Causa por adulteración de informe sobre Messer duerme en la Fiscalía

Varias irregularidades habrían sido cometidas en la Secretaría de Prevención de Lavado de Dinero (Seprelad) durante la administración del exministro Óscar Boidanich. Según denunciaron legisladores, la institución adulteró y cajoneó informes sobre Darío Messer. Una causa, abierta tras críticas, duerme en la Fiscalía

La relación de Darío Messer (i) con el expresidente Horacio Cartes fue borrada del informe oficial.
La relación de Darío Messer (i) con el expresidente Horacio Cartes fue borrada del informe oficial.Archivo, ABC Color

Ignorar el manual de la institución, cajonear durante más de un año y adulterar un informe oficial remitido a la Fiscalía. Estas son tan solo algunas de las irregularidades que se habrían cometido en la Seprelad durante la administración de Boidanich, quien respondía directamente al expresidente Horacio Cartes.

Con Boindaich al frente, la Seprelad ignoró las alertas sobre el doleiro Darío Messer y hasta habría modificado un informe para borrar del mismo la relación del brasileño con Cartes, su “hermano del alma”.

Informes cajoneados

La adulteración y el cajoneo fueron confirmados por funcionarios y exfuncionarios de la propia Seprelad ante la Comisión Bicameral de Investigación (CBI) del caso Messer.

La exfuncionaria Raquel Cuevas relató ante la CBI que Messer estuvo en la mira de la entidad desde 2012 a través de reportes de operaciones sospechosas (ROS). Dijo que era considerado en la “categoría media” por no tener “una operación de dinero” y que era “objeto de monitoreo permanente”.

La exfuncionaria explicó que en una reunión de análisis de octubre de 2016 sobre las transferencias de Chai SA, empresa de Messer advirtieron que el dinero que hacía circular en Paraguay ingresó a través del Banco Nacional de Fomento cinco años antes, es decir, en 2011, sin control alguno.

Tras un reporte del Banco Continental se percataron de que las cifras topes de transacción habían sido, supuestamente, vulneradas. La investigación de Seprelad comenzó aquel octubre de 2016, pero Cuevas reconoció que la función preventiva de la institución ya de nada servía porque el dinero era usado para compra de bienes, servicios, etc.

Apuntó que la investigación a Messer que se inició en octubre de 2016 ya tuvo un informe completo en junio de 2017. Sin embargo, Boidanich recién lo remitió un año después.

Recordó que al conocerse la primera versión del informe sobre Messer, Boidanich le pidió a la Dirección de Análisis Financiero que extienda la investigación hacia otros implicados.

Esto duró varios meses, hasta que en abril de 2018 el comité que investigaba el caso se desmanteló y Boidanich decidió enviar el informe al Ministerio Público.

Un año de cajoneo

El informe de Seprelad fue enviado a la fiscala de Delitos Económicos y Anticorrupción Alba Rocío Cantero el 17 de abril de 2018, día en que ABC denunciaba la existencia de al menos 19 cuentas bancarias vinculadas a Messer, abiertas en el HSBC Bank, de Suiza, la misma entidad en la cual Horacio Cartes también abrió dos cuentas en 1989.

Aunque se entregó a la Fiscalía el 17 de abril de este año, el reporte fue elaborado entre noviembre y diciembre de 2017.

Según lo que confirmó en 2018 el senador Rodolfo Friedmann, titular de la CBI, al menos un párrafo entero fue excluido del informe enviado a la Fiscalía. Según los documentos que recibió la Comisión que investiga el “expediente Messer” en el Senado, dos informes de inteligencia financiera fueron elaborados por Seprelad.

La diferencia de informes

Refiriéndose a CHAI SA, el primer informe contenía en la página 3 un párrafo que decía: “Medios periodísticos nacionales también vinculan a los accionistas Darío Messer y Juan Pablo Jiménez Viveros como personas cercanas a Horacio Cartes, actual presidente de Paraguay. A este último lo relacionan por supuestas irregularidades de su gobierno para beneficiar a ambos accionistas”. Juan Pablo Jiménez es primo del expresidente.

Sin embargo, el segundo informe, que fue el remitido a la Fiscalía, omite el párrafo citado. Señala que los medios periodísticos nacionales vinculan a CHAI SA como una de las 285 empresas investigadas por una megaevasión descubierta en Ciudad del Este y también recuerda publicaciones periodísticas de Brasil que apuntan a Messer como presunto lavador de dinero del Partido de los Trabajadores y varios otros casos. Pero, el párrafo referente a Cartes desapareció.

Boidanich negó la acusación y aseguró que el informe nunca fue adulterado, sino que se trataba de documentos complementarios entre ellos.

Tras críticas, la apertura

El Ministerio Público, encabezado por Quiñónez, no abrió nunca causa penal alguna por el cajoneo del expediente sobre Messer y tardó meses en abrir una carpeta por la adulteración.

Recién tras las críticas, en diciembre de 2018, Quiñónez ordenó la apertura de la causa por la adulteración de los documentos. A más de tres años, el proceso quedó totalmente paralizado.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.