Asunción ignoró corrupción y hace ganador a Nenecho

Como las tendencias indicaban, el candidato Óscar “Nenecho” Rodríguez, de la ANR, ganó las elecciones municipales en Capital bajo el padrinazgo del expresidente Horacio Cartes, la estructura comunal a su favor y un tibio contrincante principal. Ignorando los escándalos de corrupción, la ciudadanía le otorgó el 47,50% de los votos.

Óscar Rodríguez pasó una jornada muy nerviosa, corrió de la prensa y de otros actos hasta la noche, en donde recién pudo gritar victoria y liberar energías.
Óscar Rodríguez pasó una jornada muy nerviosa, corrió de la prensa y de otros actos hasta la noche, en donde recién pudo gritar victoria y liberar energías.

Óscar Rodríguez, un concejal que casi nadie conocía y nunca participaba en las sesiones de la Junta, terminó siendo 6 años después el electo por 122.353 asuncenos como jefe comunal.

Ayer, tras visitar a su padrino político, el expresidente Horacio Cartes, y al titular de la Asociación Nacional Republicana (ANR) Pedro Alliana, Nenecho llegó hasta la Junta de Gobierno para celebrar victoria. “Se escribe una historia nueva para la ciudad”, dijo emocionado.

En el 2015 parecía un simple joven cumpliendo un capricho y siguiendo a su entonces amigo Hugo Ramírez (ANR) al entrar a la concejalía asuncena, pero luego fue puesto por este como presidente de la Junta, justamente porque “Musculín” pensó que no era tan inteligente como para traicionarlo. Pero no contaban con el equipo pensante que está detrás de Rodríguez y la sed de poder, que lo llevó a traicionarlo, luego jugar del lado de la bancada colorada para hacer renunciar al entonces jefe comunal Mario Ferreiro, y finalmente aliarse a la oposición para subir como intendente en el 2019. Fue este mismo equipo el que lo posicionó frente a la ciudadanía, inaugurando obras y apareciendo en fotos “trabajando” de noche, ya en busca de su reelección.

Los “Nenechopapers”

Sin embargo, también este Gabinete es el que se encargó de celebrar una serie de contratos oscuros en el 2020 aprovechando la pandemia, con irregularidades que explotarían hasta ahora en el #Nenechopapers. El líder es Wilfrido Cáceres mano derecha de Nenecho.

Para las elecciones municipales, consiguió la bendición de Horacio Cartes, cuya agenda de negocios cumplió a rajatabla a cambio. Con la billetera de Cartes, solo restó prometer un aumento salarial a todos los funcionarios de la Municipalidad, el que aprobará este diciembre, al volver.

Por su parte, el perdedor Eduardo Nakayama de la alianza “Juntos Podemos” juntó ayer 108.485 votos. No supo convencer al asunceno. Se posicionó bien para el arranque, como un candidato preparado, inteligente y consiguiendo el apoyo de otras fuerzas como la de Juan Grassi, del PEN y Sebastián García de Patria Querida.

Sin embargo, su tibieza ante los casos de corrupción le restó popularidad y también tuvo el “pecado” de estar a favor de echar a los planilleros municipales. A esto siguió sus apariciones en entrevistas junto a su adversario Nenecho, en donde si bien ganaba en vocabulario, terminó mostrándose soberbio y llevando los “debates” a peleas personales. Finalmente su tardía reacción ante el escándalo del #Nenechopapers fue la guinda de la torta.

Ortega se hizo conocida

Finalmente, Johanna Ortega de la Alianza “Asunción para todos” logró un muy buen posicionamiento con 12.044 votos. “Buen”, teniendo en cuenta que la misma siempre tuvo muy pocas probabilidades, pero trabajó continuamente y en las últimas semanas logró hacer el mayor destape de documentos en la Municipalidad, denominado #Nenechopapers.

Con ello, ayudó a que se conociera una serie de irregularidades en la gestión de Rodríguez, y se hizo conocer fuertemente en la Capital y otras ciudades. Fue invitada a programas televisivos y se marcó como tendencia en las redes sociales por varios días. La misma no ganó las elecciones, pero su nombre quedó grabado en la cabeza de muchos posibles votantes ante una futura candidatura a un puesto diferente.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.