecciones del oído?

La médica veterinaria Vanessa Pozzoli, afirma que las infecciones de oído (clínicamente conocidas como otitis externa) son afecciones comunes en los perros. Estas ocurren cuando el revestimiento de la oreja de un perro se inflama y se engrosa en una o ambas orejas.

La médica veterinaria Vanessa Pozzoli.
La médica veterinaria Vanessa Pozzoli.gentileza

“La infección puede tener mal olor, cambiar de color y, a menudo, concomitar con mucho dolor. Si no se trata, la infección puede extenderse más profundamente por el canal auditivo y causar daños aún más graves. Muchas veces inclusive estos pacientes que ingresan para consulta, aparte de presentar otitis, llegan con alteraciones alimentarias, bajan de peso muy drásticamente y el aspecto general de la mascota se ve muy deteriorado”, explica la médica veterinaria Vanessa Pozzoli.

Pozzoli dice que existen ciertas razas que son particularmente propensas a las infecciones de oído, entre ellas podemos nombrar al Beagle, basset hound, el Shar pei, el Labradoodle, el Cocker spaniel y el Golden retriever.

“En términos generales, los perros con orejas largas y colgantes tienen un riesgo mucho mayor de infección de oído en comparación con los perros de orejas cortas y puntiagudas ya que estas razas al tener las orejas más largas por lo general quedan más tiempo húmedas luego de entrar en contacto con el agua de bebida o mismo porque tienen mayor predisposición a acumular humedad. Lo cierto es que también estamos teniendo problemas de otitis en razas braquicefalicas (de nariz chata) como ser el pug, bulldog francés y bulldog Inglés y razas peludas que acumulan mucha cantidad de pelo en forma de bola de pelo dentro de los oiditos como los caniches y yorkshires”, comenta Vanessa Pozzoli.

La importancia de ir a la veterinaria

Vanessa hace un llamado a las personas que tienen mascotas sobre la importancia de ir a la veterinaria. “Esto nos lleva a replantearnos sobre la importancia de llevar al veterinario a las mascotas para controles periódicos, sobre todo si se tiene alguna raza de las mencionadas con alta predisposición a desarrollar otitis. No es una afección para dejar pasar, hay que tratar”.

“Por último, las recurrentes infecciones de oídos en nuestros pacientes requieren buscar al agente causal o los agentes causales para que el tratamiento sea el correcto y por el tiempo correcto”, enfatiza la veterinaria.

Además, recuerda que las otitis bacterianas, fúngicas y parasitarias son con frecuencia de naturaleza secundaria, por lo que debe identificarse y tratarse la causa subyacente.

“El animal podría estar incubando una enfermedad de base mucho más grave que está dando alteraciones en la piel, prurito (picazón) y como consecuencia del rascado excesivo, Otitis”.

“Debemos siempre buscar a fondo y descartar todo tipo de patologías que pudieran estar incubando nuestras mascotas si la Otitis persiste, de lo contrario solo estaríamos tratando el problema de infección de oído y no la base del problema”.