Marcus Espíndola y Jussara Cabral tenían activa participación social

Marcus Espíndola Marques de Padua, detenido el martes en Brasil por narcotráfico, durante el operativo Turf, y su señora, la accionista de Tabesa Jussara Cabral, tenían activa participación social, incluso en Asunción. A fines de noviembre participaron de un evento en el que hicieron una donación y en el que estuvieron hasta la primera dama, Silvana López Moreira de Abdo.

Marcus Espindola y Jussara Cabral durante el desfile realizado en 25 de noviembre en Asunción, sentados en primera fila. Abajo, el cheque simbólico con la donación de 20 máquina del coser.
Marcus Espindola y Jussara Cabral durante el desfile realizado en 25 de noviembre en Asunción, sentados en primera fila. Abajo, el cheque simbólico con la donación de 20 máquina del coser.

El 25 de noviembre pasado, en el Museo de Arte Sacro, en Asunción, la Asociación de Cónyuges Diplomáticos Acreditados en Paraguay organizaba el desfile de modas en el cual internas del Buen Pastor capacitadas mediante la Fundación Princesa Diana, presentaban su colección “Kuña Maino: Mensajera del Sol”. El evento tenía por objetivo recaudar máquinas de coser para ayudar a la rehabilitación de las mujeres.

Entre los participantes de este evento se encontraban la primera dama de la Nación, Silvana Abdo; la ministra de Trabajo, Carla Bacigalupo; y la ministra de la Mujer, pero además participaron Marcus Espíndola Marques de Padua y su esposa, Jussara Cabral Marques de Padua. Durante el desfile, el ahora preso por la Policía en Brasil por narcotráfico, y su pareja, se sentaron en primera fila, de frente a la esposa del presidente de la República, Mario Abdo Benítez, según se observa en videos existentes en redes sociales.

Además, en la ocasión Jussara Cabral donó a la fundación 20 máquinas de coser y hasta cantó un clásico de la música brasileña: Madalena, de Elis Regina.

Todo esto, que consta en videos y fotografías, se suma a fuentes que afirman que la pareja tenía una permanente vida social en Asunción y no solo residía en Brasil.

Marcus Espíndola fue detenido el martes, en Brasil, por la Policía Federal, en el marco de la operación “Turf”. En Hernandarias, su socio Lindomar Reges Furtado logró escapar de una comitiva fiscal y de Senad, segundo antes que llegaran a su casa, ubicada en el exclusivo Paraná Country Club.

“No quiero que me dejen mal a la fundación”

“Voy a ser bien drástica: no quiero que me dejen mal a la fundación, ni a las cónyuges de los diplomáticos, porque ellos querían ayudarnos y tampoco tienen nada que ver con eso. Ellos donaron las seis máquinas de lo que quedó de los ingresos (del evento). No quiero ponerle mal a nadie, porque realmente son las chicas las que van a salir perdiendo”, señaló la presidenta de la Fundación Princesa Diana, Hilda Bachle de Hieber.

La presidenta explicó que la actividad era abierta, con venta de entradas, y fue para la adquisición de máquinas de coser. No conocían a Jussara Cabral y Marcus Espíndola antes del evento, en el cual donaron 20 máquinas de coser.

“Yo no les conozco. Yo sé que es ella la que donó las máquinas, no sé cuánto costaron las máquinas”, dijo en otro momento Bachle. “Yo trabajo en forma transparente, tengo que pelear por cada chica que está ahí, para que aprendan y vayan adelante, pero nunca he recibido dinero de nadie, sí donaciones”, remarcó también.

Desde su despacho informaron que “la primera dama, Silvana Abdo, no conoce a la señora Jussara Cabral ni a su pareja. Ella asistió al desfile por invitación de las damas diplomáticas, entre ellas, la esposa del embajador de Taiwán, que organizaron el evento para recaudar fondos a beneficio de un proyecto de reinserción social. Asimismo, desconocía quiénes iban a estar presentes en el desfile. Asistió para apoyar a la Fundación Princesa Diana y a las mujeres que forman parte del proyecto social”. La invitación también provino de la esposa del embajador de Brasil y el de Reino Unido, agregaron.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.