Bachi niega vínculos con empresa, pero su cuñada aparece “cerrando negocios”

El diputado y aspirante a senador por el cartismo, Basilio “Bachi” Núñez, negó tener vínculos con la empresa Davener SA, cuyo representante legal es el gerente de su astillero, Gonzalo Enjuto. La cuñada del legislador colorado por Presidente Hayes también aparece representando a esa firma en algunas licitaciones con el Estado.

Basilio "Bachi" Núñez con una nariz de payaso
Basilio "Bachi" Núñez con una nariz de payaso

El diputado cartista Basilio “Bachi” Núñez declaró hace unos días a través de diferentes medios periodísticos que Gonzalo Eduardo Enjuto era solo su “amigo” y no tenía participación alguna con la empresa de este, denominada Davener SA.

Fue en un intento por desmarcarse de los contratos por más de G. 6.650 millones, alrededor de US$ 1.000.000, con el Estado, por parte de esa compañía de limpieza y de su pareja sentimental, Nidia Lorena Cabrera Zaracho, mediante el alquiler de propiedades.

Sin embargo, según documentaciones publicadas en el portal web de la Dirección de Contrataciones Públicas (DNCP), Davener SA también tuvo como representante en algunas licitaciones a Esmilce Karina Cabrera Zaracho, que, coincidentemente, es cuñada del legislador y aspirante a senador por el cartismo.

Cuñada de Bachi, multifacética

Karina Cabrera, hermana de Nidia Lorena, es otra de las personas del entorno del diputado colorado que pasó por diferentes trabajos y funciones.

De auxiliar administrativa de la Organización Paraguaya de Cooperación Intermunicipal (Opaci) ingresó en el año 2013 –durante el gobierno del “significativamente corrupto” Horacio Cartes– como funcionaria pública de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) y la Agencia Nacional de Tránsito y Seguridad Vial (ANTSV).

Karina permaneció en la función pública hasta finales de 2018.

Juez y parte

Como empleada pública, Karina Cabrera tuvo a su cargo el 1 de agosto de 2018 la evaluación y recomendación para la contratación de Davener SA por parte de la ANTSV. Ese acuerdo, a pocos días de la salida de Cartes, fue por G. 75 millones.

Para sorpresa, casi un año después y luego de dejar la función pública, Karina Cabrera se presenta el 20 de junio de 2019 como la representante de Davener SA en la convocatoria del Instituto Paraguayo de Cooperativismo (Incoop) para servicios de limpieza.

Los documentos muestran que efectivamente el ente regulador de las cooperativas, entonces presidida por otro exfuncionario de Opaci y leal a Bachi, Hernán Félix Jiménez, otorgó el contrato por más de G. 356 millones a Davener SA. Lo llamativo es que Karina Cabrera, mientras fungía de representante de Davener SA en una licitación, también se presentaba ante el Ministerio del Ambiente y Desarrollo Sostenible (Mades) como secretaria del Astillero Villa Hayes SA, cuyo accionista principal es Bachi Núñez, según un acta de intervención del mismo periodo de tiempo tras una denuncia de contaminación del río Paraguay.

Sol utilizó vehículo para campaña

Otra cuestión coincidente entre Davener SA y el diputado Basilio “Bachi” Núñez es que la hija de este último, Sol Serena Núñez, actual concejal colorada cartista de Villa Hayes, utilizó el año pasado durante su campaña proselitista un vehículo que era de esa empresa de limpieza.

Se trata de un minibús que perteneció a la Gobernación de Presidente Hayes y fue subastado el 23 de mayo de 2019, por G. 18 millones. La actual edil comunal publicó a través de sus redes sociales una foto posando con el automotor con el ploteado de su nombre y lista respectiva.

Bachi, en un intento por salir al paso del escándalo de la cooperativa San Cristóbal y sus curiosas operaciones, entre ellas un préstamo superior a G. 1.020 millones con excesiva morosidad, dijo que, como gran parte de la población, era “sogue” y no tenía contratos con el Estado. Sin embargo, apareció que personas de su entorno que sí tenían acuerdos millonarios con instituciones públicas.

Millones recibidos de cooperativa intervenida

El diputado cartista figura en el informe elaborado por el Incoop como uno de los que accedió a créditos de la intervenida cooperativa sin cumplir con los requisitos.

Sus operaciones tenían dictámenes negativos por parte de los técnicos; sin embargo, fueron aprobados por el Consejo de Administración, presidido entonces por su colega y correligionario Juan Carlos Ozorio, imputado por lavado de dinero, tráfico de drogas y asociación criminal.

Ozorio, supuesto integrante de una red dedicada al narcotráfico, aparece muy ligado a Bachi, atendiendo que tenía archivado en su oficina –de acuerdo al informe– comprobantes originales de Núñez por pagos de otro crédito obtenido en 2016. Los ticket eran por un periodo de casi dos años.

Bachi obtuvo el préstamo de G. 1.000 millones en 2017 y no pagó nada. Lo refinanció el 19 de noviembre de 2020 y tampoco lo honró, dice el documento.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.