La obesidad en gatos aumenta riesgos de padecer otras enfermedades

La veterinaria Celeste Ortiz nos comenta que la obesidad en gatos es muy frecuente. Consideramos que nuestros pacientes se encuentran con sobrepeso cuando su peso supera 20% del peso ideal, por esta razón la alimentación de un gato debe ser controlada ya que la obesiad aumenta riesgos de padecer otras enfermedades.

La obesidad en los gatos aumenta los riesgos de padecer varias enfermedades, como ejemplo citamos la diabetes mellitus, enfermedades del tracto urinario, acumulación de grasa en el hígado entre otras enfermedades.
La obesidad en los gatos aumenta los riesgos de padecer varias enfermedades, como ejemplo citamos la diabetes mellitus, enfermedades del tracto urinario, acumulación de grasa en el hígado entre otras enfermedades.gentileza

“Para el control de peso de nuestros pacientes felinos tenemos en cuenta la edad y raza para determinar cual es el peso óptimo. Uno de los síntomas principales que puede observar el tutor del felino, es cuando dejamos de sentir sus costillas debido a la cantidad de grasa que recubre la zona”, manifiesta la veterinaria Celeste Ortiz.

Señala Celeste Ortiz que la obesidad en los gatos aumenta los riesgos de padecer varias enfermedades, como ejemplo citamos la diabetes mellitus, enfermedades del tracto urinario, acumulación de grasa en el hígado entre otras enfermedades.

“También podemos observar complicaciones asociadas al sobrepeso como el aumento del riesgo anestésico, problemas respiratorios y función inmune disminuida”.

Factores de riesgo

La veterinaria explica que el aumento de peso se produce cuando un gato ingiere mas calorías de las que gasta. Pero existen factores que pueden predisponer al gato a ganar peso, por ejemplo, los gatos esterilizados tienden al aumento de peso más fácilmente que los gatos enteros.

Esto es debido a que los gatos esterilizados requieren menos energía que los enteros para mantener su peso estable al disminuir la actividad física, ya que un gato entero tiende a deambular. Al esterilizarlo, la actividad física de ese gato disminuye, por esta razón es importante cambiar la alimentación de un gato esterilizado a un balanceado especial prescrito por el veterinario.

“La alimentación del gato con una dieta muy palatable, alta en calorías y administrando a libre demanda favorece la obesidad”.

“La edad del gato también es uno de los factores, los gatos menores de dos años tienen menos probabilidades de adquirir obesidad, a diferencia de los gatos de 2 a 10 años que ganan peso mas fácilmente” menciona Celeste.

Tratamiento para la obesidad en gatos

El tratamiento puede durar un año debido a que es peligroso que un gato obeso pierda peso rápidamente, al perder peso de una forma rápida el gato puede desarrollar lipidosis hepática, una enfermedad fatal debido a cambios bruscos en el metabolismo.

“La perdida de peso debe ser gradual, por esa razón es importante acudir al veterinario para un cambio de alimentación y seguimiento, además de la dieta prescrita por su veterinario se debe animar a los felinos a realizar actividad física estimulándolo con juegos”.

“Es importante una vez iniciado el tratamiento y alcanzado el peso ideal seguir con las visitas al veterinario para un control general y evitar que el gato vuelva a subir de peso”, concluye la profesional.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.