Político luguista sería dueño de cocaína que provocó atentado en San Bernardino

El político chaqueño del Frente Guasu Anastacio Mareco Quiroga (39), quien se encuentra prófugo, sería el verdadero dueño de la carga de 18 kilos de cocaína por la que se desató el mortal tiroteo en el Ja’umína Fest de San Bernardino, según la imputación que presentó ayer la Fiscalía. En la balacera murieron el supuesto narco Marcos Rojas y la influencer Vita Aranda.

Todos los imputados por la nueva causa abierta tras el atentado en el Ja'umina Fest de San Bernardino.
Todos los imputados por la nueva causa abierta tras el atentado en el Ja'umina Fest de San Bernardino.

Los fiscales de Crimen Organizado Alicia Sapriza, Federico Delfino y Lorenzo Lezcano presentaron ayer imputación por tráfico ilícito de armas, tráfico de drogas y asociación criminal, en carácter de participantes, contra los ya detenidos Victorino Gómez Paredes (44), alias Vitó; Milciades Pedra Gómez (29), alias Oso Riquillo; y Alcides Dejesús Villasboa Peralta (41), alias Ropero.

También contra los aún buscados Osvaldo Gómez Paredes (41), alias Doctor 99, quien es hermano de Vitó; Wilson Antonio Villasboa Peralta (38), alias Wilo, quien es hermano de Ropero, y Elio Balvino Ovelar Espinoza (47), alias Titán, quien es el supuesto jefe del “cuadro de disciplina” del PCC en la frontera.

Estos seis hombres citados son oriundos de Pedro Juan Caballero.

La imputación también afecta a Jeis Leonardo Urquhart de Lacerda (39), alias Yacaré, quien es convencional del Partido Colorado por la seccional 32 de Asunción y miembro del movimiento Honor Colorado de Horacio Cartes.

El último procesado es Anastacio Mareco Quiroga (39), alias Valle, quien fue candidato a concejal departamental de Boquerón por el Frente Guasu de Fernando Lugo.

Lea más: Un político luguista y otro colorado entre buscados por caso Ja’umína

Esta nueva investigación, independiente a la del sicariato en el festival, fue abierta gracias a los datos encontrados en uno de los celulares del supuesto narcotraficante ya fallecido Marcos Ignacio Rojas Mora (29), alias Marcos Capital o Moreno Fala, quien fue el principal objetivo del pistolero que atacó el 30 de enero pasado en el anfiteatro José Asunción Flores.

En el atentado, también perdió la vida Cristina Isabel Aranda Torres (29), conocida como Vita Aranda.

Relato de los hechos

“Los hoy imputados, junto con otras personas aún no identificadas, formarían parte de una estructura criminal transnacional que se dedicaría al comercio ilícito de armas de distintos calibres y estupefacientes (cocaína y crack) en nuestro país, el cual se denominaría PCC - Sintonía Paraguay”, dice la primera parte de la imputación del Ministerio Público. Luego, hace una descripción de los roles atribuidos a cada uno.

Sobre Vitó, el documento señala que “sería la persona encargada de traficar armas de fuego y tráfico de estupefacientes y quien también habría mantenido fluida comunicación con Marcos Rojas”.

Oso Riquillo supuestamente “se encargaba de proveer de sustancias y drogas prohibidas en mayor proporción para su posterior venta al menudeo en el departamento Central”.

Ropero “sería miembro activo de la organización criminal PCC - Sintonía Py, y se dedicaría a la comercialización de sustancias y drogas peligrosas para su distribución al menudeo”.

Doctor 99 “sería el socio en la comercialización de sustancias y drogas peligrosas, logística y encargo con Marcos lgnacio Rojas” y además “integrarían un subgrupo con Victorino, Marcos y Osvaldo”.

Wilo “sería el encargado de logística en la ciudad de Pedro Juan Caballero, de su hermano Alcides Dejesús Villasboa, alias Ropero, para la comercialización de sustancias y drogas peligrosas, así como de varios hechos de homicidio derivados de la modalidad del sicariato”.

Titán “habría intercedido entre el conflicto de intereses suscitado entre Marcos lgnacio Rojas y Alcides Dejesús Villasboa por la comercialización de varios kilogramos de droga”.

Yacaré “tendría como función principal ser uno de los principales distribuidores y comercializadores de las sustancias en Asunción”.

Mientras que Valle “sería la persona encargada de la provisión de las sustancias y drogas prohibidas, desde el Chaco paraguayo. Esta persona podría ser además considerada como el principal financista del grupo, quien también se encargaba de reclamar el pago de las mercaderías (drogas ilícitas) dadas a Marcos Capital y que este a su vez entregó a Alcides Dejesús Villasboa, alias Ropero”.

Es decir, Ropero, quien surge como el mandante del ataque, habría ordenado la muerte de Marcos Capital para no pagarle por la cocaína que este último a su vez retiró del político Valle.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.