Conflicto entre pobladores Ishir y militares de la Marina en Puerto Caballo

Pobladores de Puerto Caballo de Bahía Negra presentaron una denuncia por supuesta coacción contra los militares de la Marina apostados en el sitio. Dentro de la propiedad de los indígenas se encuentra la base militar de la Marina, construida en base a un acuerdo entre el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) y las Fuerzas Armadas de nuestro país. El lugar se ubica en el distrito de Bahía Negra en la zona conocida como triple frontera, compartida entre los países de Paraguay, Bolivia y Brasil.

Destacamento militar de la marina en la triple frontera en Puerto Caballo distrito de Bahía Negra en el Alto Paraguay.
Destacamento militar de la marina en la triple frontera en Puerto Caballo distrito de Bahía Negra en el Alto Paraguay.Carlos Almirón Zárate, corresponsal

La denuncia presentada ante el Ministerio Público a cargo del fiscal Andrés Cantaluppi da cuenta de que los pobladores de Puerto Caballo sufren de manera permanente supuestos hechos de coacción de parte de los militares de la Marina apostados dentro de la mencionada propiedad perteneciente a los ishir.

Alegan en su denuncia que los militares supuestamente en fecha 1 de julio realizaron disparos de armas de fuego de manera intimidatoria contra los pobladores ishir, y que también habrían estado consumiendo bebidas alcohólicas, dentro mismo del destacamento.

En la misma denuncia alegan que de manera constante sufren amenazas de parte de los uniformados, y que los militares colocaron un portón en el acceso principal de la comunidad, custodiado de manera permanente, impidiendo el libre tránsito de vehículos y de personas.

Ante esta problemática los pobladores solicitan la intervención de las autoridades de control, y se pueda disponer de manera inmediata el retiro de los militares del lugar, para lo cual piden la desocupación de la base naval.

Mateo Zeballos, vicelíder de dicha comunidad y que también se desempeña como concejal municipal del distrito, dijo que los militares realizan controles permanentes, por lo que no pueden ingresar libremente a sus casas, pareciera que nuestra presencia les molesta.

Menciona además que los marinos utilizarían el lugar para descargar combustibles de las embarcaciones como los remolcadores, por lo que pretenden corrernos del lugar, dijo el edil.

Esta situación es totalmente incomprensible, ya que prácticamente somos prisioneros en nuestras propias tierras, dijo finalmente el edil.

Las tierras de Puerto Caballo se ubican a unos 10 km del casco urbano de Bahía Negra, hacia el norte en el mismo límite de frontera de nuestro país, con Bolivia y Brasil, separados por los ríos Negro y Paraguay, respectivamente.

La propiedad de los indígenas ishir son 9.500 hectáreas, y dentro de esta reserva se encuentra la base naval de la Marina, a escasos metros de la orilla del río, en la misma triple frontera.

La prefectura naval de la Marina aún no se manifestó al respecto de esta grave denuncia, sin embargo, algunos efectivos militares que trabajan en la zona del conflicto, quienes pidieron no ser identificados por temor a represalias, manifestaron que en dichas tierras no existen ninguna comunidad.

Las tierras en sí serían administradas solamente por la familia Zeballos, quienes viven supuestamente en puerto Diana, cercana a la comunidad de Bahía Negra, y que proceden a realizar arrendamiento del lugar a pequeños ganaderos de la zona.

Los militares mencionaron que en realidad lo que molesta a estas personas que realizaron la denuncia, sería el control que realizamos, lo que estaría evitando la realización de actividades ilícitas, atendiendo que es una zona bastante peligrosa, por el lugar estratégico de su ubicación.