Un insostenible sistema sanitario repercute en todo el país

La muerte de una enfermera por la explosión de un equipo médico generó ayer la manifestación de médicos y enfermeras, que se congregaron frente al Hospital de Mariano Roque Alonso. El peritaje comenzará hoy, según Salud Pública, que dice que el mantenimiento del aparato estaba en regla. La directora del nosocomio insinúa imprudencia de la víctima.

Médicos y enfermeras se manifestaron ayer por la muerte de la enfermera Claudia Samudio, en el Hospital Distrital de Mariano Roque Alonso.
Médicos y enfermeras se manifestaron ayer por la muerte de la enfermera Claudia Samudio, en el Hospital Distrital de Mariano Roque Alonso.

Trabajadores de la salud del Hospital Distrital de Mariano Roque Alonso, acompañados de la Asociación Paraguaya de Enfermería y otros gremios de la salud, se manifestaron ayer para denunciar la precariedad de las condiciones de trabajo a que se enfrentan y que el domingo último provocó la muerte de la enfermera Claudia Samudio.

Aunque el peritaje de las instalaciones apenas inició, aparentemente un montaje eléctrico mal realizado sería lo que derivó en la explosión de una máquina biomédica de esterilización, según denuncian los trabajadores de blanco del citado centro médico.

Lea más: Tras muerte, enfermeras piden mejores condiciones de trabajo: “Esta vez fue en Mariano, pero pudo ser en cualquier parte”

Según denunciaron las enfermeras que prestan servicio en el centro asistencial, a diario deben convivir con diversas máquinas biomédicas ante la falta de espacios para estos peligrosos equipos. Además, según indicaron, para que la instalación eléctrica no colapse deben, por ejemplo, desenchufar un aparato para hacer uso de otro.

Igualmente las enfermeras lamentaron que en el centro médico no exista un sistema de evacuación que permita una salida rápida en situaciones similares.

Los manifestantes acusaron también a la directora del centro asistencial, Silvia Giménez, de supuesto nepotismo, ya que aparentemente contrató a varios familiares y nada hace ante las irregularidades denunciadas.

Insinúan imprudencia de la víctima

En el marco de las investigaciones, peritos y funcionarios del Ministerio Público se presentaron ayer en el nosocomio. Pese a la importancia del suceso, anunciaron que recién hoy comenzaría el peritaje.

Salud Pública informó, sin embargo, que la máquina que causó la muerte de la enfermera es un equipo de autoclave de la marca Celiton, modelo AC 470 y que el mantenimiento del mismo estaba a cargo de la firma La Casa del Médico SA.

Lea más: Muerte de enfermera: directora del hospital de Roque Alonso insinúa imprudencia de la víctima

No obstante, la doctora Silvia Giménez, directora del centro asistencial, dio a entender ayer, en entrevista con ABC TV, que la enfermera resultó víctima de la explosión porque de forma “imprudente” estaba sentada frente al equipo.

“La compañera estaba sentada enfrente, se escuchó la explosión y se vio afectada. Las demás personas no tuvieron ninguna lesión física y refieren que (la máquina) no tuvo desperfectos previos. No escucharon ningún ruido raro, no tuvo ningún error el equipo (sic)”, manifestó la médica.

Sobre la condición del equipo, el doctor Derlis León, director de Insumos Estratégicos de Salud Pública, explicó a ABC que el pasado 14 de marzo la máquina pasó por su último mantenimiento y que recién cuando haya culminado la investigación se podrán tener más detalles.

“El 14 de marzo se realizó el mantenimiento correctivo al equipo de 5 años de uso, con 10 años de vida útil. Estamos investigando todo lo ocurrido”, dijo.

Familia pide justicia

Keyla Denis, hija mayor de la enfermera Claudia Samudio, clamó ayer -en nombre de la familia- justicia para su madre.

Lea también: “Que la muerte de mi mamá no sea en vano”, dice hija de enfermera fallecida en MRA

Además de Keyla, la enfermera fallecida tenía cuatro hijos más. “No hubo una mala manipulación, mi mamá no era una novata”, dijo la joven de 27 años, al tiempo de denunciar que su madre es una “víctima más” de las pésimas condiciones laborales que padece el personal de enfermería en todo el país.

Empresa niega ser responsable del mantenimiento

Desde la firma La Casa del Médico S.A, el abogado Hermann Weisensee confirmó ayer que ellos proveyeron aproximadamente hace siete años el equipo biomédico que explotó en el hospital de Mariano Roque Alonso, provocando el fallecimiento de la enfermera Claudia Samudio.

Sin embargo, el representante legal aseguró que “nunca” fueron contactados por la cartera sanitaria para un mantenimiento del autoclave. Alegó que ellos desconocen quiénes estaban a cargo del servicio, ya que hubo una licitación para la compra, pero ningún llamado para prestar el servicio de mantenimiento.

