Hacienda dice que se deben respetar los topes establecidos por el Ejecutivo

El ministro de Hacienda y jefe del Equipo Económico, Óscar Llamosas, insistió que las autoridades de las instituciones componentes del Poder Ejecutivo deben respetar el tope presupuestario asignado y no ir al Congreso a solicitar el aumento de los gastos. Confía en que el Parlamento no elevará el tope y que aprobará un presupuesto razonable.

Oscar Llamosas, ministro de Hacienda.
Oscar Llamosas, ministro de Hacienda.Diego Peralbo, ABC Color

Apenas iniciado el estudio del proyecto de Presupuesto General de la Nación (PGN) 2022 en el seno de la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso, varias entidades, como viene ocurriendo cada año, ya empezaron a plantear sus pedidos adicionales por encima del tope de gasto establecido por el Ejecutivo.

El ministro Llamosas, consultado ayer sobre este punto por ABC, dejó en claro que las autoridades cuando van al Congreso a pedir una ampliación deben entender que no se trata del presupuesto del Ministerio de Hacienda, sino del presupuesto del Poder Ejecutivo, que fue firmado por el presidente de la República, Mario Abdo Benítez.

Sostuvo que a inicios del mes ya se hizo una reunión con los ministros en Palacio de Gobierno y se habló de este tema, además de recordar que la ley de administración financiera establece que Hacienda es el nexo con el Poder Legislativo en materia presupuestaria.

En ese sentido, afirmó que exceptuando al Poder Judicial y al Parlamento que tienen autonomía para discutir sus respectivos presupuestos, las entidades del Ejecutivo si quieren alguna reprogramación o ampliación deben acudir a Hacienda, en donde se puede analizar, revisar o volver a discutir el tema con el presidente de la República.

Llamosas reconoció que las necesidades superan todas las expectativas de recaudación que se tienen para responder, por lo que las instituciones deben priorizar sus proyectos debido a que las posibilidades de tener más recursos son muy vagas y endeudar al país por encima de lo previsto para cubrir los mayores gastos será muy riesgoso.

En riesgo la operatividad

A su criterio lo que va a ocurrir, principalmente si los pedidos adicionales son gastos rígidos, es que van a dejar sin margen para otros gastos y esto puede poner en riesgo la operatividad de las entidades, porque el Congreso no puede generar más recursos y lo que hará es recortar a otras instituciones, de esta manera, desfinancian programas de otros organismos. “Se supone que todos somos un equipo dentro del Ejecutivo, pero si estás pidiendo un aumento estás jugando en contra de otras entidades, porque a esa otra le van a quitar para darte a vos, es un juego peligroso”, puntualizó.

El ministro confía en que el Congreso no aumentará el presupuesto 2022 atendiendo la experiencia de años anteriores y porque se está trabajando bien con el senador Juan Darío Monges (ANR), presidente de la Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso, y con el vicepresidente, diputado Tadeo Rojas (ANR).

En ese contexto, considera que un aumento de los gastos que solicitan las entidades genera una falsa expectativa porque al final Hacienda aplica un plan financiero para acomodar a los ingresos disponibles y evitar que el déficit se dispare, por lo que la idea manejada entre todos es un presupuesto medianamente razonable.

No hay margen fiscal

El titular de Hacienda también dijo que todos los pedidos de adenda que se realicen a la cartera serán analizados para tomar una decisión, pero adelantó que no hay margen para solicitar aumentos de gastos que se financian con recursos del Tesoro (impuestos y otros), salvo que se haga una reprogramación interna en la entidad.

En ese sentido, descartó que desde la cartera se envíe al Congreso una adenda al proyecto de Presupuesto General 2022 con fuente de financiamiento recursos del Tesoro. “Esto no va a ocurrir, nunca ocurrió y este año no va a ser la excepción”, afirmó.

En lo que respecta a los que se financian con crédito público, señaló que si algunos proyectos fueron recortados por el tope de déficit fiscal, serán revisados; y en lo que respecta a gastos cubiertos con recursos institucionales, también podrían volver a analizarse para determinar si hay espacio.

Audiencias siguen mañana

La Comisión Bicameral de Presupuesto del Congreso abrió el periodo de audiencias el pasado lunes 13 y la última sesión de la semana la realizó el viernes 17, tiempo durante el cual expusieron sus respectivos presupuestos 2022 las principales autoridades de 11 entidades públicas.

Entre las instituciones componentes del Poder Ejecutivo que pidieron un aumento o adicional al monto establecido en el proyecto presentado al Parlamento, está la Policía Nacional por un monto de G. 106.610 millones; el Ministerio de Desarrollo Social (MDS), G. 37.466 millones; y la Dirección de Beneficencia y Ayuda Social (Diben), G. 30.000 millones, lo que suma en total G. 174.076 millones (US$ 25,3 millones al cambio vigente).

A esto se agrega el pedido de G. 7.000 millones (US$ 1 millón) realizado por la Contraloría General de la República, que es un organismo constitucional de control gubernamental.

Las audiencias continúan mañana, el martes y el viernes, días en que los legisladores escucharán a las autoridades de 13 entidades, como el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades); el Instituto Nacional de Desarrollo Rural y de la Tierra (Indert); el Instituto Paraguayo del Indígena (INDI) y el Poder Judicial, entre otros, por lo que no se descartan más pedidos adicionales y de adenda.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05