Caacupé: multitud de fieles se congregó y dio otro rostro a las calles

La capital espiritual se vistió nuevamente de fiesta al albergar a miles de promeseros, quienes coparon sus calles y reactivaron el comercio y la gastronomía local. Muchos vendedores reportaron un leve repunte en las ventas.

A pasos lentos y en medio de la multitud, los peregrinantes lograron llegar hasta la  Basílica y  Tupasy Ykua.
A pasos lentos y en medio de la multitud, los peregrinantes lograron llegar hasta la Basílica y Tupasy Ykua.ARCENIO ACUÑA

Pasaban las 18:00 del martes y el movimiento era aún muy escaso. Pero tras el término de la misa de las 19:00, los peregrinantes empezaron a colmar las calles de la Villa Serrana y le dieron otro brillo a sus calles. Incluso, una gran parte de los vendedores que ya perdía la esperanza de recuperar lo invertido tuvo un giro positivo en sus ventas.

“Por fin llega la gente”, expresó Violeta Belotto, una vendedora, al observar la avalancha de promeseros que se llegaron a la ciudad en la noche del martes. “Gracias, Virgencita”, exclamó a su vez.

El mismo efecto tuvo la chipa, alimento altamente demandado durante las horas de la madrugada y mañana del miércoles 8. En “manada”, los fieles se volcaron a la compra de una, dos o más chipas acompañadas de cocido.

Griselda Penayo, oriunda del barrio San Francisco, resaltó que junto a su mamá preparó para el 7 y ayer 8, más de 90 kilos de masas que equivalen a más de 3.000 unidades, que vendieron en su totalidad.

“Repuse mi canasto más de seis veces (ayer). Tuve un poco de temor, pero esa sensación cambió completamente”, manifestó. A su vez, Rumilda Benítez, también chipera, resaltó que elaboró 60 kilos para ambos días y vendió la totalidad.

“Es mi mayor sanadora”

Edi Espínola se llegó junto a un grupo de amigos desde Guayaybí, departamento de San Pedro, para agradecer a la Virgen de haber -según ella- intercedido en su sanación. “Me detectaron unos quistes ya con principio de cáncer. Me hice el tratamiento y le pedí a la Virgencita que me ayudara y lo hizo. Es mi mayor sanadora y vengo a decirle gracias”.

“Superé al covid”

“Le prometí que si superaba al covid vendría sí o sí junto a ella. Fue y es mi protectora. Creo que ella intercedió para que me recuperara. Realmente la pasé muy mal. Estuve internada 20 días por covid en mayo y en todo momento me encomendé a ella”, expresó Gloria Campuzano, quien se llegó peregrinando vestida como la Virgen desde Itauguá.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.