Aglomeración en el Puente de la Amistad es un foco de contagio

La aglomeración de paraguayos en el Puente de la Amistad sería un foco de contagio que explica la cantidad de casos positivos de COVID-19 de compatriotas que vienen del Brasil, al menos en parte, reconoció el ministro asesor de Asuntos Internacionales, Federico González. Casi el 10% de los que ingresaron al país estaban infectados.

El albergue en el Comando de Artillería de Paraguarí.
El albergue en el Comando de Artillería de Paraguarí.Emilce Ramírez. corresponsal

“De los 2.900 compatriotas que ingresaron, el 85% lo hizo a través del Puente de la Amistad. Y con otra particularidad: de ese total de 2.900, 242 son las personas (...) que dieron positivo y fueron aislados y trasladados inmediatamente a centros especiales que tenemos, aclarando que no son hospitales, son centros de albergues pero ya para compatriotas que hayan dado positivo", informó a ABC el ministro asesor del Ejecutivo, Federico González.

Aclaró que estos números fueron actualizados ayer y no se incluyen los datos dados a conocer hoy por el Ministerio de Salud con 101 nuevos casos positivos, de los cuales 99 corresponden a compatriotas que llegaron de Brasil, por lo que la cantidad de personas que ingresaron al país y estuvieron o están infectadas con COVID-19 quedaría en 341.

Teniendo en cuenta que los casos confirmados de la enfermedad ascienda a 563, el 60,5% de ellos corresponden a personas que llegaron del extranjero.

Nota relacionada: Récord de COVID-19: confirman 101 nuevos casos y 99 vinieron del Brasil

González reconoció que la aglomeración de personas en el Puente de la Amistad, paso fronterizo entre Ciudad del Este y Foz de Iguazú, es uno de los focos de contagio, pero detalló que no es el único. Contó que la mayoría de los compatriotas que tratan de ingresar a Paraguay provienen de la ciudad de Sao Paulo y llegan hasta la frontera por tierra.

“Entre Sao Paulo y Foz de Iguazú hay alrededores de 16, 18 horas de traslado en ómnibus (...) Entonces, en un ambiente cerrado, tantas horas juntos, que uno, dos o tres pudieran ser ya positivos, probablemente esos contagios se pueden haber dado ya en esos ómnibus, casi con certeza", remarcó el ministro asesor de Asuntos Internacionales.

La mayoría de los paraguayos que se quedan hasta por varios días varados en el Punte de la Amistad trabajaban en Brasil y perdieron sus empleos a consecuencia de la pandemia del COVID-19. La Coordinadora de Derechos Humanos del Paraguay (Codehupy) manifestó que resulta inadmisible que centenares de compatriotas sigan diariamente en la frontera en condiciones incompatibles con la dignidad humana y con riesgo de un contagio masivo.

Lea también: “Inaceptable situación humanitaria en el Puente de la Amistad”, dice Coordinadora de DD.HH.

“Luego son trasladados hasta el puente. Llegan al puente y de ahí no pueden ingresar directamente (...) Al llegar hasta el puente de alguna forma tienen que ingresar y siempre van a tener prioridad los niños y las mujeres y así se ha obrado siempre, y luego los hombres cuando se les encuentra un lugar (en un albergue)”, relató.

Nota relacionada: Brasileños asisten a paraguayos expuestos al frío en el Puente de la Amistad

“Están en el puente, comparten 6, 8, 10 y como máximo 24 horas juntos en el puente hasta que se les consiga un lugar. Ahí otra vez el contagio pudo haberse dado entre más miembros de ese grupo”.

“Y luego ingresan, se le hace los chequeos médicos correspondientes, la desinfección, suben a otros ómnibus y son trasladados (...) Son varias horas otra vez que comparten juntos en un ómnibus, en un ambiente cerrado. Y luego llegan a los albergues. Ahí los que presentan síntomas son aislados y se les hace el test”.

“El esquema que se está aplicando con el protocolo de salud está produciendo resultados que son los resultados esperados. El virus no está circulando en el territorio nacional, el virus está en los lugares de albergue a donde fueron trasladados y están siendo asistidos y acompañados nuestros compatriotas que vinieron del exterior”, dijo González.

“Ellos están controlados, gracias a Dios son todos casos leves y tienen acompañamiento permanente de parte de los médicos en el Ministerio de Salud“, finalizó.