Caso RGD es el destape de una “olla podrida” con más detrás, creen

El sonado caso González Daher puede ser la chispa que devele con más precisión la podredumbre de un sistema político-judicial y económico vigente, al que están maniatados centenares de víctimas desde hace varias décadas. Marcio Battilana, abogado de Alberto Antebi quien denunció a Ramón González Daher por usura, lavado de dinero y extorsión, ofrece detalles en esta entrevista del esquema de corrupción que instrumenta al Estado y que apunta a los mandamases que realmente manejan los trebejos de este país.

Abogado Marcio Battilana, defensor de Alberto Antebi, presunta víctima de Ramón González Daher.
Abogado Marcio Battilana, defensor de Alberto Antebi, presunta víctima de Ramón González Daher.gentileza

- Para que la gente entienda, ¿cómo se descubrió ese caso de los cheques robados?

- Bueno, el 14 de noviembre de 2019 se hace un procedimiento en casa de Ramón González Daher de donde se incautan varios cientos de cheques. Ahí se lo detiene, se lo procesa y se va preso a la Agrupación Especializada por el caso que terminó siendo condenado a 15 años. Esos cheques, eventualmente, con la acusación y con el acto de elevación a preliminar y demás, la fiscalía pone a disposición, entiendo que es en sobres lacrados, todo inventariado, a disposición del juzgado penal de garantías de delitos económicos.

Luego, una vez que se eleva el caso a juicio oral y se remite todo el expediente junto con las evidencias y las pruebas al tribunal de sentencia se percatan de que faltaban unos 470 y algo de cheques que estaban en sobres lacrados. Eso genera una denuncia por parte de la Corte a la Fiscalía General del Estado y entiendo que también el juez del juzgado, doctor Otazú, hizo también una denuncia en fiscalía. Luego, como todos sabemos, el juicio de Ramón González Daher y su hijo se llevó adelante y se lo terminó condenando.

- ¿Por qué se lo condenó finalmente?

- Porque esos cheques que fueron incautados y que fueron eventualmente sustraídos del juzgado no guardaban directa relación con el caso, o la porción de hechos por los cuales él fue juzgado. Hasta ahí es lo que sabíamos hace pocas semanas atrás. Pero el miércoles 15 de diciembre pasado, mi cliente, Alberto Antebi, me llama y me dice que Ramón González Daher, desde el viernes anterior le venía llamando insistentemente para el cobro de unos cheques.

- ¿El viernes, el día de su condena a 15 años?

- Exactamente, el día de su sentencia. Incluso ya condenado, el fin de semana González Daher le siguió llamando. Mi cliente entonces se reúne con Ramón el lunes 13 de diciembre y hace el último intercambio de cheques y luego me llama y me cuenta. Me muestra todos los cheques que recuperó de Ramón, un total de 88 cheques que Ramón le fue intercambiando a lo largo de varios años. Su primer préstamo data de 2011. Luego refinanció. Luego sacó otro préstamos, refinanció y así la deuda fue creciendo con el sistema clásico de usura.

- ¿Cómo es?

- El usurero le da a usted un capital. Cobra el interés. Al no poder usted pagar el interés, se le suma el interés al capital. Se forma otro capital y va capitalizando el interés. La deuda siempre va creciendo. El 16 de diciembre preparamos la denuncia por usura, lavado de dinero y extorsión. Hicimos un listado de todos los cheques que mi cliente tenía y que fue intercambiando con Ramón a lo largo de los años. Es decir, él (Antebi) se iba a lo de Ramón, le pagaba una parte del interés y luego, para poder recuperar su cheque, con el capital -o lo que sea- le tenía que dejar otro nuevo cheque por mayor valor.

- Un trueque directo

- Sí. Presentamos la denuncia. Luego, en la semana de Navidad nos enteramos por la prensa que se estaba haciendo un allanamiento en la casa de Ramón en busca de los cheques que fueron sustraídos del juzgado. Acto seguido nos llama en paralelo la fiscalía y nos pregunta: “¿cómo es que ustedes tienen estos tres cheques?”. Mi cliente le dice: “estos cheques forman parte de una devolución que me hizo Ramón a mediados de año. Entre 88 cheques había 3 que estaban denunciados como sustraídos del juzgado incautados en 2019. En base a esa información, la Fiscalía allana la casa de Ramón en busca de más cheques aparte de los 3 que ya habían sido entregados por Ramón a mi cliente. Los fiscales Piñánez y Coronel continúan investigando la denuncia por usura y lavado de dinero, y como había una causa abierta por quebrantamiento de depósito con la fiscala Natalia Cacavelos, a ella se le informó que aparecieron algunos de los 470 y otros tantos cheques sustraídos, que estaban ya en poder de la Fiscalía y, bueno, la fiscal le citó a declarar también a mi cliente y luego formuló una imputación contra Ramón por quebrantamiento de depósito y por extorsión.

- ¿Cuánta era la deuda de Antebi?

- En el año 2016, 2017, la deuda total de mi cliente ya era de 500.000 dólares. Había empezado con 100.000 y terminó en 500.000 para esa época. Entonces le transfirió al hijo de Ramón, Fernando González Karjallo, un inmueble tasado en ese momento en casi 900.000 dólares. Mi cliente le dijo: “Yo te debo 500. Te transfiero este inmueble que vale 900. Podemos quedar acá saldo cero y empezar de vuelta”. Ramón le dice: “No, no. Me haces la transferencia pero tu deuda se mantiene. Esto (el inmueble) queda como garantía nomás. Vos me pagás todo y te devuelvo el inmueble. Es más, vos tenés que seguir pagando el impuesto inmobiliario”. Y todos los 14 de enero de cada año, de 2017 a 2021 mi cliente tenía que ir a pagar los impuestos a la casa de Ramón, porque Ramón era el que pagaba pero después le exigía a mi cliente que le reembolse. Tengo entendido que él siempre se preció, por no decir, se jactó de estar registrado como gran contribuyente en la parte de Impuesto Inmobiliario justamente por la cantidad de inmuebles que tiene a su nombre. En el juicio se demostró que la mayoría de los inmuebles fueron obtenidos a través de estos sistemas de aprovechamiento y de usura, no precisamente como inversiones o como compra.

- ¿Cómo se entiende mejor que tres cheques que fueron sustraídos del juzgado hayan ido a parar en poder de su cliente?

- Mi cliente no sabía que los cheques estaban en poder del juzgado y que fueron sustraídos del juzgado. Él se enteró ahora en diciembre que eran del juzgado. Él (Antebi) lo recibió en uno de sus intercambios de cheques con Ramón, que Ramón tenía guardado. En un momento dado, mi cliente llegó a irse hasta la Agrupación Especializada incluso a intercambiar cheques con Ramón...

- Se supone que el que sustrajo los cheques del juzgado fue un mandadero de González Daher.

- La teoría del caso es que él instigó o dio la orden.

-En su poder estaban los cheques...

- Sí, eventualmente llegaron a él. Cómo y demás cosas es una cuestión que la fiscalía está investigando todavía. Pero si usted se fija, con o sin los cheques la condena que tiene Ramón se hubiese dado igual. La sustracción no fue para sacarle evidencias al juicio ni para obstaculizar el juicio sino seguir cobrando.

- Fiscales y jueces fueron cómplices de los “aprietes”...

- Así es. Estos señores tenían una sensación de impunidad y de inmunidad por los cargos que ocupaban. El tema de los audios fue clave. Gracias a ellos pudimos confirmar varias cosas que todos ya sabíamos pero no teníamos cómo comprobarlas de buenas a primeras.

- Condenado, el día de su condena igual seguía requiriendo a los que le debían. A pesar de todo no está preso. Está en su casa...

