La pandemia se llevó a decenas de médicos y enfermeros

En marzo del 2020, el primer fallecido por covid-19 en Paraguay fue el doctor Hugo Díez Pérez, quien se contagió de la enfermedad a través de un paciente. A partir de ese momento, alrededor de 5.000 profesionales de salud ya se infectaron del virus; algunos no lograron superar la enfermedad.

Los médicos no olvidaron en su día a sus colegas fallecidos por covid en nuestro país.
Los médicos no olvidaron en su día a sus colegas fallecidos por covid en nuestro país.ABC COLOR

El covid-19, un virus casi desconocido hace un año, golpeó a nuestro país durante este primer año de modos que nadie imaginó, enlutando a miles de familias, entre los que siempre se destaca el personal de salud, que desde marzo pasado se ha puesto la capa de héroe para luchar contra la enfermedad.

Desde el inicio de la pandemia en Paraguay, una de las principales preocupaciones de Salud Pública fue el control sanitario que debía realizar el personal de blanco para no contraer el virus. Cabe recordar que el primer fallecido por la enfermedad fue justamente un médico, el doctor Hugo Díez Pérez, neurocirujano de Asunción que se contagió de Covid-19 prestando atención médica a un paciente.

A la fecha, según los registros del Círculo Paraguayo de Médicos, 25 son los profesionales fallecidos por la enfermedad: Dr. Hugo Díez Pérez, neurocirujano de Asunción; Dr. Carlos Domínguez Sánchez, neurocirujano de Ciudad del Este; Dr. Jorge Bordón Palacios, terapista de Ciudad del Este; Dr. Augusto Recalde Zayas, oftalmólogo de Asunción; Dr. Cristhian Valenzuela, médico clínico de Asunción; Dr. Javier Pescador, médico oncológico de Encarnación. Otros médicos fallecidos son el Dr. Néstor Nicolicchia; Dr. Gustavo Arias, neonatólogo de Ciudad del Este; Dr. Gustavo Britos, traumatólogo; Dr. Luis Saldívar, médico estético; Dr. Porfirio Notario y el Dr. Martín González, médico traumatólogo.

Conforme fueron pasando los meses se sumaron a la lista el Dr. Miguel Aguilar, médico cirujano y oncólogo de Asunción; Dr. Rubén Aníbal Maciel especialista en Medicina Familiar de Encarnación; Dr. Miguel Ángel Gamarra médico traumatólogo de Asunción; Dr. Kenny J. Cerdeño médico residente de Ciudad del Este; Dr. Liberato Codas médico cirujano de Encarnación, Dr. Benito Núñez Bello médico cardiólogo de Pedro Juan Caballero, Dr. Nemesio Fiandro, anestesista; Dr. Julio Cuquejo, anestesiólogo del Hospital de Clínicas; Dr. Pedro Pablo González, médico traumatólogo de Asunción; Dra. Miriam Gladys Riveros, médica traumatóloga de Asunción; Dra. Delia Figueredo, especialista en pediatría de Asunción y el Dr. César Arriola Acosta, médico cirujano.

A esta lista también se suman unos 20 licenciados en enfermería fallecidos por la enfermedad en diversos puntos del país: Édgar Molinas, Pabla Fernández, María Maldonado, Benita del Pilar Aquino, Hugo Ortiz, Laura Dielman, Alba Luz Fenández, Darío Duarte, Blanca Olmedo, Carlos Cañete, Jorge Verón, Ada Duarte, Nimia Ramírez, Walter Martínez, Lucia Cantero, Nidia Servín, Alfonso Martínez, Raquel Florentín, Alcelma Irigoyen, Dolly Barreto y Lucila Ferreira.

El informe epidemiológico de la Dirección General de Vigilancia de la Salud indica que hay unas 5.000 personas del plantel sanitario infectado con el covid-19, equivalente a un 6% de los recursos humanos.

El estrés y el agotamiento también fueron parte de las complicaciones que debió afrontar este año el personal médico en todo el país, ya que las largas horas de guardia, la falta de insumos básicos, la imposibilidad de tomarse unas merecidas vacaciones y el miedo a contraer la enfermedad lograron causar una mella profunda en el estado de salud emocional de quienes se encuentran desde el inicio de la pandemia al frente de la batalla.

La salud mental en tiempos de pandemia

Durante los meses de encierro, la pandemia fue la principal responsable de causar estragos en la salud mental de la población paraguaya. Según los reportes de la Cátedra de Psiquiatría de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Asunción (UNA), se registró un exponencial aumento de más del 40% de las enfermedades mentales.

Entre las principales razones destacan el miedo a la infección, el encierro impuesto por la cuarentena y las dificultades económicas y de esparcimiento, así como las pérdidas familiares que desencadenó esta situación.

El estrés por la situación afectó en mayor medida al personal de blanco, que desde desde hace un año batalla contra el virus en todos los frentes de la salud pública y privada en todo el país.