Temporal desnuda corrupción y precariedad en infraestructura en Asunción y Gran Asunción

Con al menos 91.7 milímetros de agua caída, las calles de Asunción y alrededores fueron copadas por raudales que arrastraron de todo, destruyeron caminos y se convirtieron en peligrosas trampas para la población. La corrupción en instituciones públicas, la nula planificación urbanística y la mala calidad de las obras públicas quedaron en evidencia.

La zona de Calle Última se convirtió en un río apenas transitable.
La zona de Calle Última se convirtió en un río apenas transitable.Diego Peralbo

La falta de desagüe pluvial, una vez más se hizo patente, así como la mala calidad de las obras públicas, la falta de planificación urbanística, la mala recolección de residuos y la corrupción en instituciones públicas. La Municipalidad de Asunción no tiene actualizado su mapa de puntos críticos en días de lluvia, lo cual ayer prometió hacer el director de la Policía Municipal de Tránsito, Luis Christ Jacob.

El arquitecto Jorge Rubiani, urbanista, resaltó a ABC Tv, “la gente apela a lo más simple, echa los árboles del patio, pavimenta su patio, cubre todo el terreno de la cuidad y evidentemente el agua no tiene más por dónde escurrirse, más que por los pavimentos”.

Cuando se le consultó sobre la calidad de las obras públicas, Rubiani señaló: “por qué la obra pública habrá de ser de buena calidad si en la función pública no se contrata a los mejores profesionales, se contrata a los chongos, a los correligionarios, a los amigos, a los parientes, a los que no discuten las órdenes de arriba, entonces la obra pública no puede ser de buena calidad”.

No hay inversión pública en absolutamente nada, nada que no haya hecho el Ministerio de Obras Públicas de manera absolutamente irregular y absolutamente ilegal también, de paso”, añadió en otro momento el arquitecto.

“Fundamentalmente no existe penalización ante la corrupción, no existe penalización ante el fraude que significa invertir un dinero público absolutamente para nada” cuestionó igualmente.

Sin semáforos ni agentes, reinó el caos en el tránsito

Como consecuencia de la tormenta, entre el martes por la noche y ayer por la mañana, varios semáforos dejaron de funcionar en Asunción y alrededores. En algunos puntos hubo agentes dirigiendo el tránsito, pero en otros, el caos se apoderó también de la circulación vehicular.

Con baja visibilidad debido a la lluvia, que además inundaba las calles principales, la población debió enfrentar ayer el tránsito, ya usualmente caótico, para llegar a sus puestos de trabajo o realizar otras actividades.

La Municipalidad de Asunción, mediante sus redes sociales informó al menos trece puntos importantes, sobre Mariscal López, Artigas, Eusebio Ayala y Boggiani, donde los semáforos quedaron fuera de servicio. La institución alegó falta de energía eléctrica. En algunos de estos puntos, agentes de tránsito orientaron a los rodados. En otros reinó la ley del más fuerte.

La ANDE reportó alimentadores fuera de servicio y la ESSAP, registros que quedaron sin tapas en medio de las avenidas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.