Policía “espera” denuncias

[AUDIO] Ante la preocupación de la familia del periodista asesinado Pablo Medina, por las amenazas de muerte que reciben muchos miembros tras el crimen, el viceministro de Seguridad Javier Ibarra dijo que necesitan “denuncias responsables” para actuar.

https://arc-anglerfish-arc2-prod-abccolor.s3.amazonaws.com/public/B4EX7UR2R5CUNKHU7YVKUVL5SA.jpg

El hermano de Pablo Medina, Gaspar Medina, dijo hoy que a pesar de que siguen las amenazas tras la muerte del periodista hacia miembros de su familia, no tienen resguardo policial. Inclusive, dijo que han tenido que dejar de realizar muchas de sus actividades por temor a las advertencias, que llegan constantemente a través de mensajes de texto.

Al respecto, el viceministro de Seguridad, Javier Ibarra, sorprendió diciendo que no pueden hacer nada si por temor las personas no están denunciando. “Vamos a estar en contacto con ellos (la familia Medina), pero yo desconozco (las amenazas de muerte)”, reconoció en entrevista con la 780 AM.

Según Ibarra, en la sede del Ministerio del Interior de Asunción no llegó la información de que la familia de Pablo Medina seguía siendo amenazada por narcos, a poco más de una semana de su muerte. Dijo que “si quieren vivir con temor” pueden seguir sin denunciar. “No puedo obligarle a nadie a hacer lo que no quiera”, dijo el viceministro.

PUBLICIDAD

Aseguró que la Policía Nacional está presente en Canindeyú. “Hay operativos vigentes y enviamos policías en la zona”, dijo Ibarra, contradiciendo lo dicho por Gaspar Medina, quien dijo que ese departamento es “tierra de nadie”. “Yo no voy a hablar de supuestos. La Policía va a seguir haciendo su trabajo”, manifestó.

Pablo Medina Velázquez (53) falleció el jueves 16 de octubre, en horas de la siesta, cuando iba camino a una cobertura en Villa Ygatimí, Curuguaty. A pesar de las amenazas que él mismo recibía desde hace años por parte de narcotraficantes, sorpresivamente se le quitó el resguardo policial con el que contaba. En la ocasión, falleció también la joven Antonia Almada, quien acompañaba al periodista esa mañana.

PUBLICIDAD

Te puede interesar

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD