Diputada Villalba tiene largo historial de cercanos vínculos con el hampa

La diputada colorada cartista Cristina Villalba López tiene un largo historial de cercanos vínculos con personas ligadas al narcotráfico. Ayer su nombre saltó nuevamente en la denuncia realizada por su colega, la liberal Celeste Amarilla. “La madrina” fue señalada como protectora del condenado Vilmar “Neneco” Acosta y un narcotraficante brasileño confesó que le enviaba dinero a cambio de protección para operar en Canindeyú.

Cristina Villalba mostraba en redes su cercanía con el condenado Vilmar “Neneco” Acosta.
Cristina Villalba mostraba en redes su cercanía con el condenado Vilmar “Neneco” Acosta.Archivo, ABC Color

El nombre de la diputada cartista y exgobernadora de Canindeyú, Cristina Villalba, fue uno de los mencionados ayer por su colega, la liberal Celeste Amarilla como una de las políticas con supuestos vínculos con el narcotráfico.

María Cristina Villalba es cabeza del clan Villalba López, de Canindeyú, junto con su hermano el ya fallecido Carlos “Cabrito” Villalba López, exintendente de La Paloma, distrito desde donde construyeron su poderío.

La lista de ilícitos con los que alguna vez fue involucrado Carlos Antonio Villalba López (+) es extensa.

El exintendente de La Paloma estaría presuntamente involucrado en el contrabando de mercaderías al Brasil, siendo uno de los principales rubros el cigarrillo, aunque se le agregan otros, como insumos agrícolas o productos electrónicos.

Carlos Villalba López ya había sido denunciado por sus cercanas vinculaciones con Claudecir da Silveira, alias “Mano”, un brasileño con orden de captura que vive protegido en territorio paraguayo desde hace años y con largos antecedentes.

Una estancia que figura en papeles a nombre Da Silveira fue allanada días atrás en el marco del operativo A Ultranza Py.

Da Silveira fue señalado junto a Villalba como supuestos autotraficantes.

Amiga cercana de “Neneco”

Los vínculos de Cristina Villalba con el crimen organizado saltaron luego del asesinato del corresponsal de ABC Color en Curuguaty, Pablo Medina, en octubre de 2014. El periodista había dejado apuntes en su computadora en los que vinculaba a la legisladora colorada cartista con el entonces intendente de Ypejhú, Vilmar “Neneco” Acosta Marques, autor intelectual del asesinato de nuestro compañero.

La diputada Villalba reconoció que Vilmar Acosta la llamó un día después del asesinato supuestamente para pedirle consejo. Y el entonces fiscal general del Estado, el acusado Javier Díaz Verón, confirmó que la parlamentaria lo llamó para interceder por “Neneco”.

Pese a que intentó en reiteradas oportunidades asegurar que mantenían una relación apenas “institucional”, en las redes sociales se podía observar que la diputada Villalba tenía una relación cercana y amistosa con el condenado “Neneco”

Contra Pablo

En 2014, Villalba acudió al velorio de Medina y hasta se la vio llorando mientras abrazaba a familiares del periodista. En ese entonces lo calificó como “una persona de mucha credibilidad y peso en el departamento”.

Ayer, casi ocho años después de la muerte de Pablo, Villalba dijo que había que hablar del “narcoperiodismo” y que preguntó cuánto era el sueldo de nuestro fallecido compañero que lo empujó a “formar parte de un esquema”.

Pagos de narcotraficante

El narcotraficante Ezequiel de Souza Gómez, quien reveló haber pagado sumas millonarias en coimas a jueces, fiscales, políticos, militares, policías y agentes de Senad, según un audio difundido en 2015, nombró al subcomisario Aquiles Villalba, de la unidad de Antinarcóticos. Dijo que este llevaba el dinero a la diputada Cristina Villalba y a su hermano Carlos “Cabrito” Villalba, entonces intendente de La Paloma.

Marido procesado

Villalba está casada con Félix Antonio Abente, quien soportó un proceso judicial por homicidio doloso. Llamativamente la carpeta el caso desapareció.

El entonces juez de Curuguaty, Carlos Martínez, sostuvo en 2015 que la carpeta “desapareció” de la sede del Poder Judicial por supuestas presiones políticas del clan Villalba.

Droga en finca familiar

Alrededor de cinco hectáreas de cultivos de marihuana en etapa de cosecha fueron hallados en la propiedad de Diego Abente, quien es primo del esposo de la cuestionada diputada colorada Cristina Villalba de Abente, según denunciaron en diciembre de 2014, miembros de la Federación Nacional Campesina (FNC) del asentamiento Maracaná.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.