Familia de reo y presunto miembro del PCC pide resguardo policial tras ataque de sicarios

Los familiares de Ignacio Ramón Rodas Galeano, un supuesto miembro del grupo criminal Primer Comando Capital (PCC), que está preso en la Agrupación Especializada, piden que la Policía Nacional les brinde resguardo luego del ataque de sicarios en el que perdieron la vida el padre y un sobrino del reo.

La familia del supuesto miembro del PCC teme que se repita el ataque de sicarios. Piden resguardo policial. La foto corresponde al ataque perpetrado el 26 de marzo.
La familia del supuesto miembro del PCC teme que se repita el ataque de sicarios. Piden resguardo policial. La foto corresponde al ataque perpetrado el 26 de marzo.Foto Gentileza

“No tenemos protección, vivimos con miedo porque no tenemos seguridad. Tras el ataque pedimos auxilio en la Comisaría del barrio Kennedy (Capiatá), pero hasta ahora no tenemos respuesta pese a que nos prometieron resguardo policial”, manifestó en comunicación con nuestro diario Yianinna Rodas, hija de una de las víctimas.

La joven pidió a la fiscal del caso, Carolina Martínez, y a la Comandancia de la Policía que atienda el caso de su familia porque temen que el ataque de los sicarios se repita.

El ataque lo habrían perpetrado unos seis hombres que llegaron a bordo de motocicletas a la vivienda de la familia Rodas, ubicada en la calle Nuestra Señora de la Asunción, del barrio Uruguay, de la ciudad de Capiatá, alrededor de las 20:00.

Los desconocidos abrieron fuego e hirieron mortalmente a Ramón Ignacio Rodas y a un menor de 17 años, padre y sobrino, respectivamente, del interno, según el informe del Puesto Policial de Nº 1 de Kennedy.

En el hecho también resultaron heridas la hermana y la cuñada del interno; Daisy Noelia Rodas Galeano (31) y María Gisella Giménez Sanabria (28), quienes siguen internadas en el Hospital del Trauma, pero fuera de peligro.

Ramón Rodas Galeano, preso tras un caso de asesinato ocurrido en 2019, fue recientemente trasladado a la Agrupación Especializada de la Policía Nacional luego de los incidentes ocurridos hace un mes en el penal de Tacumbú, donde se asesinó y decapitó a reos durante una motín.

El interno habría sido bautizado como miembro del PCC, lo que implicaría una confrontación con la facción criminal del Clan Rotela.