Agónico pedido del Hospital Pediátrico de Encarnación

ENCARNACIÓN. Un agónico pedido de asistencia económica para el sostenimiento del hospital pediátrico municipal (HPM) fue realizado por el intendente local, Luis Yd (Alianza), y los responsables del centro asistencial. El hospital necesita G. 620 millones por mes para mantener el sistema unificado de atención sanitaria, pero desde que se inició la crisis no recibió ni un solo guaraní del Gobierno.

Piden ayuda al Ministerio de Salud para seguir atendiendo.
Piden ayuda al Ministerio de Salud para seguir atendiendo.Juan Roa, ABC Color

El administrador comunal lamentó la falta de corresponsabilidad del Ministerio de Salud en el sostenimiento del sistema unificado y solicitó una respuesta inmediata al presidente de la República, Mario Abdo Benítez, ante la falta de respuestas de la cartera ministerial.

Desde el inicio de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus, hace 75 días, y por disposición del Ministerio de Salud, el HPM pasó a conformar el sistema unificado de atención sanitaria, junto con el hospital regional de Encarnación (ERH) y el hospital regional del IPS.

En este esquema, el IPS fue designado como centro de referencia para todos los casos respiratorios, el HRE a todas las patologías, incluida la atención a pacientes del IPS, y el HPM asume la responsabilidad de atender todos los casos relativos a las atenciones pediátricas, sean del IPS o del HRE.

Desde el inicio del programa unificado de atención sanitaria, el HPM dejó de cobrar los aranceles por atención médica, a lo que se suma la falta de liquidez en el municipio, situación que pone en riesgo la continuidad de la atención.

PUBLICIDAD

“Estamos de acuerdo con la unificación del sistema, por constituir una medida que permite separar a los pacientes no COVID, contribuyendo a disminuir el riesgo del contagio, y especialmente en el caso de los niños y niñas, el acceso a un hospital con infraestructura adecuada y atención especializada”, señala parte del comunicado.

“Pedimos que los recursos para la salud, obtenidos mediante créditos que pagará todo el pueblo paraguayo, lleguen a la totalidad del país y no queden concentrados en la capital”, señala también el documento.

“La capacidad de descentralizar los recursos es la oportunidad para contar con los equipos de bioseguridad y personal de blanco requeridos, en el caso que se tenga el escenario de circulación comunitaria”, agrega.

Vuelta de aranceles

PUBLICIDAD

Si bien las autoridades municipales aseguraron que se agotarán los medios para obtener los recursos necesarios para el funcionamiento del hospital, como campañas de colecta ciudadana, pedido de ayuda en los semáforos o ayuda a los otros municipios del departamento, no descartan que se vuelva a cobrar aranceles por atención médica y servicios de laboratorio e internación.

Regularmente, el Consejo Local de Salud administra unos G. 150 millones a G. 200 millones por mes en concepto de aranceles y el resto de las necesidades son cubiertas por el municipio, pero ante la falta de ingresos con esta situación, no es posible mantener los servicios.

El HPM de Encarnación es uno de los pocos a nivel país sostenido totalmente por sus contribuyentes que, ante la crisis, consideró importante sumarse al sistema unificado de salud, entendiendo que existiría una corresponsabilidad del Ministerio de Salud, pero esa falta de respuesta “pone en riesgo el sistema unificado, y por sobre todo y lo más importante, la salud de la niñez de todo el departamento de Itapúa”, concluye el comunicado.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD