Tras cuestionamientos, contratista de Dinac apura las obras del aeropuerto

La empresa Estructura Ingeniería SA (EISA), de Alberto Palumbo, contratista de la Dinac en la obra de mejoramiento del espigón norte del aeropuerto Silvio Pettirossi, recién ahora está apurando las obras de la terminal aérea. Esto tras cuestionamientos por los retrasos y denuncias de una mala ejecución de los trabajos.

Vista de la zona “mejorada” del espigón norte del aeropuerto, que tiene dos años de retraso y un sobrecosto de G. 3.190 millones.
Vista de la zona “mejorada” del espigón norte del aeropuerto, que tiene dos años de retraso y un sobrecosto de G. 3.190 millones.Pedro Gonzalez

En un recorrido que realizó ABC Color el pasado viernes, en horas de la tarde, se pudo corroborar que varios obreros de la contratista se encontraban realizando varios trabajos en la zona de obras del espigón norte del aeropuerto, principalmente tareas de soldadura y limpieza.

Todo indica que estaban apurando los trabajos, tras los cuestionamientos que tuvo la retrasada obra de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac) y luego de que el titular de la institución, Félix Kanazawa, haya anunciado que rescindirá del contrato con EISA, por la excesiva demora de las construcciones.

Sin embargo, no permitieron acceder al equipo periodístico dentro del aeropuerto propiamente, de manera a que se puedan corroborar las tareas ejecutadas en la terminal aérea, donde la Contraloría reveló que la Dinac autorizó pagos y certificó obras que, supuestamente, ya habían sido entregadas en su totalidad pero que estaban lejos de ser terminadas.

Esta obra se adjudicó por G. 16.970 millones a EISA en enero de 2019 (durante la gestión del ex titular Édgar Melgarejo). En febrero se dio la orden de inicio de los trabajos, que debían concluir en 210 días (7 meses). Es decir, el plazo de ejecución era hasta septiembre de 2019, pero los trabajos no culminaron hasta la fecha y, además, se registra un encarecimiento de G. 3.190 millones (20%) por ítems que se agregaron al contrato original.

Pagaron millones y ocultan datos de pólizas

La Dinac ya desembolsó al menos G. 20.000 millones por esta obra, tanto en la administración de Kanazawa como de Melgarejo. Kanazawa dijo que los pagos fueron avalados por fiscalizadores de la obra, que son dos funcionarios de la Dinac, los cuáles fueron echados y a quiénes el titular de la Dinac no identificó hasta la fecha.

Asimismo, Kanazawa mantiene un llamativo silencio respecto a la situación actual de las pólizas de fiel cumplimiento y del anticipo del contrato para las obras del espigón norte del aeropuerto Silvio Pettirossi.

La institución a su cargo se niega a proporcionar el nombre de las entidades y los montos que están asegurados, que la institución debe reclamar a las aseguradoras cuando se concrete la rescisión del contrato que anunció el presidente de la Dinac. No se sabe si ambas cauciones están vigentes o si la dejaron vencer, ante la falta de controles en esta criticada obra.

Esta adjudicación a EISA se cuestionó desde el principio porque la cuenta corriente de la firma de una entidad bancaria estaba inhabilitada. También se objetó la experiencia que la empresa presentó en su oferta para esta obra.

Ahora, tras más de dos años de retrasos de la obra y con millonarios sobrecostos, el titular de la Dinac, Félix Kanazawa, resolvió rescindir el contrato y anunció una investigación de todo el proceso.

Otra firma se encargó de la climatización de la terminal aérea

Las obras de ampliación del “espigón norte” del aeropuerto Silvio Pettirossi, que el ex titular de la Dirección Nacional de Aeronáutica Civil (Dinac), Edgar Melgarejo, adjudicó a la empresa Estructura Ingeniería SA (EISA), de Alberto Palumbo, ya contempló la climatización de esta área de la terminal aérea por casi G. 900 millones, pero dicha empresa no ejecutó esta parte de la obra.

Llamativamente, el presidente actual de la institución, Félix Kanazawa, volvió a adjudicar en noviembre del año pasado la climatización del “espigón norte”, esta vez por G. 1.391 millones, a la empresa Enving SRL, representada por Manuel Bedoya, que finalmente se encargó de instalar los acondicionadores de aire en la terminal aérea.

Según los datos, la climatización que presupuestó EISA “fue excluida” del contrato ya que “no satisface la necesidad del edificio” y que esto se concretó a través de una adenda que se firmó con la Dinac.

En un recorrido por la zona de obras del espigón norte del aeropuerto, en noviembre del año pasado, técnicos de la Dinac explicaron a ABC Color que se contrató a Enving SRL para unificar la climatización del edificio de pasajeros a través de la refrigeración por ductos de agua del “sistema schiller” que se tiene instalado en un 95% del edificio del aeropuerto (utilizando solo el 60% de su capacidad).

Pero si el aeropuerto ya tenía este sistema ocioso para aprovechar, ¿por qué se adjudicó a EISA otra modalidad de climatización? se preguntó a los técnicos, a lo que respondieron que recién tras el inicio de la obra se dieron cuenta de que se requería de mejores sistemas de aires acondicionados “por el aumento de la cantidad de pasajeros”.

Señalaron que con el sistema adjudicado a Enving, hoy ya instalado, se puede “operar las 24 horas durante todo el año, a diferencia de los aires acondicionados “comunes” que debía instalar EISA.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.