Sequía e incendios causan estragos en zona de Ñeembucú

La sequía y los incendios están causando grandes pérdidas a los productores de Ñeembucú. Las llamas arrasan con los cultivos y matan animales. En medio de las limitaciones, las comunas asisten a la población, pero se espera la ayuda del Gobierno central para enfrentar la catástrofe.

El incontrolable incendio movilizó a la población de Laureles para combatirlo con lo que está al alcance.
El incontrolable incendio movilizó a la población de Laureles para combatirlo con lo que está al alcance.Archivo, ABC Color

PILAR (Édgar Vázquez, corresponsal). Crítica situación atraviesan las comunidades del departamento de Ñeembucú.

En Laureles, el fuego arrasó con todo lo que había a su paso, miles de hectáreas de campos y de bosques quedaron reducidos a cenizas. El intendente Fermín Candia informó que los campos las compañías San Antonio, Islería, Potrero Esteche y Potrero San Juan, fueron arrasados por el fuego, pese a que “hemos estado trabajando con maquinaria pesada para tratar de controlarlo”, indicó.

Ya aparecieron algunos ganados muertos, pero aún no se puede cuantificar los daños porque aún hay pasturas en llamas.

El intendente Candia informó que un grupo de jóvenes decidieron iniciar la creación de un cuartel de Bomberos en Laureles a quienes el municipio los va a apoyar.

El prolongado período de sequía y la quema de pastizales de campos e incendios forestales han golpeado tanto las cosechas como la cría de ganado, lo que generó cuantiosas pérdidas para los productores del campo.

Los ganaderos coinciden en señalar que aún es muy difícil evaluar las pérdidas, pero aseguran que impactarán en gran medida en la economía.

Los intendentes de varios distritos del departamento de Ñeembucú informaron de qué manera buscan la forma de ayudar a los pequeños y medianos productores.

El intendente de Guazucuá, Eutilio Riveros (PLRA), mencionó que están ayudando a los productores con maquinarias para la limpieza de tajamares y canales para que los animales aprovechen lo último que queda de agua.

También el intendente municipal de Villa Franca, Rodrigo Leguizamón (ANR), indicó que la situación es desesperante en su distrito, pues “el incendio perjudicó enormemente a nuestros productores; estamos con muchos problemas, ya no hay agua en las compañías, pero estamos ‘remando’ de acuerdo a los recursos”, indicó.

También la intendenta de Villa Oliva, Marilú Musa (ANR), manifestó que existen muchos aspectos negativos; pues “hay familias enteras que no tienen agua para beber y el municipio se encarga de proveer tanques con agua potable”, explicó.

Señaló que están esperando refuerzos económicos por parte del Gobierno para aliviar la situación de los productores y de la población.

Los incendios siguen en la zona. Ayer se reportó uno de gran magnitud en Loma Guazú, distrito de General Díaz, lo que pone en pánico a la gente del lugar. Además de los pastizales también se quemaron grandes extensiones de montes.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.