Caso Mercat: cae médica en Itauguá antes de tomar su guardia

La Dra. Celia Romina Alfonso Vera fue detenida hoy en el Hospital Nacional de Itauguá cuando se disponía a tomar su guardia. Es investigada como una de las dos médicas que falseó dictámenes para Walter Galindo, detenido en el “Caso Mercat”, para que él obtenga medidas alternativas a la prisión en 2021. Horas después, su hermana Ana Stael Alfonso Decoud también se presentó.

Celia Romina Alfonso Vera
Celia Romina Alfonso Veragentileza

Por el Caso Mercat se investiga a Walter José Galindo Domínguez (32 años) como supuesto líder de una red narco que operaba en el departamento Central. Él logró salir airoso de una causa penal abierta en 2021, mediante la colaboración de abogados, un policía y profesionales médicas, entre ellas la Dra. Celia Romina Alfonso Vera (30 años).

En ese contexto, los agentes del Departamento Antinarcóticos de la Policía Nacional montaron vigilancia en centros de salud privados y en el Hospital Nacional de Itauguá, donde precisamente hoy a las 11:00 fue detenida la doctora Celia Alfonso, especialista en ginecoobstetricia, cuando pretendía tomar su guardia.

La misma no se presentaba hacía varios días para prestar servicios, al menos en el Hospital Nacional de Itauguá, de acuerdo con lo que informaron fuentes cercanas al operativo realizado en el nosocomio a cargo de la fiscala Lorena Ledesma.

En tanto, la médica forense del Poder Judicial, Ana Stael Alfonso Decoud, también se presentó tras el arresto de su hermana Cecilia Alfonso.

En esta misma causa aún se encuentran con paradero desconocido los abogados Crispín Gilberto Rojas García y Rossana María de Luján Palazuelos Oscariz, y además ya fueron declarados en rebeldía.

Supuesta implicancia de la médica

En el marco de la causa que actualmente está a cargo de los fiscales Lourdes Bobadilla y Andrés Arriola, se investiga a Ana Stael y a Celia Alfonso, las médicas que, a cambio de millonarias sumas de dinero, supuestamente habrían elaborado certificados médicos de contenido falso en favor de Walter Galindo, a modo de dilatar el proceso y que logre medidas alternativas a la prisión preventiva.

En cuanto a los abogados Gilberto Rojas y Rossana Palazzuelos, según datos recogidos por el Ministerio Público, los mismos habrían pagado sumas de dinero a funcionarios del Poder Judicial para acelerar los trámites y lograr la libertad de Galindo.

De acuerdo con datos colectados, Celia Alfonso habría recibido una suma de dinero a cambio de emitir un certificado médico en fecha 4 de abril del 2021, en el que habría dejado constancia sobre los supuestos problemas de salud de Walter Galindo, cuyo membrete pertenecía al Hospital Nacional de Itauguá.

Sin embargo, Galindo jamás acudió al centro asistencial y tampoco la citada profesional podía expedir dicho certificado teniendo en cuenta que la misma pertenecía a la especialidad de ginecoobstetricia.

Actuación de otra médica

La Dra. Ana Stael, en su carácter de médico forense del Poder Judicial, también se presume que habría recibido dinero para elaborar dos informes; uno el 27 de mayo de 2021, en el que constaba que se constituyó en el Departamento de Judiciales para evaluar a Galindo.

En su informe señaló que la reclusión no era apta para el paciente, por su comorbilidad. Ese documento fue presentado ante el Juzgado Penal de Garantías N° 2 de Lambaré, a través del cual Galindo obtuvo medidas sustitutivas en el marco de la causa 1062/21.

Luego, habría elaborado otro informe exponiendo las supuestas afecciones de Galindo, el 24 de junio del 2021, constituyéndose en su domicilio para examinarlo.

Del pago a las médicas y al agente de policía se habrían encargado los profesionales abogados, por la elaboración de los certificados médicos de las fechas citadas y utilizados en las audiencias de revisión de medidas.

Enlance copiado

Lo
más leído
del día

01
02
03
04
05

Comentarios

Las opiniones y puntos de vista expresados en los comentarios son responsabilidad exclusiva de quienes los emiten y no deberán atribuirse a ABC, ya que no son de autoría ni responsabilidad de ABC ni de su Dirección ni de Editorial Azeta S.A.