El “sobrino”

El terremoto político que generó EE.UU. en Paraguay, con las nominaciones de significativamente corruptos a un expresidente –Horacio Cartes– y al actual vicepresidente –Hugo Velázquez– podría tener más réplicas. Se vienen unas buenas marejadas que es difícil saber cuáles costas barrerá.

El 5 de julio de este año, el secretario de Estado Antony Blinken comunicó el nombramiento de Richard Nephew como nuevo coordinador global anticorrupción; 17 días después, EE.UU. nominó a Horacio Cartes como significativamente corrupto y 37 días después lo hicieron con Hugo Velázquez. Nephew nos visita esta semana.

Hasta hace unos meses el funcionario estadounidense estuvo como catedrático en Columbia University de Nueva York; antes que eso, integró durante diez años algunos de los equipos más estratégicos del gobierno de EE.UU., llegó a ser coordinador adjunto principal para la política de sanciones en el Departamento de Estado y director para Irán en el Estado Mayor de Seguridad Nacional.

Nephew escribió un libro en el 2017. “El arte de las sanciones”, que describe cómo “las naciones y organizaciones internacionales utilizan cada vez más las sanciones como medio para lograr sus objetivos de política exterior”. La Universidad Columbia, que publicó su libro, comenta que el material ofrece un marco práctico para planificar y aplicar puniciones, que no solo es una estrategia inicial de sanciones sino además, de cómo calibrar en el camino y cómo decidir cuándo los castigos han alcanzado la máxima eficacia. El libro es una mina de oro para quien quiera dimensionar quién es el visitante que está llegando, y sobre todo para qué.

Si a todo esto le sumamos lo que dijo Antony Blinken al comunicar el nombramiento del nuevo coordinador global anticorrupción, no hay mucho espacio para dudas. “Richard y su equipo fortalecerán la alineación del gobierno de EE.UU. en temas anticorrupción y trabajarán en estrecha colaboración con socios internacionales para promover la política anticorrupción de EE.UU.” (negritas son nuestras). El 3 de octubre último, Blinken subió a su cuenta de Twitter una foto con su nuevo coordinador y señaló que hablaron sobre cómo están avanzando los esfuerzos alrededor del mundo para enfrentar la corrupción. El tuit que tiene fijado en su cuenta Nephew es más revelador, alude a los dichos del presidente Biden y del secretario de Estado Blinken: “La lucha contra la corrupción es una prioridad central de seguridad nacional y política exterior de los Estados Unidos”.

Traducido al español, el nombre de Richard Nephew sería un folclórico “Ricardo Sobrino”, uno de esos sobrinos, parientes fastidiosos, de los que nadie quiere que lo visite. Pero Sobrino está llegando…

mabel@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.