Gasto salarial creció 9,1% por aumentos y pago de bonificaciones

En enero el gasto salarial en la administración pública aumentó 9,1% con respecto al mismo mes del año pasado, debido al impacto de la suba a docentes, reajuste en fuerzas públicas, contratación de personal de salud y el pago de bonificaciones y gratificaciones en el Poder Judicial. Éste último beneficio, incluyendo a todas las instituciones que lo abonaron, representó para el Tesoro una erogación total de casi G. 47.000 millones.

Docentes protestan por el microcentro.
Una de las tantas manifestaciones de docentes realizada el año pasado frente al Ministerio de Hacienda para reclamar aumento salarial.Arcenio Acuña Rojas

El Ministerio de Hacienda dio a conocer este martes el informe de “Situación Financiera” al mes de enero, durante una conferencia de prensa virtual que estuvo a cargo del viceministro de Economía, Iván Haas, y del director de Política Macrofiscal, Rolando Sapriza.

El informe revela que en el primer mes del año los gastos de la administración central crecieron 13,1%, de G. 2,1 billones (US$ 312 millones) utilizados el año anterior pasó a G. 2,4 billones (US$ 353 millones) en el presente ejercicio.

Sapriza explicó que este crecimiento obedece al incremento registrado, principalmente, en dos componentes: en las remuneraciones pagadas al personal público y en el uso de bienes y servicios.

En lo que respecta a las remuneraciones o gasto salarial, se destinaron más de G. 1,3 billones (US$ 197,5 millones), lo que representa un aumento del 9,1% con relación al mismo mes del ejercicio anterior.

La diferencia porcentual equivale a G. 114.700 millones (US$ 16,4 millones) más que el Tesoro desembolsó para cumplir con los compromisos salariales en este primer mes del año 2022.

El informe explica que esta variación se da por el aumento otorgado desde octubre del año pasado a los docentes, por la contratación de personal de salud, el reajuste para policías y militares, que tienen indexados sus respectivos salarios al mínimo legal; así como también por el pago de bonificaciones y gratificaciones, entre otros.

El impacto del incremento en el MEC representa G. 70.000 millones más, la contratación de personal de salud G. 25.400 millones más y las bonificaciones y gratificaciones G. 10.800 millones más, en tanto que otros gastos (en el informe no dice de que tipo) se llevó G. 8.500 millones más.

El viceministro de Economía explicó que ese incremento en las bonificaciones y gratificaciones se da por el pago realizado en el Poder Judicial, diferencia que saltó atendiendo que en enero del año pasado no se efectuó dicho desembolso.

Bonificaciones y gratificaciones

Un informe complementario de la cartera sobre este tema, que se dio posteriormente a la conferencia de prensa, explica que en enero pasado se registró una ejecución de G. 46.900 millones (US$ 6,7 millones) en bonificaciones y gratificaciones, superior en G. 10.800 millones a lo registrado en el mismo periodo del año anterior.

Expresa que del referido monto total del aumento, G. 10.100 millones corresponde a la Corte Suprema de Justicia, pero esto se debe a que en el mes de enero 2021 no se registró ningún pago en este objeto (de acuerdo a los últimos datos se abonó en el primer mes de los años 2017, 2018, 2019 y 2020, no así en 2021).

Señala que las bonificaciones y gratificaciones abarca a las asignaciones que son complementarias al sueldo, tales como bonificación por grado académico, por antigüedad en el cargo, por responsabilidad en el cargo, por gestión administrativa o presupuestaria, por labores insalubres y riesgosas, entre otras. “Por consiguiente, el pago en este objeto es normal en cualquier institución”, afirma.

Añade que el pago de este beneficio está contemplado en el artículo 49 de la Ley N° 6873/2022 de Presupuesto General de la Nación, y establece que el pago de la bonificación para los Organismos y Entidades del Estado (OEE) ajustados a la matriz salarial, no podrá ser superior al 30% del salario nominal aprobado en el anexo de personal. “Para el caso de las entidades que no forman parte de la matriz salarial, se guían por lo establecido en el decreto que reglamenta la ley de presupuesto”, indica.

Menciona igualmente que el artículo 50 de la referida ley, prohíbe el pago de las gratificaciones ocasionales o premios al personal por servicios o labores realizadas, a mejor o mayor producción o resultados de las gestión administrativa y financiera a los funcionarios de los OEE.

El pago de las bonificaciones es siempre blanco de críticas desde el sector privado, fundamentalmente en los últimos años atendiendo a que la pandemia golpeó con fuerza la actividad económica del país y esto generó el cierre de empresas, cesación o suspensión de trabajadores en sus puestos laborales. Sin embargo, en el sector público incluso se utilizaron recursos provenientes de los préstamos para garantizar todos los beneficios.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.