Caso Hugo Javier: uno de los imputados recusó a cuatro fiscales por “falta de objetividad”

AREGUÁ. Se trata del multifacético Paulino De los Santos Palacios Recalde, árbitro, abogado, albañil y tesorero de la fundación Centro Integral de Apoyo Profesional (CIAP), que fue imputado por lesión de confianza, declaración falsa, producción de documentos no auténticos y asociación criminal, en el caso de la ejecución de US$ 1.000.000 (G. 6.382 millones) del fondo de emergencia sanitaria por covid-19. El mismo recusó a los tres fiscales que investigan la causa y también a la fiscal adjunta.

Paulino de los Santos Palacios, tesorero de CIAP que se encargó de efectivizar dos cheques de la Gobernación.
Paulino de los Santos Palacios, tesorero de CIAP que se encargó de efectivizar dos cheques de la Gobernación.Archivo, ABC Color

El ejecutivo otorgó G. 6.382 millones, del fondo de emergencia sanitaria por covid-19, a la Gobernación de Central, administrada por el cartista y exanimador de fiestas Hugo Javier González, imputado, quien sin dudar, entregó a la ONG CIAP, presidida por Tadeo Álvarez, G. 5.105 millones, y al Consejo Regional de Salud, representado por Hugo Cabrera, recibió la suma de G. 1.276.

Según la investigación fiscal hecha por los agentes Rodrigo Estigarribia, Francisco Cabrera y Luis Said, existen graves indicios de lesión de confianza, producción de documentos no auténticos, asociación criminal y declaración falsa, en la ejecución del recurso público. En este contexto fueron imputadas 15 personas el pasado 1 de noviembre, entre ellas, el gobernador Hugo Javier González, cartista.

También, fue imputado Paulino De Los Palacios Recalde, en calidad de supuesto autor por lesión de confianza, declaración falsa y producción de documentos no auténticos, y como coautor del hecho punible de asociación criminal. Sin embargo, el sospechado recusó el pasado miércoles a los agentes del Ministerio Público, Estigarribia, Cabrera y Said, además de la fiscal adjunta Soledad Machuca, “por falta de objetividad”.

Ahora se aguarda la decisión de la Fiscalía General del Estado, respecto a la recusación contra los agentes.

“Conductas que demuestran total falta de objetividad”

Palacios Recalde, fundamenta la recusación en contra de los investigadores alegando una latente “falta de objetividad” y afirma que la investigación carece de criterio.

El sospechado asegura que la imputación formulada en su contra “carece de elementos más básicos requeridos por la ley penal”. Agrega además que “las únicas conductas supuestamente atribuidas (...) son haber retirado y cobrado ciertos cheques emitidos por la Gobernación del Departamento Central y ostentar el carácter de tesorero de la Fundación CIAP”, dice el documento.

El imputado, agrega a su escrito que “que se puede observar a leguas que no existe el más mínimo análisis de tipicidad en el acta de imputación presentada por los fiscales recusados”. Además reclama que en el acta de imputación no existen detalles sobre los motivos por los que fue imputado por los hechos que se le atribuyen. Indica también que la procedimiento fiscal hacía su persona es “arbitraria y violatoria al derecho a la defensa en juicio”.

Nuestras fuentes aseguran que el tesorero de CIAP, Paulino Palacios Recalde, habría sido quien efectivizó tres cheques otorgados por la Gobernación a la fundación CIAP.

El cheque Nº 07524980 fue por G. 1.531.680.000; el Nº 07524977 de G. 765.840.000 y el Nº 07524979 de 510.5600.000 guaraníes, que totalizan G. 2.808.080.000, y fueron retirados en efectivo en ventanilla del Banco Nacional de Fomento (BNF) en un solo día, el 12 de febrero de 2021.

Paulino, el multifacético árbitro

Paulino De los Santos Palacios Recalde (37), árbitro y abogado de profesión, funge de tesorero en la ONG CIAP, presidido por Tadeo Andrés Álvarez Cristaldo, quien también fue imputado por los mismos supuestos hechos punibles sobre la ejecución de los fondos otorgados por la Gobernación de Central, G. 5.105 millones, para la construcción y mantenimiento de espacios públicos en el XI Departamento.

La primera anomalía en el caso, que el gobernador no supo explicar, es que la organización “sin fines de lucro” no está habilitada para hacer obras de infraestructura, ya que según su estatuto social, la naturaleza de la ONG es formar profesionales en diferentes disciplinas. Sin embargo, a sabiendas, Hugo Javier transfirió a CIAP millonarios recursos desde el 2019, hasta ahora.

Pero también, de forma independiente, Paulino Palacios fue favorecido por la institución departamental, ya que según la rendición de cuentas del Consejo Regional de Salud, presentada en carácter de declaración jurada ante la Contraloría General de la República (CGR), el multidisciplinario tesorero de CIAP, además de ser árbitro de fútbol y abogado, aparece como disertante sobre la “prevención de la diabetes e hipertensión arterial”. La primera charla fue realizada en noviembre de 2019 y cobró por el servicio G. 8.433.000, la segunda en diciembre y percibió G. 28.509.509.

Pero gracias a su habilidad y capacidad física y mental, Paulino Palacios fue contratado nuevamente por el Consejo Regional de Salud de Central para hacer trabajos de albañilería y se le pagó G. 80.000.000 en una primera ocasión y G. 37.553.000 en otra ocasión.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.