Desinterés de autoridades priva a adolescente huérfano de acceder a su identidad

Increíblemente en un país donde el popular Ronaldinho pudo hacerse una cédula paraguaya de manera irregular casi en tiempo récord, un adolescente como muchos otros paraguayos, deben pasar por múltiples barreras para acceder a su derecho básico que es la identidad, en medio de la burocracia del sistema y la desidia de las autoridades.

Desinterés de autoridades priva a adolescente de tener su cédula.
Desinterés de autoridades priva a adolescente de tener su cédula.

Hace más de tres años que un niño (ahora ya adolescente) huérfano de madre y abandonado por el padre y demás familiares, aguarda por obtener por la vía judicial documentos que acrediten su identidad, y que le permitan gozar de sus otros derechos básicos como salud, educación y protección.

Los trámites de la inscripción judicial que iniciaron en 2019 y se vieron frenados por la desidia de autoridades y la burocracia del sistema estatal, según denunciaron ante nuestro diario, integrantes de la Asociación Red de Voluntarios del Paraguay (Redvolpy) que acompañan al adolescente en esta lucha.

Según relató Ruth Lorena Castillo, una de las voluntarias que intervino en el caso, la organización tomó conocimiento del abandono y falta de documentación del niño en marzo de 2019, y que tenía 13 años en ese momento. El mismo se encontraba en situación de calle, reportándose el hecho en la defensoría de la niñez de Lambaré para iniciar el proceso de inscripción judicial y acogimiento temporal.

Detalló que en ese tiempo una familia accedió voluntariamente al cuidado temporal por el lapso de un año, mientras se localizaba algún familiar y culminara el procedimiento de inscripción.

Trámites en medio de muchas trabas

Por su parte, Diana Amarilla también voluntaria que ayudó con las gestiones judiciales, comentó que se solicitó la inscripción por la vía judicial atendiendo su condición de huérfano y porque el padre estaba con paradero desconocido y que ningún familiar se hizo cargo de el, por lo que se convocó a vecinos de la comunidad de Ytororó donde se crió Kevin para que oficiaran de testigos en el juicio.

La profesional mencionó que tras una intensa lucha y de papeleos entre la Defensoría del Menor y el Juzgado, se logró la resolución para la inscripción judicial emitida por la jueza de la Niñez y la Adolescencia de Lambaré, abogada Carolina Noguera en fecha 27 de febrero del 2020, pero en el documento se omitió el lugar de nacimiento del niño.

Con esta omisión, el Registro Civil de las Personas emitió un certificado de nacimiento No 2561670 incompleto, que no reúne las condiciones para la cedulación, por lo que “rebotó” la solicitud de la cédula en Identificaciones, lo que demuestra un total desinterés y desidia hacia la condición vulnerable del adolescente.

Amarilla comentó que todo el procedimiento de llevar los oficios al Registro Civil, Juzgado, Identificaciones y demás seguimientos fue gestionado por voluntarios civiles que se ofrecieron para movilizar y ayudar con la causa, ya que de otra forma no se hubiera movido ningún papel.

Además la falta de un sistema de interconexión entre estas instituciones, dificulta este tipo de trámites de la identidad de las personas que debería ser prioridad.

Manoseo a la identidad del niño

Al respecto, el departamento de Identificaciones de la Policía Nacional se refirió al caso respondiendo al pedido hecho por la Defensa Pública con copia al Ministerio de Niñez alertando sobre la situación de “manoseo” al que es sometida la identidad del niño, ya adolescente.

En la misiva del 10 de setiembre del año 2020 solicitó además aplicar las medidas de corrección necesarias para poder emitir el documento de identidad al menor que a todas luces es re victimizado por las instituciones que deben proteger al mismo.

En la citada nota, la Policía Nacional menciona que no se ha podido emitir la cédula porque la sentencia judicial y certificado de nacimiento que se adjuntan adolecen de vicios formales insalvables para el Departamento de Identificaciones, teniendo en cuenta que ambos documentos no describen el lugar de nacimiento y las autoridades que deberían proteger los derechos del niño insisten en que la Policía Nacional expida una cédula sin hacer figurar el lugar de nacimiento, en abierta violación de todas las normas jurídicas que se mencionan tanto en la Sentencia Judicial y en la Nota remitida por la Defensora Pública del niño.

Ministerio de la Niñez no hizo nada

Atendiendo a que la situación fue comunicada por la Policía Nacional al Ministerio de Niñez y Adolescencia (MNNA), como organismo que debe velar por los derechos de los niños y adolescentes, se le consultó al director jurídico de esta institución Nelson Coronel, quien mencionó que no compete a dicho ministerio tener injerencia en el tema ya que se trata de una cuestión e inscripción en el ámbito jurisdiccional y que ellos “nada pueden hacer al respecto”, ni tampoco recomendar ninguna alternativa sobre el caso planteado.

Según refieren las voluntarias, la Defensora Pública Lorena López por su parte solo puso trabas y excusas a la situación, y luego de una intensa lucha lograron que el Juzgado emita una nueva resolución A.I. 186 el 19 de mayo del 2021 para agregar el dato que “ellos omitieron”, a lo que el dictamen jurídico del Registro Civil nuevamente encontró inconsistencias en el documento y trabó la actualización de los datos, y actualmente no se ha podido avanzar con el caso y la lucha de este adolescente para tener su documento en forma está truncada.

Kevin este año cumplirá 17 años, y así como el caso de este adolescente huérfano, a quien las instituciones del Estado le trucan el derecho a la identidad, hay ciento de otros casos de muchos compatriotas, que a diario tropiezan con la inoperancia de las instituciones públicas, ante la falta de un sistema coordinado de cruzamiento de datos lo que dificulta muchas veces el acceso al derecho básico y fundamental de todo ser humano, que es su identidad.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.