Caso Granda: ¿Se burló México de las autoridades paraguayas?

Autoridades de Interpol Paraguay responsabilizan al Instituto Nacional de Migraciones de México de no haber implementado el código rojo que pesaba sobre Rodrigo Granda, uno de los exlíderes de las FARC y quien está vinculado al secuestro y asesinato de Cecilia Cubas. El exguerrillero y ahora político colombiano fue demorado en Ciudad de México, en donde estuvo campante durante ocho horas sin que se lo detenga.

Rodrigo Granda.
Rodrigo Granda.PEDRO GOMEZ

Rodrigo Granda llegó ayer a México para participar de un congreso entre el 21 y el 23 de octubre en ese país. Como sobre él pesaba una alerta roja de Interpol por el caso del secuestro y asesinato de Cecilia Cubas, las autoridades de Interpol México lo demoraron.

Fue allí cuando se inició una serie de cuestiones llamativas que hicieron que finalmente Granda sea expulsado de Ciudad de México y devuelto a Bogotá, Colombia, en el mismo avión en el que había llegado.

El comisario Nicolás González, jefe de Interpol, dijo que recién a las 22:30 recibieron la información de que el exlíder de las FARC y hoy jefe del partido en el que se convirtió el grupo, el Partido Comunes, estaba demorado en la capital mexicana.

Allí se activó una serie de pedidos diplomáticos y jurídicos que se hicieron desde Paraguay sin éxito alguno. Granda partió de CDMX a las 3:30 de hoy y llegó a Bogotá dos horas después, a las 05:30 (hora paraguaya).

Sin explicación

Desde Interpol Paraguay no supieron explicar qué ni por qué sucedió esto. Solo se limitaron a manifestar que “en cuanto a lo policial” se realizaron los procedimientos de forma adecuada, pero que ellos no podían responder en cuanto a lo jurídico o a lo diplomático.

“Las autoridades de nuestro país alegaron que hicieron todo lo que estaba jurídicamente al alcance para poder ejecutar la orden de detención emanada en nuestro país”, dijo González en declaraciones recogidas por ABC TV.

El comisario señaló que Rodrigo Granda “tiene inmunidad” en Colombia por el acuerdo al que llegó el Gobierno de ese país con los terroristas de las FARC, sindicados como asesores del Partido Patria Libre -posteriormente Ejército del Pueblo Paraguayo (EPP)- en la primera década del 2000.

Además, dijo que “jurídicamente cada país tiene una legislación diferente” y que en México se necesitaba una orden judicial para que Granda pueda quedar detenido.

El exguerrillero no cruzó oficialmente a territorio mexicano, por lo que el gobierno de ese país pudo proceder de esa forma. “Si a Paraguay se nos envía un pedido de código rojo tenemos que judicializar primero; es todo un tema jurídico cuando llega un exhorto de un juez de otro país”, sostuvo el jefe de Interpol Paraguay.

En otro momento, el policía indicó que “lo más práctico” para los mexicanos era expulsar a Granda. Sin embargo, señaló que las autoridades de ese país “no explicaron nada de eso” y que las consultas se harían “de forma diplomática”.

¿Un ‘ninguneo’ del gobierno de México?

“Espectacular iba a ser si entraba a México. Íbamos a tener tiempo para enviar todo por los canales diplomáticos”, dijo, por su parte, Víctor Flores, subjefe de Interpol Paraguay, por lo que surge la pregunta de por qué los mexicanos tomaron esa decisión siendo que Granda alegaba tener un salvoconducto emitido por el gobierno colombiano para poder asistir al congreso en cuestión.

Sobre las horas que el exguerrillero estuvo en México, el jefe de Interpol respondió que, en efecto, fueron unas ocho y que a las 22:30, cuando se notificó a la dependencia de Paraguay, “ya no hay más nada”, refiriéndose a la actividad diplomática y judicial. “Nuestros pares dijeron que no podía hacer nada, todo se hizo a través de Migraciones”, dijo González, dando a entender que la culpa la tuvo el gobierno de Andrés Manuel López Obrador.

¿Quién es Rodrigo Granda?

Rodrigo Granda está imputado porque supuestamente fue uno de los guerrilleros que asesoraron a Osmar Martínez, del Partido Patria Libre/EPP, mediante correos electrónicos sobre el desarrollo del secuestro de Cecilia Cubas. Incluso, recomendó poner fin al plagio (con la muerte), según la fiscalía paraguaya.

Su última orden de detención con fines de extradición fue dictada por el juez paraguayo Pedro Mayor Martínez en 2012 tras un pedido hecho por Sandra Quiñónez, hoy fiscala general del Estado.

Granda había sido arrestado en diciembre de 2004 en Caracas, dentro de una operación encubierta que desató una crisis diplomática con Venezuela. Quedó en prisión en una cárcel colombiana.

Sin embargo, el 4 de junio de 2007 fue liberado pese a que tenía un pedido de extradición de la justicia paraguaya.

Granda fue liberado por el gobierno del expresidente Álvaro Uribe por el canje de presos de las FARC por rehenes que la guerrilla tenía en su poder. Unos 15 activistas del Partido Patria Libre fueron condenados por el crimen de Cecilia Cubas Gusinky, quien fue asesinada y encontrada en una fosa de una casa de Lambaré en febrero de 2005.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.