- Tengo entendido que está todavía en su casa. No tiene ninguna medida porque justamente en el marco de su primer proceso ya cumplió la pena mínima y, bueno, la Constitución y la legislación lo protegen. Entiendo que él apeló la sentencia. Eso es independiente a los demás procesos que se pueden ir abriendo.

- ¿Él tiene derecho a reclamar lo que se le debe, aún estando condenado?

- Lo que pasa es que ahí hay una discusión interesante. Los instrumentos civiles de títulos de créditos son exigibles por el mero portavoz. Si yo tengo un cheque suyo le puedo exigir que me pague. Ahora, ¿cómo conseguí el cheque? Esa ya es otra discusión.

- Al contrario, ¿no debería estar preso y confiscados sus bienes por enriquecimiento ilícito?

- Yo comparto con usted y con todos los ciudadanos que ven un peligro que una persona como esta siga en su casa y que merece estar condenada y eventualmente cumpliendo las penas respectivas, pero para eso hay que seguir todo el proceso. La pregunta también es de cuánto puede servir que esté preso si sabemos que sigue o seguirá operando desde la cárcel como siguió operando el tiempo que estuvo en la la Agrupación Especializada.

- Se supone que debe pagar por lo que hizo

- Lo que pasa es que en el proceso en el que está condenado ya cumplió la pena mínima. Estuvo seis meses. Entonces, sería una violación de la ley mandarlo de nuevo. Nos guste o no, tiene derechos. La Constitución y la ley tienen como finalidad en este caso reinsertar al acusado a la sociedad y reencauzarlo...

- En China directamente los condenan a muerte, y a otra cosa

- Pero existe cierto tipo de delitos de cierta complejidad y cierto nivel que no se sabe hasta dónde se le puede reinsertar o redirigir a una persona que ya llegó a cierto nivel delictual. En este caso particular se trata básicamente de excluirlo de la sociedad porque genera un perjuicio a innumerable cantidad de personas y familias.

- En Brasil, el caso Lavajato, en Italia el caso Manipulite, casos de corrupción pública que llegaron hasta el fondo y descabezaron hasta presidentes. ¿Esto se puede escarbar más?

- Claro que sí. Puede haber muchas cosas más gruesas. También en Europa se ventiló el caso Siemens, un caso gigantesco que afectó a Argentina y a varios países del mundo en un caso de corrupción pública muy grande. Son casos emblemáticos que generan el quiebre de un sistema que está torcido..

- El desengaño hacia la justicia es el problema

- Le digo una cosa: no hay mayor impunidad que no hacer nada. La cuestión no es solamente castigar al que hizo algo sino también ver qué hizo, cómo lo hizo y generar los mecanismos o sistemas adecuados para evitar que eso vuelva a ocurrir.

- En este país las condenas por grandes delitos salpican a muy pocos

- En delitos económicos, la verdadera sanción debería darse en la parte monetaria económica como se hace en los países más desarrollados: comisos, embargos, multas trillonarias contra personas físicas y jurídicas que son sancionadas. Se los castiga donde les duele. No sirve de mucho que se les prive de su libertad por unos cuantos años y después de cumplida la pena que salgan a gozar de todo lo que robaron.

- Este juicio a los González Daher, ¿puede ser una chispa para conocer fatos más grandes?

- Yo pienso que es el comienzo del destape de una olla podrida con una mezcla de cosas que ha venido acumulándose a lo largo de varias décadas y que está saliendo a la luz ahora.

- Parece que se necesita de una tutela para que los juicios terminen. Un representante de la embajada americana estuvo ahí presente como un perro guardián hasta el final del proceso

- Bueno, no creo que sea tan así. Yo más bien creo que somos afortunados porque rige la libertad de prensa y la comunicación fluida hace más difícil encubrir las cosas. Es un gran adelanto que las sesiones de la Corte sean públicas, o las del Jurado o del Consejo (de la Magistratura). La transparencia y el acceso a la información pública es un avance gigantesco que no debe tener retroceso. Es más, la gente ya no creo que tolere eso.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.