Obispado de San Lorenzo emite comunicado contra Iglesia “mau” ubicada en Capiatá

Desde el Obispado de la ciudad de San Lorenzo se emitió un comunicado en donde informaron que la Iglesia Vetero – Católica “Santa Librada”, ubicada en la ciudad de Capiatá en el KM 20 de Ruta PY02 no está en comunión con la Sede Apostólica, el Papa Francisco, y que no reconocen la validez de los sacramentos que se realiza en el lugar. El aviso fue dirigido a la feligresía católica de la ciudad de Capiatá, como también a los sacerdotes, diáconos, religiosos y religiosas de la comunidad católica en general.

Así luce ahora la Iglesia Santa Librada con el nombre cambiado a Iglesia Vetero - Catolica Santa Librada.
Así luce ahora la Iglesia Santa Librada con el nombre cambiado a Iglesia Vetero - Catolica Santa Librada.Lucia González

El pronunciamiento del Obispado de la ciudad de San Lorenzo se debe a que en la mencionada Iglesia se realizan bautismos, casamientos, e incluso prácticas no aceptadas por la Iglesia Católica Apostólica como si esta comunidad perteneciera a la Iglesia Católica. Además, hay denuncias de que tampoco se entregan los certificados de los sacramentos realizados.

Según manifestaron los vecinos del barrio Santa Librada, lugar donde está asentada la Iglesia, el predio originalmente perteneció a doña Victoria Villasanti, quien cedió el espacio a favor de la comunidad para que en el lugar se realizara un sitio recreativo para los niños del barrio.

Sin embargo, la inacción de la comunidad pronto hizo pensar a los pobladores de la zona, y en el espacio se construyó un tinglado, que hasta ahora se conserva.

Desde ese entonces, cuando se alistó el tinglado, doña Victorina Villasanti donó a su Virgen Santa Librada para que estuviera en el tinglado.

Con el tiempo, el lugar se convirtió en una capilla, en donde de vez en cuando algunos sacerdotes oficiaban misa.

La comunidad creció pronto, y pertenecía, según los pobladores de la zona a la Iglesia católica. En el lugar se festejaba la fiesta patronal de Santa Librada como se realizan en otras capillas católicas, y la comunidad crecía cada año.

Recuerdan los vecinos que hasta se realizaban chocolatadas para los niños del barrio de forma continua, y en el día del Divino Niño siempre llegaban importantes donaciones de las empresas que tienen asiento en los alrededores, como también de los promeseros, que hacían llegar juguetes en cantidades. Todo el creciente trabajo de hormiga de los pobladores se fue apagando poco a poco con la llegada de unos extraños que se hicieron llamar sacerdotes.

Desde hace un poco más de cinco años, al lugar llegó José Amarilla, de origen colombiano, para continuar con los trabajos que realizaba la comunidad religiosa. Pero pronto cambiaron algunas formas en que se profesaba la fe.

Desde su llegada dio un giro a la comunidad. Tanto, que en el barrio las familias se dividieron porque algunos se negaron a continuar con el sistema que imponía el nuevo líder, mientras que los demás lo aceptaban.

Según cuentan los lugareños, el “padre” José da como tarea a los niños hacer en las casas las hostias, reparte rifas de valor G. 10.000 para recaudar fondos para supuestamente costear los gastos de su estadía.

Hasta incluso la comunidad le llegó a construir una vivienda detrás de la Iglesia. Además, el supuesto sacerdote permite que personas el barrio oficien la misa. Incluso, en más de una ocasión dio a conocer que puede tener pareja como cualquier hombre.

Todas estas situaciones mencionadas más arriba, fuera de las disposiciones de la Iglesia católica, fueron denunciadas por los fieles que fueron hasta el lugar a pedir bautismos, y otros tipos de sacramentos que no están reconocidos por la Iglesia católica.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.