Más de 30.000 personas perdieron su trabajo al inicio de la cuarentena

El viceministro del Trabajo, Luis Orué, confirmó que se sumaron 33.000 nuevos desempleados en el primer trimestre del año, es decir, al inicio de la cuarentena en Paraguay, según dio a conocer la Dirección General de Estadísticas, Encuestas y Censos en un reciente informe. Aclaró que esos son los registros oficiales hasta marzo, pero que se estima una cifra mayor hasta mitad de año. Además, ya hay casi 150.000 suspensiones temporales.

El mayor impacto del desempleo recae en  el sector comercial y también en servicios, que justamente fue el que más creció en 2019.
El mayor impacto del desempleo recae en el sector comercial y también en servicios, que justamente fue el que más creció en 2019.Archivo, ABC Color

La cifra de desocupación que veníamos arrastrando en nuestro país era de 252.735 al último trimestre de 2019, es decir, hasta diciembre. La cifra se incrementó a 285.904 al cierre del primer trimestre de 2020, por lo cual ya al inicio de la cuarentena teníamos más de 33.000 nuevos desempleados, según confirmó el viceministro del Trabajo, Luis Orué.

Se estima que por la gran informalidad, existiría un subregistro que arroja una cantidad mayor de personas que perdieron el empleo hasta marzo pasado, a lo que se suman los coletazos de la pandemia en los siguientes meses, que abultarían aún más las cifras.

Asimismo, indicó que ya hay 148.600 suspensiones temporales “y sigue sumando”. Incluso, resaltó que ayer constataron que en solo tres días se registraron 80 solicitudes de suspensión.

“Los números que veníamos arrastrando eran de 2 o 3 pedidos de suspensión por día, pero subieron a más de 20 por día”, agregó.

Explicó que este incremento se debe a dos factores: primeramente, porque aquellas empresas que ya volvieron a reactivar sus puestos de trabajo no están teniendo las respuestas esperadas por el bajo consumo, y segundo, porque se ha anunciado el pago de la tercera compensación del Instituto de Previsión Social.

Por otra parte, dijo que -según los datos que manejan- 75.916 personas salieron del estado de suspensión laboral, es decir que “presumiblemente” volvieron a trabajar, aunque acotó que no hay forma de saber si están trabajando o fueron despedidas.

Lea también: Desempleo subió a 7,9% en primer trimestre, al inicio de la cuarentena

Además, 25.000 personas fueron dadas de baja en el IPS, aunque el Ministerio de Trabajo solo ha recibido 3.800 denuncias de despido. “El resto (...) o hubo un arreglo entre el patrón y su personal, o simplemente el empleado no quiso hacer la denuncia”, agregó.

Por otra parte, adelantó que ya están trabajando con el Ministerio de Hacienda y el IPS y en ese contexto analizan la posibilidad de que los pagos para los trabajadores sean realizados sin tener en cuenta el tope salarial y hasta el mes de octubre, o incluso diciembre.

“Estamos previendo en la ley que va a establecer nuevas modalidades de pago y nuevas figuras para ayudar a sostener el empleo. Una de ellas será que si un trabajador negoció con su empleador la modificación de su contrato y va a perder un porcentaje de su salario, estamos previendo que el Estado ayude a pagar ese porcentaje que se paga, es decir, como una suspensión parcial o reducción de la carga horaria”, puntualizó en otro momento.

Confirmó que el proyecto de ley será presentado ante el Congreso esta semana y esperan que no demore demasiado en ser aprobado, con el objetivo de lanzar ya al sector empresarial todas las medidas económicas para mantener el empleo y evitar que siga aumentando el número de despidos.

Nota relacionada: Unas 60.000 personas con contrato suspendido cobrarían el tercer pago de IPS esta semana

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD