Gran afluencia de fieles que ya peregrinan a Caacupé

Este domingo 25 de noviembre, la Basílica de Caacupé y sus inmediaciones ya registran un importante número de fieles que acuden a pagar su promesa, con el objetivo de adelantarse a la fecha de principal afluencia.

Las familias con niños de todas las edades llegan peregrinando a la Basílica.
Las familias con niños de todas las edades llegan peregrinando a la Basílica.

El jueves 28 de noviembre inicia oficialmente el novenario de la Virgen de Caacupé, pero ya este domingo fue aprovechado por los fieles que acudieron en importante cantidad a pagar sus promesas y agradecer a la Virgen de los Milagros por los favores recibidos a lo largo del año.

En la ciudad, por su parte, las vendedoras de chipa, butifarra, ensalada de frutas y otros comestibles ya están apostados en puntos clave para ofrecer a los turistas todo lo que puedan necesitar.

Igualmente, los comerciantes tienen a disposición la tan buscada agua bendita, que los creyentes adquieren con mucha fe en busca de sanar sus afecciones.

Remeras, rosarios y otros objetos relacionados a la Virgencita Azul también son ofrecidos.

La Basílica, entre tanto, se encuentra renovada esperando la llegada de los católicos a esta nueva festividad.

Fieles agradecen protección

Entre los peregrinos que ya caminan por la Ruta PY02 nos encontramos con Higinio Velázquez, un comerciante que nos comentó que sufrió un asalto a mano armada este año, y que pese a recibir disparos, salió ileso.

Por eso, junto a toda su familia caminó 17 kilómetros desde Tobatí para agradecer a la Virgen y clamar por más seguridad para todos los paraguayos.

De acuerdo a lo expresado por el intendente de la ciudad, Diego Armando Riveros González (PLRA), a partir del martes de esta semana ya estarán presentes las carpas del Ministerio de Salud para los peregrinantes que se descompensen y necesiten primeros auxilios.

Se preparan desde julio

Riveros comentó que la festividad de Caacupé se prepara desde el mes de julio, con una serie de trabajos en coordinación con instituciones del Gobierno Central planificando el operativo. El intendente reconoció que la tarea siempre es grande y “hay cosas que están faltando”.

“Estamos apurado la reparación de caminos que es nuestra preocupación siempre. Luego está el tema de la basura para mantener limpia la ciudad; eso es algo esencial y complicado. El volumen de gente ya a estas alturas nos obliga a tomar medidas para ir sacando la inmensa cantidad de basura”, explicó Riveros.

El administrador de la ciudad indicó que para el jueves ya se tendrán los caminos en condiciones.

Ventas en calle se permiten

En cuanto a los vendedores, Riveros manifestó que las prohibiciones se van flexibilizando de acuerdo a la situación. “Es la única forma que ellos tienen de llevar sustento a sus hogares, y una oportunidad magnífica para ellos de entrar en contacto con gente que llega al santuario, por eso les permitimos estar en zonas donde normalmente no deberían”, dijo.

No obstante, todos los vendedores tienen que pasar por la Municipalidad de Caacupé donde se les hace un registro, se les entrega un carnet y un chaleco.

Por otra parte, ya se preparan los refuerzos de la Policía Nacional y entidades del Estado, como la Empresa de Servicios Sanitarios del Paraguay (Essap) y la Administración Nacional de Electricidad (ANDE) que trabajarán en la ciudad.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05