Estudiantes aceptan suspensión de clases presenciales, pero piden mejorar la educación virtual

Ante la alerta roja por el importante aumento de casos de covid-19, estudiantes de Unepy y de Fenaes aceptan que se suspendan las clases presenciales por un tiempo, pero piden que se mejore la calidad de la educación virtual y que además se aproveche la ausencia de alumnos para mejorar en infraestructura e insumos de bioseguridad en las escuelas y colegios.

La educación también seguirá siendo virtual para evitar las aglomeraciones.
La educación virtual sigue siendo por Whatsapp, dicen los estudiantes.Archivo, ABC Color

Luego de realizar un relevamiento de datos en los colegios ubicados en los 24 municipios en alerta roja por covid-19, alumnos de la Unión Nacional de Centros de Estudiantes del Paraguay (Unepy) consideran que “suspender las clases presenciales no sería la mejor opción en el ámbito educativo, pero la salud es lo primordial y entendemos que la situación epidemiológica es preocupante”, explicó el vocero de la organización, Matías Ocampos.

“Comprendemos que muchos docentes están en riesgo y también hay alumnos con enfermedades de base. De haber contagios masivos, ellos serían muy perjudicados. Por eso comprendemos la necesidad de suspender las clases presenciales, pero pedimos al MEC (Ministerio de Educación y Ciencias) que ante esta situación, trabajen en proveer una educación virtual de calidad”, añadió Ocampos.

Entretanto, en la Federación Nacional de Estudiantes Secundarios (Fenaes), Tamara Cabello dijo que están de acuerdo con la suspensión de la educación presencial en instituciones educativas oficiales siempre que el Gobierno aproveche ese tiempo para poner en condiciones las escuelas y colegios, dotándoles de infraestructura e insumos de bioseguridad necesarios para cumplir con el protocolo sanitario. “Que no sea como ya ocurrió, que tuvimos todo un año de educación virtual y al volver al colegio, todo seguía igual”, reclamó.

Según el Decreto 4990, emitido por el Gobierno el domingo, las clases presenciales deberían suspenderse desde mañana hasta el 4 de abril en escuelas y colegios de los 24 municipios en alerta roja por el aumento de casos de covid-19. Se trata de Asunción, Caacupé, Caraguatay, San Bernardino, Villarrica, Caazapá, Coronel Bogado, Encarnación, Fram, Hohenau, Ayolas, San Ignacio, San Juan Bautista, Caapucú, Paraguarí, Ciudad del Este, Fernando de la Mora, Guarambaré, Lambaré, Luque, Ñemby, San Lorenzo, Villa Elisa y Pilar.

En los 24 municipios en alerta roja hay por lo menos 530.929 estudiantes de la Educación Escolar Básica y la Educación Media, distribuidos en 2.239 instituciones educativas oficiales, privadas y privadas subvencionadas, según el Registro Único del Estudiante (RUE). Con la suspensión de clases presenciales, todas estas escuelas y colegios tendrán que pasar a desarrollar enseñanza solamente de manera virtual.

Cabe señalar que acorde reportó el MEC, a principios del año, de 1.200.000 alumnos a nivel nacional, los padres de 729.000 estudiantes habían decidido enviar a sus hijos a clases presenciales.

Educación virtual sigue siendo por WhatsApp

Entretanto, estudiantes secundarios afirman que clases virtuales siguen siendo igual que el año pasado. La mayoría recibe tareas por WhatsApp e instrucciones de los maestros por audio o un video, ya sea porque los alumnos no tienen la tecnología suficiente o porque hay problemas con la plataforma del MEC, según coinciden líderes de Fenaes y de Unepy.

Ante las críticas al sistema de educación virtual que el año pasado se implementó en el sistema oficial, el MEC anunció para este 2021 modificaciones en su plataforma “Tu Escuela en Casa”. Además de clases y tareas en PDF, informaron que habría recomendaciones para padres y alumnos, videos de clases enteras grabadas por un “docente nacional” y un sistema de envío de tareas y conversación entre docentes y alumnos, entre otras innovaciones.

Sin embargo, las nuevas clases, los videos del docente nacional y el sistema de envío de tareas estarán disponibles recién desde el 5 de abril, cuando comenzará el desarrollo de nuevo contenido en todas las materias, había anunciado el viceministro de Educación, Robert Cano. Ahora, cuando en teoría debería haber retroalimentación, estudiantes secundarios dicen que las limitaciones de la educación virtual 2020 se mantienen y en algunos casos ni siquiera comenzaron aún a tener clases.

Tamara Cabello, de Fenaes, explica que “las clases virtuales no mejoraron”. “La aplicación Teams, que es la del MEC, no funciona. No podemos acceder a nuestros usuarios. Y muchos profesores no quieren utilizar otros mecanismos, como Zoom, porque se les exige que se use esa plataforma, entonces hay algunos estudiantes que pierden clases así. Otros no tienen saldo suficiente”, detalló.

La joven contó que mayormente los docentes mandan en Word, por Whatsapp las tareas, los alumnos las copian en su cuaderno, las desarrollan y luego envían una foto mediante el sistema de mensajería instantáneo o por mail. Para explicar la clases, los maestros emplean a veces Zoom, otros se filman y mandan videos o envían audios.

Matías Ocampo, de Unepy, contó que por falta de infraestructura e insumos de bioseguridad, muchos estudiantes no tuvieron aún clases presenciales este año e incluso, ante los problemas de la educación virtual, varios alumnos todavía no iniciaron ningún tipo de capacitación este 2021. “Las clases virtuales vienen siendo más por WhatsApp y hay alumnos que ni siquiera comenzaron el año. Algunos tienen repaso, pero otros ni siquiera eso”, relató.

“Es igual que el año pasado, envían la tarea por WhatsApp y tenemos un tiempo para elaborarla y enviarla por mail. Para las explicaciones, algunos docentes mandan audios, otros publican videos en Youtube y otros hacen videoconferencias”, explicó Ocampos.

El joven dijo que la organización exige al MEC “una educación virtual de calidad, como nos merecemos”.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.