Nada de Fonacide en tres escuelas de Asunción

La Municipalidad de Asunción tiene una deuda pendiente con once instituciones educativas por la falta de ejecución de obras con dinero del Fonacide, seleccionadas en 2019 y que debieron recibir mejoras en 2021. En tres de esas escuelas, directores indicaron que lo máximo que les llegó de la administración del intendente Óscar “Nenecho” Rodríguez (ANR) fue una nota o la realización de un supuesto estudio de suelo; más nada.

En el patio de la escuela Pedro Juan Caballero debía construirse un comedor con una sala de informática en la planta alta, pero sigue intacto el poste de alumbrado, sin ningún ladrillo levantado a su alrededor.
En el patio de la escuela Pedro Juan Caballero debía construirse un comedor con una sala de informática en la planta alta, pero sigue intacto el poste de alumbrado, sin ningún ladrillo levantado a su alrededor.virgilio vera

La Municipalidad de Asunción gastó en el 2018 casi G. 1.000 millones para que la consultora CIA SA elabore proyectos de mejoramiento de once escuelas, pero hasta la fecha ni un solo ladrillo fue levantado. Esto genera desconfianza en la comunidad educativa, ya que las promesas de mejoras con recursos de Fonacide empezaron a aparecer en el 2019.

Los directores de las instituciones educativas afectadas mencionaron que, entre las obras a ser ejecutadas, figuraban tinglados para polideportivos, salas de clase y comedores, teniendo en cuenta que muchas de las beneficiadas desarrollan la Jornada Escolar Extendida (JEE).

Tres escuelas más que no recibieron nada

Un equipo de ABC Color recorrió las instituciones “olvidadas” por la Municipalidad de Asunción, entre las que figuran la Escuela Básica 142 María Felicidad González, la Escuela Básica 1 República Argentina, la Escuela Básica 5 Eduvigis Díaz, la Escuela y Colegio Juan Ramón Dahlquist y la Escuela Básica 207 Blas Garay.

Las otras tres son, la Escuela Básica 11 Pedro Juan Caballero, la Escuela Básica 215 Prof. Emilio Ferreira y la Escuela y Colegio República Bolivariana de Venezuela. En la primera, su director, Gregorio Quiñónez, refirió que en el 2019 llegaron técnicos de una empresa para hacer el estudio de suelo. Después de esto no pasó más nada.

Quiñónez indicó que la promesa era una cocina comedor para 70 a 80 chicos aproximadamente, con una sala de informática en planta alta. “Yo me tranquilicé porque las escuelas con jornada extendida tienen que tener comedor y era lo que nos faltaba”, agregó Quiñónez. No obstante, el proyecto nunca prosperó y los niños siguen comiendo en sus salas de clase.

En la escuela Emilio Ferreira, un tinglado para la cancha formaba parte del plan que debía ser ejecutado con el dinero de Fonacide. “Nunca se hizo. Gente de una empresa llegó para sacar las medidas”, indicó la directora Rocío Amarilla. Más de dos años después, los estudiantes siguen dando clases de educación física bajo el intenso sol.

“Llegó la nota y hasta ahí quedó”

A la escuela y colegio Rca. Bolivariana de Venezuela, ubicada sobre la conocida avenida Ñu Guazu, “llegó la nota y hasta ahí quedó. Las obras, nunca”, dijo la encargada de despacho, María Cristina Caballero. Comentó que cuando asumió la dirección interina, el estado edilicio de la institución era desastroso, por lo que requerían asistencia estatal.

Caballero comentó que en el 2021 el Ministerio de Educación y Ciencias (MEC) respondió, con la reparación de un bloque completo, mediante la colación del techo, reparación de los baños, iluminación y pintura. Todo, tras una denuncia periodística.

La cartera de Estado nuevamente destinó recursos a esta escuela en el 2022, para que se pueda desarrollar Jornada Escolar Extendida (JEE), sin embargo, “del Fonacide, nada”, enfatizó la directora.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.