Drama del microtráfico

Esta semana un nuevo foco de microtráfico fue desmantelado en el barrio San Ramón de Hernandarias, con la detención de dos sospechosos y la incautación de 188 dosis de crack. Es solo uno de los tantos de Alto Paraná, que propician la adicción y el aumento del índice de delincuencia.

El microtráfico es un drama de la sociedad que afecta principalmente a sectores vulnerables, con jóvenes atrapados en la adicción que, en ciertas ocasiones, incursionan en actividades ilícitas para obtener recursos para la compra de las drogas.

Los puntos de distribución a menudeo de las drogas son conocidos por los vecinos, quienes son las primeras víctimas del microtráfico: ya sea por sus familiares que viven el calvario de la drogadicción o por ser desposeídos de sus bienes por las personas en situación de adicción.

En agosto pasado, en el barrio Fátima de Ciudad del Este, un adolescente de 17 años fue asaltado y atacado brutalmente con cuchillo por un vecino con problema de adicción. Los moradores culparon al microtráfico por el aumento de la violencia.

Estos focos de microtráfico acostumbran igualmente reducir todo tipo de objeto robado por los jóvenes adictos, que sirve como moneda de cambio para las drogas. ¿Por qué todo el mundo sabe dónde se vende droga y la Policía no? reza una frase popular y que describe la falencia del Estado en la prevención, combate y represión del tráfico de sustancias estupefacientes.

Los operativos contra los focos de microtráfico son esporádicos y son insuficientes para, al menos, reducir el impacto y propagación del consumo de las drogas.

Tanto la Secretaría Nacional Antidrogas como la Policía Antinarcóticos, dos organismos de lucha operativa contra las drogas, deberían reevaluar la estrategia de combate al tráfico e identificar las debilidades. Aunque la clave será construir una imagen que genere confianza principalmente para recibir las denuncias de los vecinos.

Paralelamente, se debe combatir la producción y distribución en gran escala de la droga, pues es el origen del microtráfico. En esta tarea también están involucradas instituciones públicas como la Senabico, Seprelad, entre otras, que si bien han dado muestra de eficiencia con el comiso de bienes mal habidos y condena de narcos, el tráfico y su violencia siguen siendo un drama de la sociedad.

fredy.flores@abc.com.py

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.