Juez Sanabria, “prestamista” con un millonario crecimiento y sin deudas

El juez Enrique Inocencio Sanabria Torres, quién decretó la libertad ambulatoria de Ramón González Daher, declaró en 2019 un patrimonio neto de G. 5.964 millones, sin ninguna deuda. En 4 años registró un aumento de 155%. También tuvo ingresos por “intereses” de préstamos.

El juez Enrique Sanabria es quién en tiempo récord concedió la libertad ambulatoria a Ramón González Daher.
El juez Enrique Sanabria es quién en tiempo récord concedió la libertad ambulatoria a Ramón González Daher.gentileza

Quienes recuerdan los inicios del juez Enrique Sanabria lo describen como una persona humilde que se dedicaba al alquiler de sillas para eventos, muy distinto a su situación actual, con millonarias propiedades, lujos vehículos y abultadas cuentas por cobrar a terceros.

En los registros públicos de Contraloría constan dos declaraciones juradas del magistrado, que datan del 2015 y 2019, ya en el cargo de juez.

En su primera presentación reportó un patrimonio neto de G. 2.333.000.002, sin pasivo, es decir, sin ninguna deuda declarada.

En sus activos destacan 7 cuentas en cooperativas, con depósitos totales de G. 1.163.000.002 y unos G. 30 millones en efectivo.

En cuanto a propiedades, únicamente reportaba una terreno con edificación en Luque, valuada en G. 420 millones. También dijo tener dos camionetas, una Mercedes Benz y otra BMW y un camión.

Llama la atención además que reporta unos G. 270 millones en deudas a cobrar a tres personas.

Entre sus ingresos mensuales, además de su sueldo como magistrado de G. 18.366.000, reportó el salario de su esposa, Encarnación Zárate, por G. 5 millones al mes y cobro de intereses por G 12.000.000 mensuales.

Rápido y considerable aumento patrimonial

Su posterior declaración jurada de 2019 denota un fuerte crecimiento patrimonial, aumentando la cantidad de propiedades, de dinero depositado, y si bien no reporta más deudores, sigue supuestamente recibiendo intereses por préstamos.

En cuatro años, su patrimonio neto escaló a G. 5.964.000.000, sobre todo aumentando sus propiedades y engrosando sus cuentas en cooperativas, pero siempre sin recurrir a ningún préstamo o asumir deuda.

La misma propiedad declarada en 2015, ahora aumentó su valor a G. 760 millones, por mejoras en la edificación, y sumó otras dos propiedades en Luque valuadas en G. 900 millones cada una. En total, en propiedades reportó unos G. 2.560 millones.

A sus vehículos declarados también sumó un camión Mitsubishi Carter, y renovó su camioneta BMW por un modelo X4. En total, sus rodados estaban valuados en G. 400 millones.

Sus depósitos en la Cooperativa de Luque reportaron un aumento, llegando a G. 2.684 millones, así como unos G. 120 millones en efectivo.

También dijo tener en total unos G. 150 millones invertidos en mobiliarios, electrodomésticos y muebles de oficina.

Si bien ya no reporta tener personas a las que prestó dinero, sigue mencionando recibir mensualmente unos G. 26 millones en concepto de intereses cobrados.

No menciona pago de impuesto por intereses

En ambas declaraciones juradas, el juez no reporta el pago del Impuesto al Valor Agregado (IVA), el cual corresponder en el caso del cobro de intereses a préstamos. Cabe aclarar que si el pago de intereses es por sus depósitos en la Cooperativa, la institución financiera directamente debe realizar la retención. Pero para préstamos a particulares, si debe declarar él sus tributos.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.