Tacumbú permanecerá cerrado durante dos semanas y guardias en riesgo serán “suspendidos”

El viceministro de Justicia, Rubén Maciel, resaltó que la mayor parte de la población penitenciaria en Tacumbú es joven, pero quienes formen parte de los grupos de riesgo serán aislados, tras los primeros dos casos detectados en la cárcel. Agregó que los guardias que son adultos mayores o tienen patologías de base ya fueron enviados a sus casas y no trabajarán hasta que la situación esté controlada. Alrededor de 30 reos están con síntomas leves y aguardan sus resultados para confirmar si se suman a los primeros dos casos detectados. El recinto permanecerá cerrado a visitas durante al menos dos semanas.

Conferencia de prensa del viceministro de Justicia, Rubén Maciel, y el director de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequera, sobre casos detectados en Tacumbú.
Conferencia de prensa del viceministro de Justicia, Rubén Maciel, y el director de Vigilancia Sanitaria, Guillermo Sequera, sobre casos detectados en Tacumbú.

Luego de que se confirmaran los primeros casos sospechosos de COVID-19 en la cárcel de Tacumbú, personal médico de la Dirección de Salud Penitenciaria se concentró en el lugar para “agotar todas las medidas sanitarias necesarias para garantizar la seguridad de los reos y los guardias de seguridad”, aseguró en conferencia de prensa esta mañana el viceministro Rubén Maciel.

El mismo destacó que los primeros dos confirmados son jóvenes y se encuentran aislados en un mismo pabellón junto con otros 30 que también tienen síntomas respiratorios y ya fueron sometidos a los test.

Asimismo, hizo énfasis en que desde hoy todos los funcionarios penitenciarios que se encuentran dentro de los grupos de riesgo ya no prestarán servicios, a fin de resguardar su salud. Igualmente, los reos que también formen parte de ese grupo de riesgo van a ser apartados en pabellones diferentes.

Por su parte, el director general de Vigilancia de la Salud, Guillermo Sequera, agregó que las dos personas confirmadas ya fueron aisladas cuando presentaron los primeros síntomas y la decisión de apartar a los adultos mayores en pabellones diferentes se adoptó teniendo en cuenta lo sucedido en Ciudad del Este, donde el único reo fallecido era de la tercera edad.

“De acuerdo a los resultados (de los 30 test realizados) vamos a ver la envergadura del probable brote en el centro penitenciario”, añadió Sequera.

Lea más: Confirman casos de COVID-19 en penal de Tacumbú y suspenden visitas

Agregó que por el momento se determinó la suspensión de las visitas por al menos dos semanas y seguirán analizando la situación en otros pabellones. “Se hará una búsqueda bien fina de los asintomáticos para detectar los brotes en otros pabellones. Lo positivo es que la población es mayoritariamente joven, por lo que ya están identificando a los vulnerables y con comorbilidad para trasladarlos de penitenciaría o al menos de pabellón”, agregó.

Por otra parte, el viceministro de Justicia también señaló que los aislados tienen contacto solo con personal de sanidad y algunos guardias, quienes ya están totalmente equipados para la tarea.

Resaltó además que la ministra de Justicia ya había determinado el uso obligatorio de tapabocas, que fueron proveídos en todas las penitenciarías semanas atrás, pero el problema es que “unos usan y otros no”.

Lea también: Hacinamiento: Desde la Corte instan a jueces y fiscales a no abusar con la prisión preventiva

Maciel agregó que ya previeron el apoyo a la Policía Nacional, la FOPE y la Agrupación Especializada, quienes están atentos en caso de que necesiten refuerzos si se detectan numerosos casos entre los funcionarios penitenciarios. Además, resaltó que el grupo que estuvo apoyando en Ciudad del Este ya está inmunizado y en alerta para reemplazar a sus compañeros en caso de ser necesario.

La Penitenciaría de Tacumbú alberga a 2.600 reos en total. Es una de las cárceles con mayor nivel de hacinamiento en todo el país y constantemente se realizan denuncias sobre el descontrol existente en el lugar. Esta mañana se confirmaron los primeros dos casos de COVID-19 en el recinto.

Este es el tercer penal en el cual surgen casos del nuevo coronavirus en el país. El primer brote fue detectado en el mes de junio en la Penitenciaría Regional de Ciudad del Este, donde se estima que se contagiaron más de 600 personas. Dos reos y dos guardiacárceles que tenían patologías de base fallecieron tras contagiarse con COVID-19.

El 23 de julio, la ministra de Justicia, Cecilia Pérez, manifestó que el brote en el lugar ya estaba superado; sin embargo, confirmó que se habían registrado 11 contagios en la cárcel de mujeres de la misma ciudad.

Nota relacionada: Brote en cárcel de CDE “está superado”, según ministra de Justicia

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.