Cadep habla de 2.300 millones de cajetillas de cigarrillos que se producen pero “desaparecen” del mercado formal

El Centro de Análisis y Difusión de la Economía Paraguaya (Cadep) realizó un estudio en el cual determinó que existe una diferencia de 2.300 millones de cajetillas entre las 2.700 millones anuales que se producen y las 400 millones que se venden en el mercado formal. La pregunta que se hacen es: ¿Qué pasa con el excedente? ¿Están almacenados en algún depósito o hay evasión de impuestos y venta en el mercado negro?

Existe una diferencia llamativa entre la cantidad de cigarrillos que se producen y la que se vende formalmente.
Existe una diferencia llamativa entre la cantidad de cigarrillos que se producen y la que se vende formalmente.Foto Gentileza

Según expuso el sociólogo y economista Fernando Masi, fundador de la Cadep, el promedio de producción entre 2008 y 2019 era de 2.700 millones de cajetillas anuales, mientras que las ventas eran de entre 300 millones y 400 millones.

Entonces, la diferencia entre la producción estimada y las ventas declaradas es de 2.300 millones de cajetillas anuales, por lo que la pregunta es: ¿Qué pasa con ese excedente? ¿Lo exportamos?

Gran cantidad de cigarrillos que “no están”

Pero la exportación, según la investigación que hizo la Cadep, es solamente de 240.000 cajetillas anuales, por lo que no tiene mucha relación con la cantidad que se produce. ¿Qué pasa con las 2.300 millones de cajetillas que no se venden ni se consumen?

“¿O no se declararon esos cigarrillos o están almacenados en algún lugar? Pero eso segundo no tendría sentido para la ganancia”, expresó Fernando Masi.

Allí es donde entra la estimación de presunta evasión impositiva que expone la Cadep en su estudio. “El cálculo de presunta evasión sale de calcular la diferencia entre la producción estimada y las ventas realizadas, porque la Subsecretaría de Estado de Tributación no nos da otro dato más que las ventas declaradas. La evasión que estimamos es solamente del impuesto selectivo al consumo”, explicó Masi.

Aclaró que haciendo ellos el cálculo solamente en base al Impuesto Selectivo al Consumo hay una presunta evasión de US$ 400 millones.

Lea: Reportan “superproducción” de cigarrillos y millonaria evasión de impuestos

Descenso significativo del consumo

Sin embargo, en los datos oficiales que se manejan, bajó drásticamente el consumo local de tabaco en Paraguay en el mercado interno. Descendió de 540 millones de cajetillas por año a 174 millones.

Por el lado de la producción no hay cifras oficiales. Si bien ese dato lo podría tener la SET, porque maneja las declaraciones juradas de todas las empresas contribuyentes, cuando la Cadep pidió la información solamente le proporcionaron las ventas declaradas de cigarrillos tanto de consumo local como de exportaciones.

Además, la Cadep hizo una estimación de la oferta. Para conseguir este dato revisaron las importaciones de insumos para la manufactura de cigarrillos, que se encuentran en el Banco Central del Paraguay y en la Dirección Nacional de Aduanas.

“A esos datos les aplicamos una fórmula, un coeficiente de transformación que convierte esos insumos en la unidad de cigarrillo manufacturada y luego en la cajetilla de 20 unidades de cigarrillos. Ahí sacamos la estimación de la producción”, describió el trabajo Masi.

Más info: Estiman una evasión anual de US$ 400 millones en sector de cigarrillos

El estudio no tiene objetivo de denuncia

El representante de la Cadep aclaró que este es un estudio académico y que no tiene por objetivo presentar ninguna denuncia ante las autoridades. “No estamos en el campo jurídico. Este es un estudio de la Universidad de Illinois, Chicago, y con inversión de Bloomberg”, resaltó Fernando Masi.

Destacó que se le dio mucha importancia a Paraguay por el hecho de que los estudios brasileños que hicieron antes muestran un mercado ilícito muy grande e indicios de la participación paraguaya en este mercado negro. “Existe una política muy fuerte de reducción del consumo, porque en Brasil sí tienen un Impuesto Selectivo al Consumo del 65%, no de 18% como nosotros. En el mercado legal, la curva es totalmente descendente, pero en el ilegal es ascendente”, describió Fernando Masi.

Muy poca inversión en salud

Enfatizó que la Organización Mundial de la Salud recomienda a todos los países que para combatir el tabaquismo la tasa tiene que ser del 60%.

También recordó que Salud tiene un presupuesto que es del 3% del Producto Interno Bruto, cuando la OMS recomienda que sea del 6%.

Precisó, a la vez, que lo que se recauda en Impuesto Selectivo al Consumo no alcanza para tratar a los enfermos de tabaquismo. “En otros países, las tasas impositivas al tabaco son altísimas para desalentar el consumo. Hay un primer momento de mucha recaudación y luego va bajando a medida que el consumo va disminuyendo”, ejemplificó Fernando Masi.

Le puede interesar: Cigarrillos y evasión: viceministro pide denunciar con evidencias para investigar