Pastoral Social pide rechazar proyecto que aumenta penas a ocupantes de tierras

Una delegación de religiosos, encabezada por monseñor Juan Bautista Gavilán, señaló ayer que el proyecto de ley que aumenta penas de cinco a diez años por invasión de tierras afectará a los más desposeídos. En ese sentido, pidieron más diálogo.

Marcha indigena por el microcentro de la ciudad de Asunción, pidiendo el rechazo del proyecto de ley que plantea aumentar las penas para invasores de tierras
Marcha indigena por el microcentro de la ciudad de Asunción, pidiendo el rechazo del proyecto de ley que plantea aumentar las penas para invasores de tierrasAnibal Velazquez

Representantes de la Pastoral Social de diversos puntos del país, encabezados por monseñor Juan Bautista Gavilán, obispo de la diócesis de Coronel Oviedo, expresaron su preocupación al presidente del Senado Óscar Salomón (ANR-Añetete) por el proyecto de ley que dispone aumentar las penas a quienes invaden propiedades.

La iniciativa legislativa se tratará hoy en la sesión ordinaria de la Cámara de Senadores y consiste en una modificación del Código Penal para que la invasión de tierras tenga una pena de hasta 10 años de prisión. Es impulsado por senadores de Patria Querida, ANR, Hagamos y PLRA.

Monseñor Gavilán pidió escuchar a todos los sectores sobre este tema y prestar atención a la situación social de muchos compatriotas, a los más desposeídos, como los pueblos originarios, cuya situación de marginación “nos preocupa muchísimo”.

Indicó que no se puede admitir que en un país el mayor porcentaje de tierras está en manos de unos pocos. Agregó que hay muchos que carecen de tierras y necesitan de oportunidades y acompañamiento.

Pidió que haya un diálogo sobre este problema y advirtió que desconocerlo sería arrasar con los pobres como ocurrió en la guerra de la Triple Alianza por acción de los quienes invadieron nuestra patria.

Sobre la acusación de que quienes se oponen a este proyecto, apoyan las invasiones de tierras, monseñor Gavilán dijo que de ninguna manera están a favor de los actos violentos y dijo que eso incluye también a quienes se apropiaron antes de tierras.

Por su parte, Marciano Jara, de la Pastoral Social de Concepción, manifestó que estaban preocupados por el proyecto, al que consideraban una criminalización de la lucha social.

Dijo que ellos acompañan a los campesinos en el norte del país y están conscientes de su realidad, que incluye la gran sequía que se vive actualmente que trae una gran miseria.

Indicó que la aprobación de la ley crearía una grave situación y los parlamentarios que voten a favor de ella, “estarían declarando una guerra a los campesinos”. Advirtió que nos pondríamos al borde de un estallido social en el país.

Pidió que se rechace hoy el proyecto de ley y que se impulse un diálogo en el que se escuche a los campesinos e indígenas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05