Lamentan exposición de niños indígenas al frío, pero no hay castigo a padres

Walter Gutiérrez, viceministro de Planificación, Programas y Proyectos del Ministerio de la Niñez y la Adolescencia, afirmó este martes que la ocupación de espacios públicos por parte de familias indígenas que exponen a sus hijos a la intemperie se volvió “un problema recurrente” en las últimas semanas. Aseguró que están trabajando con otras instituciones para encontrar una forma de procesar a los adultos responsables de los menores, pero hasta ahora no hubo castigo alguno para los padres.

Varias comunidades indígenas se encuentra apostadas, pese al intenso frío, en los alrededores de la Plaza Uruguaya.
Varias comunidades indígenas se encuentra apostadas, pese al intenso frío, en los alrededores de la Plaza Uruguaya.Diego Peralbo, ABC Color

Gutiérrez conversó con ABC este martes y dijo que unas 160 personas, de las cuales 60 son menores, ocuparon la Plaza Uruguaya de Asunción desde esta semana. Ayer, el Ministerio de la Niñez acercó asistencia a los niños que estaban en el sitio.

“Llegó una comunidad indígena de Paso Yobái. Venimos trabajando hace más de un mes con esta situación, son grupos que vienen de diversos puntos del país, están un tiempo y después se van. Está ocurriendo un fenómeno que es la presencia permanente de estos grupos”, sostuvo el viceministro.

Gutiérrez no quiso analizar el problema de fondo de las ocupaciones y comentó que cada grupo que llega tiene un reclamo distinto. Afirmó que el trabajo de la entidad a la que pertenece es la de cuidar el bienestar de los niños y adolescentes, y dijo que otras dependencias del Estado son las que deben tomar intervención en cuanto a posibles delitos cometidos.

En ese contexto, reconoció que la asistencia que deben prestar a los niños debe ser dentro de sus comunidades y no actuar de forma reactiva, sino preventiva. “Hay que ver la solución dentro de las comunidades”, sostuvo.

El viceministro añadió que “se están haciendo las comunicaciones hace un mes a todas las instancias”, sobre las denuncias contra los padres o adultos responsables de estos niños por exponerlos de esta manera en coordinación con el Ministerio de la Defensa Pública. La intención es procesarlos por violación del deber del cuidado, una promesa ya hecha por el Ministerio de la Niñez semanas atrás cuando otro grupo se apostó frente a la sede del INDI, sobre la avenida Artigas, pero hasta ahora todo quedó en promesas.

La autoridad dijo también que al grupo que llegó a la Plaza Uruguaya se le ofreció ir a un albergue, pero se rehusaron a aceptar la invitación. Finalmente, informó que quienes exponen a los niños son “los grupos, mismas personas con los mismos requerimientos” y que tienen una buena coordinación para sus movilizaciones.

El grupo que llegó entre ayer y el domingo hasta el sitio pertenece a nueve comunidades de pueblos indígenas. Agustín Ramírez, uno de los líderes, había dicho a ABC que exigen soluciones a reclamos que vienen realizando hace tiempo. Por ejemplo, dijo que pidieron al Ministerio de Agricultura y Ganadería (MAG) asistencia respecto a implementos agrícolas y asistencia para instalar una huerta comunitaria, pero como no tenían respuesta, decidieron venir directamente.