Médico fallece en Caacupé

Desde Cordillera también se reportó el deceso del médico Osmar Gómez, quien fue hallado sin vida dentro de un sanitario del Hospital Regional de Caacupé.

El cuerpo del galeno, que estaba de guardia en la Sala de Urgencias del sector respiratorio, fue hallado sin signos de vida a las 05:45, según reportó a ABC el doctor Eduardo Jara, director del nosocomio.

Lea más: Encuentran muerto a joven médico en el Hospital de Caacupé

Según lo relatado por Jara, el joven médico ingresó a su guardia a las 19:00 del domingo y estaba previsto que complete 12 horas de ronda médica a las 07:00 de ayer.

Tras la revisión preliminar del cuerpo, el forense Daniel Insfrán diagnosticó sobredosis como posible causa de muerte. El caso está siendo investigado por el fiscal Benjamín Vera.

La calamidad apremia a miles de asegurados del IPS

Así como el sistema de salud público, los pacientes asegurados del Instituto de Previsión Social (IPS) se enfrentan diariamente a un sinfín de arbitrariedades.

Durante los últimos días, varios casos fueron denunciados a ABC. Los aportantes lamentan la precariedad en la atención de la previsional, que cada mes descuenta el 9% del salario al trabajador.

En el IPS Ingavi, por ejemplo, ante la falta de un aparato para hacer endoscopía, los pacientes deben ser derivados al IPS Central, donde también los médicos niegan el tratamiento, alegando que la máquina está averiada.

Según denunció a ABC un paciente con apendicitis, que debía ser intervenido con urgencia, el mismo pasó varios días internado y con dolor.

Recién ayer, tras difundirse el caso a través de este diario, el paciente fue operado, pero sin esdoscopía previa.

Otro de los casos recientes en el Hospital Central es el que denunciaron los familiares de Carlos Cabrera, quien está internado en el quinto piso, sala 522.

Según reclamaron sus seres queridos, el personal de salud del IPS no se encarga de la higiene del paciente, que incluso se cayó de la cama y permaneció durante horas en el piso, provocando esta situación un desmejoramiento de su condición de salud.

Lea más: Familiares de periodista denuncian pésima atención a pacientes en IPS

Sus familiares dicen además que solo pueden verlo durante unos minutos, dos veces al día.

Ayer, IPS emitió un comunicado alegando que Cabrera “se encuentra estable y monitoreado constantemente, con diagnostico médico suministrado en su oportunidad a los familiares”.

Virus hospitalario mata a paciente tras cirugía

Otro de los casos denunciados a ABC es el relacionado a un asegurado del IPS que fue internado por problemas en el corazón.

Tras sobrevivir a dos cirugías cardíacas y días de recuperación, el virus hospitalario KPC (Klebsiella Pneumoniae Carbapenemasa) terminó matándolo.

Los familiares denuncian que el sector para cirugías cardiovasculares es mugriento y las basuras patológicas quedan a cargo del guardián del paciente.

Pacientes quedan solos

Los asegurados del IPS también reclaman la falta de empatía de las autoridades de la previsional y de los propios médicos, que no permiten que los familiares del paciente estén junto a sus seres queridos.

Además, reclaman que no todos los enfermos pueden tener un aparato móvil para comunicar su situación a quienes están afuera pendientes de su estado de salud. Mientras, los parientes pasan día y noche a la intemperie, esperando el reporte de sus seres queridos.

Misma penosa situación en el IPS Geriátrico

La doctora Elizabeth Gonzáles Fiorio denunció también a ABC la mala atención que padece su madre, Elida Fiorio, quien se encuentra hospitalizada desde el sábado último en el IPS Geriátrico.

La médica, quien aporta de manera particular al IPS hace 19 años, reclamó la falta de capacitación de los médicos que se hacen cargo de la atención de los ancianos, a quienes calificó de residentes.

Según indicó, antes de que su madre, de 91 años, sea hospitalizada en el citado nosocomio, la derivaron a las clínicas 12 de jJunio y Nanawa. En ambos sitios fueron rechazadas por la falta de camas de internación.

Lea también: IPS sigue burlándose de asegurados

Finalmente, la mujer fue atendida y hospitalizada en el geriátrico de la previsional, simplemente por los reclamos y la profesión de su hija, quien es médica de familia y gerontóloga.

Familiares desalojados en IPS Central

Familiares de pacientes que están hospitalizados en la Unidad de Terapia Intensiva (UTI) del Hospital Central del Instituto de Previsión Social (IPS) denunciaron ayer que serán desalojados del pasillo que ocupan en el nosocomio.

Según explicó a ABC Cinthia Benítez, la arbitraria medida afecta a los familiares de once pacientes internados, que deberán pasar los siguientes días a la intemperie. “Hay familiares que llegan del interior del país y que no tienen donde quedarse”, lamentó.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.